la imagen del grupo, golpeada por el soberanismo

Luces y sombras del camino de los Godó hacia Madrid tras el 'procés'

El Grupo Godó quiere rehacer puentes con Madrid tras el terremoto del 'procés'. A este respecto, la última medida tomada por el grupo ha pasado por crear un 'lobby' con base en Madrid

Foto: 'La Vanguardia' (c), diario del grupo Godó, junto a otras importantes cabeceras. (Enrique Villarino)
'La Vanguardia' (c), diario del grupo Godó, junto a otras importantes cabeceras. (Enrique Villarino)

La familia Godó asfalta el camino a Madrid. O al menos lo intenta. De un tiempo a esta parte, los dueños de 'La Vanguardia' se han propuesto sacar lustre a la imagen pública de la editora tras el huracán del proceso independentista, un conflicto aún inconcluso del que los Godó no han salido indemnes.

En la casa que preside Javier Godó, conde de Godó, son conscientes de que tanto en Madrid como en Barcelona hay quienes cuestionan el papel que han jugado sus medios durante el desafío soberanista, ora por su connivencia con el independentismo, ora por espolear el 'procés' desde sus micrófonos.

Precisamente, RAC1 ha sido uno de los primeros negocios en los que la dirección ha metido la mano con el nombramiento de Ramon Rovira como nuevo director de la emisora y de 8TV. El nuevo directivo, hasta entonces 'dircom' del Banco Sabadell, fichó por Godó el pasado mes de noviembre después de que el presidente de la entidad bancaria, Josep Oliu, prescindiese de sus servicios por su cercanía con el soberanismo.

El conde de Godó (c), junto a sus hijos Ana y Carlos.
El conde de Godó (c), junto a sus hijos Ana y Carlos.

Y es que aunque Rovira ha sido 'repescado' para modular el tono de la radio y la televisión, en el sector hay quien muestra sus dudas sobre esta empresa. El objetivo, según explican fuentes internas de la editora, pasa por rebajar la beligerancia a la hora de referirse a partidos como PP o Ciudadanos y sus dirigentes. Una tarea complicada si se tiene en cuenta que Rac1 es líder indiscutible en Cataluña, por lo que cualquier cambio editorial podría afectar a las audiencias (y a las cuentas).

Respecto a 'La Vanguardia', buque insignia del grupo, la editora ya cesó a José Antich a finales de 2013 por la deriva soberanista del diario y puso en su lugar a Màrius Carol, hasta entonces 'dircom' del grupo. El periodista, que se mantiene en el cargo desde entonces, calificó recientemente de "expatriada" a Clara Ponsatí, la 'exconsellera' de la Generalitat que huyó al extranjero para evitar la justicia. Cosas veredes para un diario presidido por un grande de España.

De forma paralela, la cabecera también ha publicado varios editoriales en los que carga con dureza contra las actuaciones de Carles Puigdemont y su equipo de gobierno. "El panorama es desolador", llegó a señalar el diario días después de la consulta del 1-O. En resumen, una de cal y otra de arena.

Carol, que también fue responsable de la información sobre la Casa Real, viaja este miércoles a Madrid para ofrecer un desayuno informativo en el Hotel Westin Palace. Se trata de un encuentro reputacional en que no se prevé ningún anuncio en particular y que contará con el periodista Iñaki Gabilondo como maestro de ceremonias.

Otro alto cargo que también viaja con asiduidad a la capital es Carlos Godó, actual CEO y futuro editor del grupo. Como ya publicó este diario, está previsto que el hijo del conde, ahora centrado en temas de gestión, se deje ver más a menudo bajo los focos para cultivar su imagen pública.

Dentro de esta suerte de 'Operación España' -etiqueta que la editora rechaza-, otro movimiento de relevancia ha sido la reciente creación de un consejo del grupo con base en Madrid. Este 'lobby', compuesto por ocho miembros, tiene la misión de asesorar al presidente en asuntos varios, desde editoriales a institucionales.

No en vano, el grupo se ha armado con nombres como el exministro popular Josep Piqué, el diplomático Carles Casajuana; el empresario Jaime Carvajal y el exdelegado de la Generalitat en Madrid, Santiago de Torres. Completan el panel cuatro hombres de la casa: el columnista Enric Juliana, Carol y Carlos y Javier Godó.

Fuentes internas explican que se trata de un consejo diferente al 'Advisory Board' que aglutina a la vieja guardia (consejeros cercanos al conde) y que estará centrado en asesorar a la dirección en todos los asuntos que afecten a Madrid. En suma, siete catalanes y un madrileño (Carvajal) para ayudar a limar la imagen del grupo -y que no quede todo en un brindis al sol- y recuperar aquellas palabras del conde en el Círculo del Liceo de Barcelona (2015) donde señaló su "compromiso con una Cataluña abierta y con el conjunto de una España plural".

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios