La SGAE elige el desgobierno
  1. Cultura
elecciones de la sgae

La SGAE elige el desgobierno

De un lado, los músicos y del otro, el resto de autores y editores. La división sigue igual de presente tras unas elecciones que no han podido solucionar la desunión de la entidad

placeholder Foto: José Luis Acosta (i) y José Miguel Fernández Sastrón (d).
José Luis Acosta (i) y José Miguel Fernández Sastrón (d).

Es el día de la marmota. Y el animalejo ha dictaminado que el bucle siga y los cambios se queden para otras elecciones.Winter is coming (si es que se fue) en la SGAE.

El resultado de las tensas elecciones que se celebraron el pasado jueves sólo ha confirmado que los socios van a sentir en carne propiael delirio de Bill Murray. De un lado están los músicos y del otro, el resto de autores. Un dibujo sencillo de describir pero prácticamente imposible de gobernar. Esta es la realidad a la que se enfrenta (y no deja atrás)la Sociedad General de Autores y Editores.

Tres elecciones y otros tantos presidentes desde que tuvo lugar la entrada de la Guardia Civil en el marco de la Operación Saga, en julio de 2011,dan buena cuenta de la inestabilidad de la casa. Cuando José Luis Acosta sustituyó a Antón Reixa en 2013 ya hablaba de la ingobernabilidad de la entidad como uno de sus principales problemas. "Es ingobernable porque la gente está muy encrespada y no hay una mayoría absoluta", explicaba a este periódico. Hoy, nada ha cambiado. O mejor dicho, las facciones se han enrocado más.

A esto hay que sumar el desencanto y la lejanía que siente la masa de socios de los gestores de su entidad. Sólo votó el 11,85% de los casi 22.000 socios con derecho a hacerlo(hay alrededor de 100.000 censados). Y éstos han dejado alto y claro que la cosa se cuece en dos bandos.

Elecciones de la sgae

Acostatendría, a priori, hecha la reelección como presidente de la SGAE. Su Plataforma Plural ha logrado 17 puestos. En tofal, sumaría al menos 23 apoyos de los 39 miembros de la Junta Directiva, esto son los colegios Audiovisual, de Editores y Gran Derecho. Pero en frente se encuentran los músicos, que apoyan mayoritariamente a José Miguel Fernández Sastrón (el colegio de Pequeño Derecho tiene 16 miembros de los que 14 están seguro de su lado). Es decir, nada nuevo bajo el sol con un handicap. Acosta ha tenido que convocar estas elecciones tras sufrir dos negativas para aprobar las cuentas de 2013 de parte de la Asamblea de socios, porque no hay que olvidar que los músicos y compositores representantres cuartas partes de los socios de la entidad. Quedando la casa igual de dividida, ¿cómo podrá sacar adelante sus propuestas?

"En principio estoy satisfecho pero con muchas cautelas. Es pronto para hacer quinielas. Los números están ahí pero hay que ser prudentes", aseguró ayer a El Confidencial sobre su reelección. En similar línea se expresótambién Sastrón: "es tiempo de acuerdos", pero mandaba un recado. "El resultado de estas elecciones deja claro que los músicos no están divididos. El 70% de los recursos de esta casa proceden de los músicos y no estamos dispuestos a que nos gobiernen otros.La opción de una SGAE gobernada por un presidente audiovisual no la vemos. No queremos una SGAE en manos de editores y audiovisuales".

Entonces, y apesar de las caras nuevas -26 de los 39 miembros de la Junta Directiva debutan en la gestión de la entidad-, ¿cómo es posible gobernar esta SGAE donde nada ha cambiado? Los retos no son fáciles. Por encima de todo, tienen quelograr que la recaudación suba. "Lo primero es la gestión para aumentar la recaudación y optimizarla acorde al siglo XXI. Hay que mejorar los ingresos. Lo demás no es tan prioritario", subrayó Acosta. Dentro de esas prioridades, el "gran melón que ya estamos abriendo" es la adaptación al mundo digital, prosiguió.

'Va a ser duro porque hay una junta muy desigual con intereses muy desiguales. No va a ser fácil'

No menos importantes, además de urgentes y difíciles, son las reformas que les exige laLey de Propiedad Intelectualy conseguir aprobar unas cuentas colgadas de hace dos años. Algo que sin el apoyo de los músicoses harto difícil que se consiga en una asamblea.Después tendrán que llegar otros dos temas polémicos: la rueda de televisiones yel reparto del pendientede identificación, sin olvidarla desinversión de la red de teatros Arteria.

Los 'novatos' son plenamente conscientes de que la guerra civil persiste en la casa. El recién elegidodirector de cineFernando Colomo decía ayer a este diario que se presenta "una batalla continua". "Estoy, por un lado, contento pero, por otro, va a ser duro porque hay una junta muy desigual con intereses muy desiguales. No va a ser fácil".

Pase lo que pase, la semana que viene va a ser la de reuniones e intentos de pactos porque la Junta Directiva se constituirá a partir del 9 de marzo para elegir al presidente de la SGAE. Cuánto estará en el cargo y si conseguirá el ansiado consenso hoy por hoy sigue siendo una quimera en la entidad.Bienvenido señor Murray. Son las seis de la mañana y hace frío. Feliz día de la marmota.

SGAE
El redactor recomienda