La SER lastra los resultados del Grupo Godó en plena batalla judicial con Prisa
  1. Comunicación
asume un saldo negativo de 3,81 millones

La SER lastra los resultados del Grupo Godó en plena batalla judicial con Prisa

El Grupo Prisa se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para la familia Godó. Al punto de tener un doloroso impacto en sus balances

placeholder Foto: Uno de los estudios de la Cadena SER
Uno de los estudios de la Cadena SER

El Grupo Prisa se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para la familia Godó, al punto de tener un doloroso impacto en sus balances. Y es que, según las cuentas consolidadas remitidas al Registro Mercantil por la editora de La Vanguardia, su participación en la Cadena SER lastró sus resultados en la friolera de 3,81 millones de euros en 2013. Todo en plena guerra entre ambas compañías, después de que la firma catalana impugnara los acuerdos alcanzados en el Consejo de Prisa Radio para mantener la división radiofónica en prenda dentro del proceso de refinanciación de la compañía de Juan Luis Cebrián.

El Grupo Godó registró un beneficio consolidado de apenas 309.967 euros, lejos de los más de dos millones de saldo positivo que se anotó en 2012.Entonces, la SER–donde la familia catalana atesora más de un 18%– le proporcionó réditos de casi 1,2 millones de euros. Paradójicamente, la mala evolución de la emisora se come todas las ganancias procedentes del buque insignia de la casa, el diario La Vanguardia, que metió en caja 3,68 millones de euros. Pese a las estrecheces publicitarias que sufre todo el sector de los medios de comunicación, la sociedad facturó en su conjunto 201,16 millones de euros, en línea con los 209,14 del ejercicio precedente.

Los desencuentros entre Prisa y sus socios en la Cadena SER se hacían patentes con la presentación del informe anual de la firma de los Polanco hace apenas semanas. “Grupo Godó de Comunicación, S.A. (…), y donJavier Godó Muntañolay don Carlos Godó Valls, consejeros dominicales de Prisa Radio, han presentado demanda de impugnación de los acuerdos adoptados el 5 y el 18 de diciembre de 2013 por el Consejo de Prisa Radio relativos ala renovación de la garantía personalotorgada por la referida sociedad en relación con los contratos de reestructuración y extensión de la deuda financiera de Prisa, elevados a escritura pública el 11 de diciembre de 2013 por Prisa y la totalidad de sus bancos e instituciones financieras acreedoras”, subrayaba la editora de El País.


No parece casualidad que, tras esta discrepancia de fondo, el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) recogiera a principios de marzola dimisión del conde de Godó como consejero y vicepresidente de Prisa Radio, sociedad cabecera de la Cadena SER. “Grupo Godó y Prisa crearon en 2006 la mayor empresa radiofónica en el área de habla española, al fusionar las operaciones de radio en España y la radio internacional bajo una misma estructura, Prisa Radio, que cuenta con casi 28 millones de oyentes y más de 1.250 emisoras”, se limita a exponer la compañía catalana en su informe de gestión de 2013, sin dar detalles sobre ninguno de los litigios que actualmente mantiene.

En paralelo a las cuitas de la familia Godó, el fondo de capital riesgo británico 3i, que contaba con un 8% de la SER, también daba un paso atrás en su participación en la cadena. “En noviembre de 2013 Prisa Radio, S.L. alcanzó un acuerdo con uno de sus accionistas parala adquisición por parte de Prisa Radio, S.L. de las acciones de 3i Group plc en autocartera. Como consecuencia de esta operación, el porcentaje por el que a 31 de diciembre de 2013 se ha integrado la participación del negocio de Radio en los estados financieros consolidados del Grupo se ha incrementado del 73,5% al 80%”, admite Prisa. Un cambio en el perímetro que también ha afectado a la editora de El Mundo Deportivo, que integra una cuota del 20%.

Finanzas bajo control

Al margen de sus problemas en Prisa Radio, el grupo de medios saca pecho por su situación financiera, después de que allá por el año 2010 asumiera un crédito a largo plazo por importe de 44,4 millones de euros con varias entidades financieras encabezadas por La Caixa. “Durante el ejercicio 2013 la sociedad ha anticipado las dos cuotas que tenían vencimiento en 2014, motivo por el que no hay saldo en el epígrafe de deudas con entidades de crédito a corto plazo por estos préstamos”, subraya el documento. En efecto, el compromiso con los bancos pasaba por el pago de 11 cuotas semestrales de 4,03 millones de euros, con vencimiento final en diciembre de 2016. Eso sí, el acuerdo de financiación tiene sus servidumbres.

“Determinadas sociedades del grupo afianzan solidariamente las obligaciones derivadas del contrato de financiación sindicada para la sociedad. Adicionalmente, se han otorgado hipotecas inmobiliarias de primer rango sobre algunos activos e hipotecas mobiliarias de primer rango sobre otros activos a favor de las entidades financieras”, subraya el informe de gestión. A largo plazo, la deuda con los bancos se sitúa en 35,29 millones de euros, frente a los 47,86 al cierre de 2012. “La estructura económica y financiera del conjunto de empresas que conforma el Grupo Godó es saludable y permite abordar el futuro, siempre con rigor, con la gestión adecuada de los recursos y los medios disponibles”, zanja la firma.

Noticias del Grupo Prisa Refinanciación La Vanguardia El País Cadena SER
El redactor recomienda