por poner en prenda la emisora frente a la banca

Prisa y los Godó se verán en los tribunales el 15 de abril por sus disputas en la SER

El pleito entre los Godó y el Grupo Prisa por la puesta en prenda de la Cadena SER para satisfacer a la banca se celebrará el 15 de abril en un juzgado de lo mercantil de Madrid

Foto: Estudios de la Cadena SER, en Madrid (EFE)
Estudios de la Cadena SER, en Madrid (EFE)

El pleito entre los Godó y el Grupo Prisa por la puesta en prenda de la Cadena SER para satisfacer a la banca ya tiene fecha. Celebrada ya la audiencia previa entre ambas partes, el procedimiento tendrá lugar en menos de un mes, el próximo 15 de abril en el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid.

El origen de esta disputa entre el Grupo Godó –conglomerado de medios editor de La Vanguardia y dueño del 18,3% de Prisa Radio– y la compañía que preside Juan Luis Cebrián se remonta a diciembre de 2013. Entonces, el conde de Godó, Javier Godó Muntañola, y Carlos Godó Valls impugnaron los acuerdos adoptados el 5 y el 18 de ese mes por el Consejo de Prisa Radio para mantener la división radiofónica en prenda dentro del proceso de refinanciación de la editora de El País con los bancos.

A falta de saber lo que determinen los tribunales, esta contienda ya ocasionó la dimisión del Conde de Godó como consejero y vicepresidente de Prisa Radio en marzo del año pasado. Godó y Prisa crearon en 2006 esta sociedad para fusionar las operaciones de radio en España y la radio internacional bajo una misma estructura, que cuenta con casi 28 millones de oyentes y más de 1.250 emisoras.

Sea como fuere, los Cebrián y compañía no consideran que esta demanda vaya a tener un impacto en sus cuentas. “Los Administradores y los asesores legales internos y externos del Grupo no consideran que, de la resolución de todos estos litigios, se deriven pasivos significativos”, subraya el último informe financiero remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Javier Godó. (Gtres)
Javier Godó. (Gtres)

La deuda del Grupo Prisa con las entidades de crédito se situaba, a 31 de diciembre de 2014, en 2.588 millones de euros. La Cadena SER figura como prenda que garantiza los tramos 2 y 3 de la refinanciación, de 646 y 2.278 millones de euros y con vencimientos a cinco y seis años. Además, el porcentaje que Prisa atesora en la Cadena SER se constituye como garantía real “del nuevo préstamo sindicado y la novación del resto de los préstamos”.

Dentro de sus compromisos de reducción de deuda, durante el 2014 Prisa ha procedido a la recompra de deuda en el mercado a descuento destinada a la cancelación de parcial del tramo 3 en un importe de 776 millones de euros. Los fondos para la recompra de deuda se han obtenido de operaciones como la venta de acciones en Mediaset (Telecinco) por valor de 483 millones de euros o la ampliación de capital de 100 millones suscrita por los mexicanos de Occher.

Según las últimas cuentas consolidadas remitidas al Registro Mercantil por la editora de La Vanguardia –las correspondientes a 2013–, la participación de Godó en la Cadena SER lastró sus resultados en la friolera de 3,81 millones de euros en ese ejercicio.

Entonces, el Grupo Godó registró un beneficio consolidado de apenas 309.967 euros, lejos de los más de dos millones de saldo positivo que se anotó en 2012. En ese año, la SER le había proporcionado réditos de casi 1,2 millones de euros. Paradójicamente, la mala evolución de la emisora se comió todas las ganancias procedentes del buque insignia de la casa, el diario La Vanguardia, que metió en caja 3,68 millones de euros.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios