Instituciones culturales, navíos a pique
  1. Cultura
el círculo de bellas al borde de la desaparición

Instituciones culturales, navíos a pique

La Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE) ha organizado un encuentro en el que se debate sobre el futuro de los museos de

Foto: Terraza del Círculo de Bellas Artes (EFE)
Terraza del Círculo de Bellas Artes (EFE)

La Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE) ha organizado un encuentro en el que se debate sobre el futuro de los museos de arte contemporáneo, en La Casa Encendida y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y con el título “El museo en futuro. Cruces y destino”. Los agentes del arte contemporáneo buscan una salida al colapso de la financiación pública y la ausencia de una Ley de Mecenazgo capaz de asumir los recortes públicos.

Un limbo sin salida, una encrucijada que tiende a cero. Los gestores no tienen herramientas para hacer frente al mayor recorte de ayudas a la cultura de la historia de la democracia en España y el futuro de los museos y las instituciones culturales cada vez se vuelve más oscuro. Arturo Rubio Aróstegui (Universidad Antonio Nebrija) es uno de los especialistas que participará estos días en las jornadas y su balance es demoledor: “Desde 2011 en adelante, los presupuestos públicos para cultura han caído en picado. Sobre todo más en las Comunidades Autónomas que en los ayuntamientos y el Estado. Es un descenso común en toda Europa, pero en ningún país tan acentuado como en España”.

Rubio Aróstegui explica que esta situación va a ser muy difícil de reconducir. Ni siquiera con palabras mágicas como “mecenazgo” o “crowdfunding” –muy habituales entre el vocabulario del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle- saldremos adelante. “Europa ha demostrado que el fenómeno no compensa el recorte de las ayudas públicas. El mecenazgo no es capaz de suplir la retirada del dinero público, porque también sufre ciclos de recesión”, explica. Imaginamos que en un país como España, sin tradición, ni intención, ni conciencia de protección de las artes, la situación es todavía más cruda.

El Círculo en "grave peligro"

El experto señala las experiencias del paradigma al que unos y otros se agarran, el del Reino Unido, para advertir que el mecenazgo también se resiente. “No es la panacea y debemos empezar a desengañarnos. Por eso el panorama es bastante desolador”, añade. “La crisis va a hacer desaparecer a muchas instituciones culturales. Estamos en un cambio de paradigma que se llevará por delante parte del tejido cultural. Hay que decidir cuáles son las que tienen valor público y cuáles no”.

Rubio Aróstegui propone una evaluación a modo de auditoría de cada una de las instituciones públicas para valorar cuál es la función de estas. En vez de eliminar a mansalva, en vez de acabar con todas, pide averiguar cuáles son las menos necesarias y cuáles son las que están peor gestionadas. “El futuro es racionalizar el gasto; no gastar más en cultura, sino bien y mejor”.

Precisamente, este análisis del experto coincide con la retirada de la ayuda de 500.000 euros al Círculo de Bellas Artes de Madrid, en el Congreso de los Diputados, durante la comisión de presupuestos, a las doce del mediodía. Todos los grupos votaron a favor de la ayuda, salvo el PP. Incluso los nacionalistas catalanes pidieron ese dinero para el centro madrileño. Rafael Simancas, diputado del PSOE, destaca que tampoco hubo oportunidad de negociar la cantidad. “La institución corre un grave peligro y en serio riesgo de no poder seguir adelante. Es una institución señera para Madrid y España. Hasta el momento han sobrevivido a la caída y lo han hecho con un 5% de fondos públicos. Hoy no hay una institución cultural que sobreviva sólo con eso”.

En estos momentos el Ayuntamiento de Madrid no aporta nada a la casa, la Comunidad de Madrid 150.000 euros y el Estado 120.000 euros y lo que piden a este último es que aumente a 500.000. En 2008 la Administración, aportaba 600.000 euros. Es decir, la inversión pública al Círculo –institución privada, con aportación pública- ha caído un 90%. Dramático. Todavía hay dos oportunidades para salvar a la institución: el próximo lunes y martes se celebra el pleno de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso y la enmienda volverá a salir a la luz. Hay que recordar que sólo la conservación del edificio requiere una ayuda que no recibe.

La receta de la superviviencia

El Círculo de Bellas Artes es el tipo de instituciones a las que se refiere Aróstegui. “Todas estas que necesitan capital público y combinan una gestión privada quizás son las que mayor valor aportan a la red cultural de las ciudades. Probablemente, mucho más que una administración directa del Estado”. Son el “semillero de la innovación” y están completamente desatendidas. Los centros que no son públicos y dependen de la implicación pública. Por eso cree importante la evaluación de la gestión.

Entonces, ¿cuál es el futuro? “Oscuro”. ¿Y cómo se debería actuar para aclararlo? “Que la política tome decisiones no politizadas, sino a partir de la eficacia y la eficiencia de la institución. La política fiscal también es importante: es una forma de hacer política cultural, es decir, hay que bajar el IVA ya si se quiere recaudar más. Hay que regular el crowdfunding. Desarrollar la Ley de Mecenazgo (potenciar tanto el más grande como el pequeño). Hacer pedagogía con la cultura para que la sociedad la valore. Esta tarea corresponde a las Administraciones públicas, como hace pedagogía contra la piratería. Y adecuarnos al nuevo paradigma digital”. Esperemos que alguien tome nota de las recetas de los expertos.

El redactor recomienda