SEGUNDA UNIDAD EN TODO EL MUNDO

Unos trabajadores encuentran la moneda más extraña de todo el Imperio romano

Unos obreros que se encontraban realizando obras de reparación en la carretera A-14 de Reino Unido hallaron una moneda de Leliano, un emperador que solo gobernó dos meses

Foto: La extraña moneda de Leliano, una reliquia muy difícil de encontrar. (CC)
La extraña moneda de Leliano, una reliquia muy difícil de encontrar. (CC)

Una aguja en un pajar: eso es lo que unos obreros de Reino Unido se han encontrado cuando estaban realizando obras de reparación en una carretera, un descubrimiento no solo único, sino que los expertos denominan como "extremadamente extraño". Y es que, cuando han levantado el asfalto para reacondicionar el tramo vial, entre varios elementos de incalculable valor se han dado de bruces con una moneda romana realmente excepcional.

En plena obra de la A-14, de repente un pequeño trozo de metal comenzó a brillar bajo el sol. Pronto, los trabajadores se acercaron hasta él, para tratar de descubrir de qué se trataba: cuando pudieron cogerlo, vieron que era una antigua moneda. Cuando las autoridades llegaron hasta la zona, pronto entendieron que lo que tenían entre manos era una verdadera joya: una pieza de la que solo se han encontrado dos unidades en todo el mundo por su rareza.

Se trataba, ni más ni menos, que de una moneda romana, datada en el siglo III. Pero la gran curiosidad es que no se trata ni de un gran emperador ni de uno de esos hombres que pasaron a la historia por su liderazgo en el Imperio romano sino, simplemente, de un personaje que estuvo de paso: Ulpius Cornelius Laelianus. O, lo que es lo mismo, de Leliano, un emperador que gobernó durante poco menos de dos meses en el año 269 antes de ser asesinado.

Poco se sabe de Leliano, solo que fue un oficial veterano que regía Baja Germania hasta que se rebeló ante el emperador Póstumo. Murió poco antes de cumplir dos meses en el cargo, sin saber si fue a manos de sus propios soldados o por los fieles seguidores de Póstumo. Pero en ese corto periodo de gobierno tuvo tiempo para mandar acuñar sus propias monedas, de la que ahora se ha conseguido recuperar la segunda unidad en todo el mundo.

Se trata de un áureo en el que aparece grabado su nombre, acompañado de su cara con una corona de laurel en la cabeza. Es la segunda moneda de Leliano que se encuentra y, curiosamente, ambas en Reino Unido: "El hecho de que una haya llegado a las costas británicas demuestra una eficiencia notable y hay muchas posibilidades de que Leliano ya hubiera sido asesinado cuando esta moneda llegó a Cambridge", indica Julian Bowsher, del Museo de Arqueología de Londres, a la BBC.

Un mamut y cerveza

Los expertos consideran que es un descubrimiento "increíblemente extraño", al entender que no hubo un gran número de moneda acuñadas de Leliano, pues aunque dos meses de gobierno fueron suficientes para mandar diseñar sus propias unidades monetarias, no se trata de un periodo tan grande como para crear un volumen elevado. Es más, los siguientes emperadores incluso podrían haber mandado fundirlas para volverlas a crear con su propia efigie.

Las obras de la carretera A-14, que une Cambridge y Huntingdon, han sacado a la luz increíbles descubrimientos: en solo 33 kilómetros de reparaciones se han hallado la moneda de Leliano, otra moneda francesa del año 57 antes de Cristo, restos de un mamut lanudo de la Edad del Hielo, evidencias de la elaboración de cerveza durante el siglo V y construcciones similares a Stonehenge, pero de menor tamaño. Un increíble yacimiento donde se ha encontrado una moneda de incalculable valor.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios