PARA demoler LOS ESTUDIOS 10 Y 11

TVE contrata otra vez por 1,6 millones a una constructora de los papeles de Bárcenas

La Corporación aprobó en mayo la demolición de los estudios y su reconstrucción como medida más económica frente a un proceso de desamiantado

Foto: La sede de RTVE, en Torrespaña. (EFE)
La sede de RTVE, en Torrespaña. (EFE)

Radio Televisión Española (RTVE) ha vuelto a confiar en Construcciones Sánchez Domínguez-Sando para la demolición de los estudios 10 y 11 de Prado del Rey afectados por amianto, y cuya desmantelación se decidió por el consejo de administración el pasado mes de mayo. La licitación, resuelta la semana pasada, le adjudica la obra por 1,58 millones de euros. Cifra que se suma a los 8,8 millones que la firma ha obtenido también por construir, paralelamente, los nuevos estudios 6 y 7, cuya primera piedra fue colocada el pasado 14 de julio por el propio presidente de la Corporación, José Antonio Sánchez. El empresario malagueño José Luis Sánchez Domínguez figuró en la contabilidad B de Luis Bárcenas como uno de los supuestos donantes andaluces del Partido Popular y fue investigado también en el marco del caso Mercasevilla. Sin embargo, la Audiencia Nacional le sobreseyó en marzo de 2015 al considerar que no hubo cohecho o tráfico de influencias entre los donativos al PP y la adjudicación de contratos. 

La propuesta económica de Construcciones Sánchez Domínguez-Sando se ha impuesto como la económicamente más ventajosa frente a otras ocho ofertas en el procedimiento abierto por la Corporación. Ambos contratos son dos de los más importantes ejecutados por la cadena en los últimos meses, para tratar de solucionar de una vez por todas el problema del amianto que afecta a buena parte de sus instalaciones de Pozuelo de Alarcón. Los estudios 10 y 11 permanecen cerrados desde 2011 como consecuencia del riesgo que presentaban para la salud de los trabajadores.

El contrato para esta demolición tiene una duración de un año, mientras que, por otro lado, se espera que los nuevos estudios 6 y 7 estén acabados dentro de dos años con una superficie construida de 7.000 metros cuadrados.

José Antonio Sánchez, presidente de RTVE. (EFE)
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE. (EFE)

Los presuntos pagos que Sánchez Domínguez concedió al PP comienzan en 2002 en la etapa del Gobierno de José María Aznar. Tres años antes, el ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, firmó el Real Decreto 1952/1999 (con fecha 17 de diciembre de 1999) por el que el Consejo de Ministros le concedía la Medalla de Oro al Trabajo. La recibió en junio de 2000 en un acto ya presidido por el sucesor de Pimentel, Juan Carlos Aparicio. Estos supuestos pagos de Sánchez Domínguez al PP acabarían en 2007.

El presidente de Sando también ha mantenido excelentes relaciones con el PSOE, especialmente con Magdalena Álvarez, ministra de Fomento entre 2004 y 2009. Sánchez Domínguez, que llegó a estar imputado por el concurso de Mercasevilla, fue uno de los que impulsaron en junio de ese año el homenaje de despedida a Álvarez como titular de la cartera de infraestructuras.

La constructora malagueña siempre ha negado estas anotaciones de la contabilidad de Bárcenas. “Ni el señor Sánchez Domínguez, ni representante alguno de Sando han entregado ninguna cantidad al Partido Popular ni al señor Bárcenas”, explicaron en un comunicado hecho público en 2013. “La información publicada, que vinculaba al presidente de Sando con supuestos donativos realizados al Partido Popular a través de su extesorero Luis Bárcenas, atenta gravemente contra el honor de José Luis Sánchez Domínguez y resulta injuriosa, difamatoria y vejatoria”, añadían.

La historia del desamiantado de los históricos estudios de Prado del Rey parece una historia interminable que está teniendo un coste muy abultado para la Corporación. De hecho, a estos importantes contratos se suma otro firmado en abril por cuatro millones de euros para volver a desamiantar los estudios 1, 2 y 3 de la cadena. Platós que, supuestamente, fueron desamiantados ya por la empresa Assignia. La firma se llevó la obra en 2015 por ser la licitadora más económica (3,5 millones) pero, concluido el trabajo, no ha logrado erradicar el problema y la obra ha tenido que ser sacada a concurso de nuevo, duplicando los costes para las arcas de RTVE (otros cuatro millones). La Corporación, eso sí, ha emprendido acciones legales contra la compañía para lograr una indemnización.

La reforma de estos tres estudios figura en un plan de inversión de RTVE desde el año 2012, bajo la presidencia entonces de Leopoldo González Echenique. Desde la venta de los estudios Buñuel y mientras duren todas las obras, RTVE ha tenido que alquilar dos platós en Fuente el Saz y en Villaviciosa de Odón para poder cubrir todas sus necesidades de producción. Estos alquileres tienen, a su vez, un coste de dos millones de euros al año (sin contar el coste del traslado de los trabajadores hasta allí). Lo dicho, un largo suma y sigue que parece no tener fin. 

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios