de sociedades e iva

Montoro lanza una inspección a Godó pese a su giro contra una Cataluña independiente

Los medios de comunicación han estado bajo la lupa del Ministerio de Hacienda casi desde el inicio de la legislatura. Desde Prisa a Unidad Editorial, pasando por los catalanes

Foto: El conde de Godó (izquierda), junto a Mariano Rajoy, Florentino Pérez y Josep Oliu. (EFE)
El conde de Godó (izquierda), junto a Mariano Rajoy, Florentino Pérez y Josep Oliu. (EFE)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, parece no tener amigos. Corría la segunda semana de noviembre y el conde de Godó, Grande de España, presidente-editor de 'La Vanguardia' y miembro de la Fundación La Caixa, acudía al Círculo del Liceo de Barcelona. Le concedían la medalla de oro de la Ciudad Condal, codiciada presea entre la burguesía catalana. Y tras las polémicas veleidades independentistas apreciadas en su diario de cabecera en tiempos no muy lejanos, el empresario catalán enarbolaba la más blanca de sus banderas y dejaba claras sus lealtades.

"Es un compromiso con una Cataluña abierta y con el conjunto de una España plural. Con la monarquía y también con la democracia liberal", aseguraba para zanjar el debate, sin dejar de remachar su vinculación, la de su familia y la de su grupo empresarial con el "cumplimiento de la ley". Con más o menos oportunidad, la Agencia Tributaria, apenas 120 días después y desde su proverbial independencia, abría una megainspección al también accionista de la Cadena Ser, con los principales tributos de la firma en tela de juicio.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)

"Con fechas 24 de febrero de 2016 y 9 de marzo de 2016 -explica la propia editora en la memoria a las cuentas anuales de 2015- se han recibido las notificaciones de inicio de actuaciones inspectoras en concepto de Impuesto de Sociedades para los periodos de 2011 a 2013 y en concepto de Impuesto sobre el valor añadido para los períodos febrero 2012 a diciembre de 2013". El documento explica que, a la fecha de la publicación, esas primeras notificaciones "únicamente han solicitado información de la Sociedad Dominante del Grupo Fiscal, Grupo Godó de Comunicación, S.A. y La Vanguardia Ediciones, S.L.", véase la parte del león del imperio.

La dominante Grupo Godó, que incluye bajo su paraguas una quincena de sociedades con cabeceras como 'El Mundo Deportivo', deja claro que, por el momento, no se han puesto de manifiesto "riesgos que pudieran tener un impacto significativo" y que las diligencias se encuentran "en fase de recabar información". En consecuencia, subraya que "no se espera que se devenguen pasivos adicionales de consideración para la sociedad consecuencia de la evolución de las actuaciones de la inspección antes citada ni de otras eventuales".

En todo caso, Godó tiene razones para respirar tras los años de crisis. La compañía ganó 5,1 millones el año pasado, el doble que en 2014

Lo cierto es que los medios de comunicación han estado bajo la lupa del Ministerio de Hacienda casi desde el inicio de la legislatura. Por ejemplo, allá por agosto de 2013 este diario publicaba que la Agencia Tributaria había abierto una megainspección a Unidad Editorial, editora del diario 'El Mundo', por hasta seis figuras impositivas. ¿Paradoja? La visita de Hacienda llegaba el 18 de enero de ese año, el día en que el diario publicaba que el extesorero del PP Luis Bárcenas había pagado durante años sobresueldos en negro a parte de la cúpula del partido.

Cruzada contra los medios

"En vez de dar tantas lecciones de ética a través de editoriales lo que tienen que hacer es pagar religiosamente los impuestos en los plazos pertinentes", había lanzado Montoro en pleno debate sobre la amnistía fiscal, poniendo de manifiesto las contradicciones de los medios. Bajo su lupa y durante estos años también han caído imperios como el Grupo Planeta -editor de Antena 3 y La Sexta, de línea editorial menos benévola con el Ejecutivo- o Prisa, si bien los frentes con el Fisco que mantiene la firma de Juan Luis Cebrián son de largo aliento y exceden en el tiempo a un solo gobierno. De lo que no cabe duda, es que Hacienda no ha levantado mano en el ámbito tributario para engrasar sus relaciones con los medios.

En todo caso, Godó tiene razones para respirar tras los años de crisis. La compañía ganó 5,1 millones el año pasado, el doble que en 2014. Todo con una facturación estabilizada por encima de los 25 millones de euros. No obstante, en torno a la mitad del beneficio se fue en sufragar la retribución de la cúpula de la sociedad. Sin ir más lejos, los miembros del Consejo de Administración percibieron 2,35 millones de euros (frente a los 2,4 millones del año precedente) y el personal directivo se embolsó otros 968.826 euros. 

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios