entregadas a aragón

Siete mitos catalanistas sobre las obras de Sijena desmontados en un hilo de Twitter

La Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés ha explicado en un hilo de tuits algunos de los errores de comunicación en torno a la 'operación Sijena'

Foto: Los bienes de Sijena en el Museo Diocesano de Lleida. (EFE)
Los bienes de Sijena en el Museo Diocesano de Lleida. (EFE)

Lleva en los juzgados desde el año 2012, pero la polémica sobre las obras de arte sacro de Sijena no ha estallado del todo hasta la campaña electoral catalana del 21-D. La controversia ha llegado, en concreto, por las 44 piezas que pertenecían al Monasterio de Sijena y que en el año 1983 las hermanas sanjuanistas de la Orden de Malta, propietarias del cenobio, vendieron a Cataluña. Que se enajenaron es un hecho, ya que existe un documento que acredita la adquisición por parte del Departamento de Cultura catalán. Que se pagaran no está confirmado. Y que el procedimiento se hizo sin los permisos necesarios es una de las principales quejas.

Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA), una institución declarada de utilidad pública que nació hace dos décadas y cuyo objetivo es, entre otros, defender el "legado cultural de Aragón", ha explicado en un hilo de Twitter algunos de los mitos que han sido utilizados por el independentismo catalán, cuya retórica sobre la 'operación Sijena' se centra en denunciar la intención de "expoliar Cataluña con total impunidad", como criticó el 'expresident' Carles Puigdemont desde Bruselas. Precisamente esta organización arranca pidiendo "racionalidad" en el discurso y denunciando el "uso político" que se ha hecho del caso de las obras, que ya han sido devueltas al Monasterio de Santa María de Sijena, en Huesca. Todas salvo una, que Cataluña dice haber extraviado.

Estos son siete de los mitos sobre el 'botín de Sijena' que se desmoronan a golpe de tuit, según la versión de APUDEPA.

1. Solo se devuelven las obras de Lleida

Para explicar todo el contexto, APUDEPA ha recopilado lo que considera los principales errores de comunicación de la compra de las obras, de la orden judicial que obliga a los catalanes a devolverlas a Aragón y de las críticas por parte de los soberanistas. ¿El primero? El que tiene que ver con la devolución de las obras de Sijena que estaban en el Museo de Lleida y no las otras piezas que están en otros puntos. "No. Se devuelven las obras que fueron vendidas ilegalmente. En Lleida quedan muchas otras, y en Barcelona también".

No solo en Barcelona, sino que son más las obras procedentes del Monasterio de Sijena que están expuestas en diferentes lugares de España. En el Museo del Prado, en concreto, se encuentra la Natividad, un óleo sobre tabla del siglo XVI extraído del retablo mayor del Panteón Real del monasterio oscense.

Es importante recordar que el Monasterio de Sijena fue declarado Monumento Nacional en 1923, momento desde el cual se convierte en un conjunto unitario, indivisible y legalmente protegido. Fue después de este periodo cuando en nombre de la Orden de Malta se vendieron a Cataluña las obras de Sijena, de modo que toda venta y dispersión de las obras que conforman el conjunto que se llevara a cabo después de esa fecha debe ser considerada fuera de la legalidad. Entre otras obras, el retablo de la Virgen del Comendador o la tabla de Jesús ante los Doctores, que se encuentran en el Museo Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), sí fueron vendidas de forma legal, ya que la transacción se realizó antes de 1923. "Por lo que ni se reclaman ni se devuelven (...). Solo se devuelven las obras vendidas después de la declaración de Monumento Nacional en 1923". Desde APUDEPA insisten, además, que no es que desde Aragón no se pida la devolución de la totalidad de las obras de Sijena, sino que la situación legal de cada una de las obras es diferente.

2. Sentencia no firme

Otro error al que apela esta institución es el de señalar que dado que la sentencia no es firme no tiene por qué desarrollarse ahora. "La sentencia no es firme", repite el organismo, "pero los autos de ejecución provisional, sí. Por eso sí debe ser ejecutada la sentencia provisionalmente". Esto significa que si el Tribunal Supremo acabara dando la razón a la Generalitat, las obras, que ya han sido transferidas a Aragón, deberían regresar al Museo de Lleida. "Habrían estado en Sijena como están temporalmente en cualquier exposición. El Derecho funciona así y no es una cosa nueva ni extraordinaria".

3. Artículo 155

La institución continúa 'desmitificando' las diversas historias que se han contado en torno a la 'operación Sijena' recordando que la aplicación del artículo 155 tiene poco que ver con la devolución de las obras, ya que los autos de devolución están firmados en los años 2015 y 2016. "Lo que pasa es que inexplicablemente han sido incumplidos por la Generalitat. Hace mucho tiempo que el Gobierno de Aragón y Sijena piden que se mandara a la Policía. Debe ser tenido en cuenta que esto se ha vivido en Sijena y Los Monegros como una auténtica humillación".

Sin embargo, APUDEPA sostiene que no solo la parte catalana incumplió, ya que el Gobierno español no llevó a cabo la "entrega voluntaria". "El juez pidió al ministro (de Educación, Íñigo Méndez de Vigo) que se entregara antes de hoy (por este lunes, 11 de diciembre) y si no se hacía autorizaba a la Policía, que es lo que finalmente ha pasado ante el incumplimiento".

4. Compra-venta de las obras

El pasado 30 de noviembre, la Asamblea de Trabajadores por la Defensa de las Instituciones (ADIC) de Cataluña publicó los documentos en los que se firmó la compra de los bienes de Sijena para responder, explicaron, a "las injurias que califican de 'expolio' la salvaguarda de las obras de Sijena". Si bien es cierto que existe ese documento público (puedes consultarlo aquí), nada dice que la compra y venta de las obras de arte sacro del monasterio aragonés fueran legales.

Por un lado, la persona que firmó la venta —la entonces priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín— "no tenía los títulos habilitantes para ello" y, recuerda la institución, "nadie puede vender lo que no es suyo. Y si lo hace, es nulo". Por otro lado, según la misma institución, la Generalitat catalana basó esta adquisición en un documento privado "que no cumplía las mínimas formalidades". "Las evidencias muestran (...) que los bienes no eran de la priora de Valldoreix sino de la Comunidad de Sijena". "Y para nosotros (un aspecto) mucho más importante, porque afecta a la gestión del patrimonio: la venta se realizó sin el permiso del responsable cultural conforme a las leyes de Patrimonio: el Ministerio de Cultura y el Gobierno de Aragón".

Eso sí, APUDEPA insiste en que en caso de que se hubiera solicitado autorización para hacer esta transacción "no se hubiera podido conceder", precisamente porque el Monasterio de Sijena fue declarado Monumento Nacional "y las leyes de Patrimonio protegen su unidad". "Por eso la sentencia es una gran noticia: protege la indivisibilidad de los BIC" (Bienes de Interés Cultural). Es una gran noticia que hoy afecta a Sijena. Pero es una buena noticia en general: los BIC de toda España están hoy más protegidos que ayer".

5. ¿Y el dinero?

Las obras fueron adquiridas, en teoría, por una cantidad de 10 millones de pesetas en 1983 —las 44 que acaban de ser devueltas— y el resto, en 1993, por un total de 25 millones de pesetas. La Tesorería del Departamento de Vicepresidencia y de Economía y Hacienda emitió un documento, con fecha 25 de enero de 2017, en el que se certifica que "de acuerdo con los registros contables, la Subdirección General de Tesorería ordenó el pago de los documentos siguientes": por un lado, hace referencia a una transferencia de esos primeros 10 millones de pesetas con fecha 5 de mayo de 1983 en concepto de "gastos obras monjas" a nombre de la priora Pilar Sanjoaquín, y, por otro, una orden de pago de 25 millones de pesetas con fecha 10 de julio de 1993 en concepto de "adquisición obras monjas".

Documento de pago de las obras de Sijena.
Documento de pago de las obras de Sijena.

No obstante, no existe más constancia de que finalmente el desembolso se llevase a efecto. La institución en defensa del patrimonio aragonés sostiene que en cuanto a este precio, la Generalitat aseguró en juicio que sí se pagó "pero no aportó los recibos". "Otras partes lo negaron. Entendemos que la Generalitat tiene el derecho, y lo ejercerá, de reclamar el precio por las vías legales".

6. El Constitucional y el derecho de retracto

Desde APUDEPA subrayan que otro de los errores informativos que se han difundido recientemente sobre la adquisición de las obras procede de la malinterpretación que se hizo de una sentencia del Tribunal Constitucional en 2012 a propósito de la venta de las obras: se dijo que el Constitucional daba la razón a Cataluña y defendía la legalidad del proceso de compra-venta de los artículos artísticos aunque, en realidad, el tribunal lo que dijo fue que "la verificación de dichos requisitos corresponde en exclusiva a los tribunales ordinarios".

En lo que el Constitucional dio la razón a Cataluña no fue con respecto a la venta, sino con respecto al derecho de retracto: "Aragón no podía ejercer el derecho de retracto (¡porque Aragón pretendía pagar las obras!) y por eso el Gobierno de Aragón no lo hizo".

7. No es un conflicto político

Por último, la institución finaliza insistiendo en que el conflicto derivado de las obras del monasterio de Sijena no es político. "'Esto es un conflicto político'. 'España nos roba'. 'Los catalanes se lo llevan todo'. 'Catalunya siempre hace igual'. No. Es un conflicto cultural y patrimonial", concluye.

Lo cierto es que en Lleida apenas se ha hablado hasta ahora del conflicto de Sijena. Los bienes se consideran una parte del patrimonio local pero nunca han generado debate de barra de bar. En realidad, muchos vecinos ni siquiera tienen opinión, en especial los más jóvenes. Saben que las piezas existen y prefieren que se queden en el museo, pero si se van a Huesca no les quitará el sueño.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios