Es noticia
Menú
El cara a cara cultural entre Rivera e Iglesias
  1. Cultura
enfretamos sus programas electorales

El cara a cara cultural entre Rivera e Iglesias

Están de acuerdo en la necesidad de un pacto por la cultura, bajar el IVA o crear el Estatuto del Artista pero Ciudadanos y Podemos divergen en cómo reformar la Propiedad Intelectual o el Mecenazgo

Foto: Albert Rivera y Pablo Iglesias en el debate de la Universidad Carlos III. (EFE/Emilio Naranjo)
Albert Rivera y Pablo Iglesias en el debate de la Universidad Carlos III. (EFE/Emilio Naranjo)

Ciudadanos y Podemos coinciden más de lo esperado en sus recetas para mejorar la política cultural española. Ambos partidos comparten grandes líneas como la bajada del IVA cultural, forjar un Pacto por la Cultura, la creación de un Estatuto del Artista, la necesidad de reformar el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, o reformar las leyes de Mecenazgo y Propiedad Intelectual. Es el desarrollo de las propuestas electorales donde Albert Rivera y Pablo Iglesias divergen: son más generales las de Ciudadanos y más exhaustivas las de Podemos. Eso sí, ninguna incluye un anexo económico con las partidas económicas que financiarán muchas de sus propuestas.

La formación morada apuesta por la creación de un Ministerio de Cultura y Comunicación que contaría en su estructura con una Asamblea de Profesionales de la Cultura (formada por representantes de todos los sectores culturales) y un Observatorio Ciudadano de la Cultura con el fin de "neutralizar las injerencias políticas y evitar el uso partidista de la gestión de los asuntos culturales", aseguran en su programa, así como una nueva Dirección General de la Cultura Digital. El partido de Rivera no especifica en su programa en qué ministerio englobará la política cultural pero sí habla de un "Ministerio de Cultura". Estas son las principales líneas de sus programas electorales:

IVA cultural

Ciudadanos: Propone un 7% de IVA para, entre otros, los productos culturales, dentro de su propuesta a favor de tener dos impuestos sobre el valor añadido (el reducido al 7% y el general al 18%). La medida implicaría que los libros, actualmente gravados al 4%, se encarecerían, mientras que bajaría el IVA aplicado al cine, las artes escénicas o los conciertos, ahora al 21%. Según sus cuentas, esta reducción se sufragaría con la eliminación del Senado y la reestructuración de las ayudas al ICAA, un matiz que introdujeron este fin de semana tras hacer saltar todas las alarmas al anunciar que querían eliminar los 60 millones de subvenciones al cine.

Podemos. "Reduciremos el tiplo aplicable a productos de gran interés social como los culturales y escolares, lo que significa que volveremos a la situación previa antes de la reforma del Partido Popular", aseguran en su programa electoral. Íñigo Errejón dijo la semana pasada que la bajada del IVA cultural lo dejaría en el 10%, es decir, el tipo reducido.

placeholder Rivera e Iglesias. (EFE)
Rivera e Iglesias. (EFE)

Cultura para todos

Ciudadanos: La formación de Rivera defiende obligar a RTVE a establecer una cuota de información relacionada con las artes escénicas y los libros. También propone la transformación del Instituto Cervantes para que sea un órgano independiente "al margen de cualquier vaivén político" y participado por los ministerios de Exteriores, Economía, Educación y Cultura. "Todos los países de habla hispana contarán con un centro cultural española dependiente directamente del Cervantes", señalan, y defienden un cambio en la gestión interna y externa con la revisión de los precios de las matrículas y las bases de contratación de personal fomentando la contratación en destino, y potenciando el patrocinio.

Podemos: Su programa recoge la creación de PLACA (Plataforma Pública de Cultura Abierta), una plataforma digital que pondría a disposición de los ciudadanos, gratis y a través de una plataforma de 'streaming', contenido cultural libre de derechos y/o financiado con dinero público "por un tiempo, medio o formato determinado y pasado el plazo suficiente desde la primera divulgación para asegurar su amortización y explotación" así como fondos artísticos de los museos públicos.

Asimismo, defienden un Plan Operativo de Acceso y Disfrute de la Cultura que, básicamente, pretende garantizar el derecho de los ciudadanos a participar en la vida cultural a través de dotar de más fondos a las bibliotecas, el aumento de los contenidos culturales en RTVE y la introducción de materias relacionadas con la cultura y el arte en el currículo educativo. Otra de sus propuestas es la Escuela de Espectadores, "un sistema de mediación cultural y formación del público en cualquier tipo de manifestación artística y cultural". Es decir, un proyecto público participado por instituciones, asociaciones profesionales y ciudadanas para crear departamentos educativos en salas de cine, teatro o música, centros culturales, fundaciones o cualquier entidad cultural.

Podemos quiere crear una Casilla cultural en la renta y dedicar el 18% de los impuestos de las transmisiones culturales a mecenazgo

Ley de Mecenazgo

Ciudadanos: La formación naranja dedica un pequeño párrafo a su reforma de la ley de mecenazgo, uno de sus principales objetivos electorales y una "prioridad" en la próxima legislatura, garantizan. Su ley la explican con dos ejes: "la ley de mecenazgo no puede, de ninguna manera, sustituir la política de ayuda y promoción de las artes escénicas y las industrias culturales" y el objetivo es "implicar a la empresa privada en proyectos culturales de diversa índole, desde los más ambiciosos, como grandes exposiciones y producciones teatrales, hasta los más modestos y desarrollados por compañías independientes y jóvenes creadores".

Podemos: Más extensos en su desarrollo, el partido de Iglesias propone crear una nueva ley que renueve la colaboración público-privada y que irá de la mano de la creación de un Fondo Social de la Cultura. Dicho fondo, cuyo fin sería financiar, mediar y promocionar proyectos culturales, estaría financiado por el 18% de los impuestos derivados de las transmisiones culturales entre particulares o sociedades; el dinero recaudado a través de una Casilla Cultural en la declaración de la renta; la aplicación del 1,5% de la Ley de Patrimonio Histórico (que estaría gestionado sólo por Cultura, hasta ahora se hace junto a Fomento) así como aportaciones privadas con sus consecuentes desgravaciones y de las administraciones públicas. Este fondo también se encargaría de rehabilitar, reformar o recuperar edificios y espacios "inadecuados, infrautilizados o en desuso" para llevar a cabo actividades culturales.

Ley de Propiedad Intelectual

Ciudadanos: Defienden modificar el contrato de edición, incrementar los recursos de la comisión de PI, ampliar el concepto de copia privada y establecer una compensación adecuada en consonancia con la UE y no procedente de los Presupuestos Generales del Estado, así como crear juzgados especializados en nuevas tecnologías con "medios y procedimientos legales urgentes".

Sobre las entidades de gestión de los derechos de autor, aseguran que se deben apoyar y velar por su buen funcionamiento para garantizar su transparencia.

Ciudadanos propone crear unos juzgados especializados en nuevas tecnologías dentro de la LPI

Podemos: Propone crear una nueva ley que rompa con la actual y devuelva al poder judicial en exclusiva la competencia para cerrar páginas webs que infrinjan la LPI (actualmente en manos de una comisión dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Asimismo, inciden en la necesidad de ampliar el concepto de cita, recoger usos legales y gratuitos de obras derivadas de obras protegidas cuando no haya ánimo de lucro, y ampliar el concepto de copia privada sin perjuicio de compensación de derechos -dejan en suspenso de dónde tiene que salir la compensación hasta que dicte sentencia el Supremo-, eliminar la tasa Google, la difusión de obras a través de la plataforma PLACA o priorizar el software libre.

Respecto a las entidades de gestión, hablan de dinamizar su ámbito de actuación, relajar los requisitos legales para su creación y fomentar su control externo, especialmente en cuanto a las tarifas. También defienden la necesidad de crear opciones de gestión que no incluyan la cesión de derechos de explotación, considerar obras con derechos de gestión colectivas aquellas que se quieran registrar mediante licencia abierta o libre, que la entidad que recaude una obra cuyo titular no es su socio (el llamado Pendiente de Identificación) utilice ese dinero en localizarlo y remunerarle, y que el régimen sancionador incluya a las entidades y sus administradores.

Cine

placeholder Rodaje de 'El hombre de las mil caras', de Alberto Rodríguez. (EFE)
Rodaje de 'El hombre de las mil caras', de Alberto Rodríguez. (EFE)

Ciudadanos: Propone incentivos y desgravaciones fiscales para la producción cinematográfica sin especificar las cuantías así como apostar por el cine de autor. También recogen la creación de un Plan especial para animación y efectos visuales con exenciones fiscales y desgravaciones para atraer rodajes a España. La medida más novedosa es un plan de asistencia al cine desde los colegios y en horario escolar y crear tarifas de cine para niños y jóvenes, abonos mensuales o anuales y tarifas planas para fomentar la asistencia a las salas. Asimismo, quieren reestructurar las subvenciones al cine.

Podemos: Apuestan por un modelo muy similar al francés con un nuevo ICAA con un mayor presupuesto y redefiniendo las funciones de la Filmoteca Nacional. Además, dentro del Fondo Social de la Cultural, la sección audiovisual no se nutrirá sólo de los PGE sino de nuevas fórmulas vinculadas a la actividad del sector dedicando un porcentaje o tasa de las entradas, los productos doblados o el número de copias en distribución que revierta en las ayudas al sector. Por último, también destaca una reforma de la obligación de las televisiones a invertir en cine para que "sirva realmente para apoyar a la producción independiente" y se potencie el papel de productora de las cadenas públicas así como dedicar un porcentaje de sus ingresos a la adquisición de títulos europeos y latinoamericanos.

Libros

placeholder El fomento de la lectura es una de las principales líneas de ambos programas electorales. (EFE)
El fomento de la lectura es una de las principales líneas de ambos programas electorales. (EFE)

Ciudadanos: Rivera quiere fomentar la lectura a través de un "ambicioso" plan de fomento de la lectura y el libro en la educación obligatoria, que a su vez sirva para luchar contra la piratería, así como crear una oficina de promoción de autores españoles en el extranjero interdependiente del ICEX. Respecto a las bibliotecas, aboga por reactivar las bibliotecas públicas con mayores partidas para compra de fondos e impulsar una biblioteca pública digital, así como la creación de una oficina de promoción del libro español en el extranjero e impulsar la equiparación del IVA del libro físico y el ebook.

Podemos: Su estrategia pasa por recuperar la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas (que ha desaparecido esta legislatura) y crear un Plan Operativo para una Ciudadanía Lectora, que apueste por empezar en la escuela con más formación del profesorado y mediadores. También incluye un plan piloto de bibliotecas de doble uso (público y escolar), la recuperación de la hora de lectura semanal en el currículo escolar, la reconversión del Observatorio del Libro y la Lectura en un Centro Nacional del Libro, la compra de fondos para las bibliotecas en librerías, quienes además gozarían de un plan con una línea presupuestaria de incentivos económicos para su modernización e informatización, defienden el precio fijo en todos los sectores del libros y la implementación del cheque escolar.

Artes escénicas

placeholder 'Los hermanos Karamázov' en el Teatro Valle-Inclán. (Sergio Parra)
'Los hermanos Karamázov' en el Teatro Valle-Inclán. (Sergio Parra)

Ciudadanos: Propone reformar el INAEM con subsedes permanentes en distintas ciudades españoles que favorezcan las giras y fórmulas de coproducción con empresas privadas. Erigen el Centro Dramático Nacional como "piedra angular de acuerdo con todos los teatros públicos del territorio nacional, y colaborar con los grandes teatros públicos europeos y latinoamericanos". Asimismo, quieren hacer llegar el teatro a toda la población grabando las representaciones teatrales para reproducirlas online especialmente en las zonas donde el teatro de calidad "tiene más difícil acceso" y, en el mismo sentido, establecer cuotas para RTVE de información sobre artes escéncicas.

Para la danza pretenden crear un gran teatro de la danza que sea un vivero de bailarines y un centro de alto rendimiento donde podrían estrenar sus producciones la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional (una de sus reclamaciones históricas es una sede propia), así como otorgar a ambos más autonomía para gestionar sus recursos.

Podemos: Quieren hacer una ley de artes escénicas y reformar el INAEM, articulándolo a través de un Código de Buenas Prácticas que impida "un uso personalista de los centros por parte de los directores y la duplicidad de remuneraciones o regular la compatibilización entre las tareas de gestión y el ejercicio artístico", y que sus directores sean elegidos en función de proyectos para fomentar la rotación. El Centro Dramático Nacional sería el que más modificaciones sufriría con el partido de Iglesias: quieren que el Teatro María Guerrero sea su única sede mientras que el Valle-Inclán acogería el CICECON (Centro de Investigación y Creación Escénica Contemporánea), un centro de investigación escénica o incubadora de proyectos relacionados con textos de autores españoles vivos, creadores emergentes y creaciones multidisciplinares y que no dependería del CDN sino del INAEM.

​Para la danza, plantean la creación de la Casa de la Danza, dependiente del INAEM, con una sala de exhibición polivalente y varias salas de ensayo, para compañías en residencia y mostrar "algunos espectáculos" de la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional.

Música

placeholder Imagen del Primavera Sound. (EFE)
Imagen del Primavera Sound. (EFE)

Ciudadanos: La formación naranja quiere que las salas de música en vivo se consideren "espacios de cultura y no sólo espacios recreativos" y quiere unificar la legislación de licencias. Asimismo, incluye en su programa la renovación de las orquestas nacionales y los centros musicales dependientes de lNAEM y que los conservatorios se adapten a la normativa europea y dependan de la universidad así como la homologación de las titulaciones de las escuelas de música. Otras de sus medidas pasa por apostar por la vanguardia para que España sea "un centro de referencia de música de vanguardia y en la difusión de la obra de jóvenes creadores mediante la promoción desde el Ministerio de Cultura en un festival internacional de música contemporánea".

Podemos: Crear una Ley de la Música, revisar el currículo educativo, y, especialmente, crear un Programa de Choque para la Música en Directo, para estimular la actividad de las salas de conciertos con un nuevo marco legal que entienda la música como "bien cultural y patrimonio vivo y no como problema de orden público", homogeneizar las regulaciones autonómicas en cuanto a multas y acceso a menores y crear un circuito estatal de Casas de Música en espacios en desuso o infrautilizados. A través de un Programa de Diversidad Musical, exigirían a RTVE crear programas de música atractivos en horarios no marginales y dedicar cuotas por encima del 40% de programación con música producida en España y en las lenguas co-oficiales.

Museos

placeholder Exposición de Ingres en el Museo del Prado. (EFE)
Exposición de Ingres en el Museo del Prado. (EFE)

Ciudadanos: Quieren fomentar el intercambio de patrimonio cultural en el extranjero que suponga un retorno no sólo económico sino también "solidaridad cultural entre países" y para ello revisarán la tasa de autorización de exportaciones. También quieren que las obras de arte viajen hasta las zonas más deprimidas culturalmente, con especial atención a las islas.

Podemos: Propone formas jurídicas específicas para cada museo y centro de arte (como ya ocurre con el Prado o el Reina Sofía) para garantizar su independencia y se limiten las externalizaciones; la cesión de espacios públicos en desuso a proyectos, colectivos, cooperativas y asociaciones culturales ligadas a las artes visuales que tendrían un mantenimiento autónomo por parte de los usuarios, y crear un programa de incentivo al coleccionismo individual en el primer mercado, promovido por los incentivos de la Ley de Mecenazgo, que dinamice el mercado del arte español.

Patrimonio

Ciudadanos: Quieren impulsar una nueva Ley de Patrimonio Histórico que incluiría los bienes materiales e inmateriales, renovar Patrimonio Nacional haciéndolo independiente de la Presidencia del Gobierno y en colaboración directa con el Ministerio de Cultura, así como fomentar la colaboración de las empresas en la restauración de bienes culturales primando la oferta técnica sobre la económica.

Podemos: Propone también una nueva Ley de Patrimonio Histórico que simplificaría las categorías de bienes y las figuras de protección para agilizar los trámites burocráticos. Además, abogan por la aplicación "real" del 1,5% procedente de esta ley a todos los bienes culturales, no sólo los inmuebles, que irá destinado al Fondo Social Cultural para financiar proyectos culturales. También defienden la recuperación de los bienes inmatriculados por al Iglesia.

Ciudadanos y Podemos coinciden más de lo esperado en sus recetas para mejorar la política cultural española. Ambos partidos comparten grandes líneas como la bajada del IVA cultural, forjar un Pacto por la Cultura, la creación de un Estatuto del Artista, la necesidad de reformar el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, o reformar las leyes de Mecenazgo y Propiedad Intelectual. Es el desarrollo de las propuestas electorales donde Albert Rivera y Pablo Iglesias divergen: son más generales las de Ciudadanos y más exhaustivas las de Podemos. Eso sí, ninguna incluye un anexo económico con las partidas económicas que financiarán muchas de sus propuestas.

Ciudadanos
El redactor recomienda