Es noticia
Menú
Vodafone y Orange TV necesitan medio millón de abonados para amortizar el fútbol
  1. Comunicación
SEGÚN UN INFORME DE INVERSIÓN DE FIDENTIIS

Vodafone y Orange TV necesitan medio millón de abonados para amortizar el fútbol

Ambas invirtieron 200 millones para potenciar sus televisiones de pago a través de la emisión de toda la Liga pero solo una gran captación de abonados servirá para que rentabilizen la inversión

Foto: Un cámara de televisión, durante la retrasmisión de un partido de fútbol. (EFE)
Un cámara de televisión, durante la retrasmisión de un partido de fútbol. (EFE)

El negocio de la televisión de pago orbita en torno al fútbol, como bien ha evidenciado en los últimos días la pugna entre Movistar+ y Mediapro por la Champions, que se presenta como pieza clave para que Telefónica retenga a corto plazo a sus abonados. En los últimos meses, tanto Telefónica como sus dos principales competidoras (Orange y Vodafone) se han embarcado en una dura guerra de precios por hacerse con los espectadores más hinchas del fútbol. Pero solo un número de altas muy elevado, de hasta medio millón de nuevos abonados en el caso de Vodafone, servirá para que las dos 'telecos' que rivalizan con Telefónica puedan amortizar los cerca de 200 millones que invirtieron en los derechos de la Primera División.

Esa es al menos la perspectiva que dibuja Fidentiis en su último informe de inversión sobre el sector audiovisual y en el que traza un largo recorrido por delante para ambas 'telecos'. De momento, eso sí, Orange y Vodafone parten con ventaja mientras Telefónica siga sin cerrar un acuerdo con Jaume Roures y Tatxo Benet (Mediapro) para la inclusión de beIN Sports en la oferta televisiva de Movistar+.

Según Fidentiis, Orange y Vodafone deben hacerse con un buen bocado de la tarta de clientes de la antigua Canal+ o lograr, en su defecto, la suscripción a sus paquetes de fútbol de un número significativamente elevado de abonados. Según esta estimación, Orange necesita sumar 250.000 nuevos suscriptores y Vodafone el doble -medio millón- para dar sentido a la cuantiosa inversión puesta en marcha por ambas compañías en el negocio de la televisión de pago. Un negocio que se considera la punta de lanza para que tanto Telefónica como el resto de 'players' del sector puedan introducir sus ofertas convergentes en la mayoría de los hogares españoles. Objetivos, en todo caso, muy ambiciosos para Vodafone y Orange y que requerirán, según el banco de inversión, de varios trimestres para su ejecución.

A cierre del primer semestre de este año, según los últimos datos oficiales facilitados por ambas compañías, Orange llegó a junio con 137.000 suscriptores de Orange TV; mientras que Vodafone contaba con 474.000 abonados. Estos datos no recogen la influencia que la emisión de la Liga y, sobre todo, de la Champions, ha tenido para ambas plataformas. Vodafone es, de momento, la que más ha bajado los precios del fútbol al ofertar la Liga, la Copa del Rey y la Champions en un mismo paquete cuyo coste para el abonado es de 6 euros. Orange, por su parte, ha fijado un importe de 9,95 euros al mes para su paquete de Liga y Copa y cobra otros 5 euros adicionales por beIN Sports y la Champions.

Sin embargo, la operadora ha extendido hasta el 30 de septiembre la promoción gratuita de este canal para tratar de cazar a la mayor parte de los abonados que están abandonando Telefónica hacia TotalChannel u otras plataformas para poder seguir la Liga de Campeones desde sus casas. Como ya avanzó este diario, TotalChannel, la web de contenidos bajo demanda de Mediapro, registró la semana pasad más de 100.000 nuevas altas en las horas previas a los partidos de los equipos españoles en la Champions. Una avalancha de nuevos espectadores que que llevó a que la plataforma registrará problemas de visualización durante los partidos del Real Madrid y del Barcelona.

El importe pagado por Orange y Vodafone para la emisión de la Liga, cuyos derechos están en propiedad de la Telefónica, no se ha desvelado oficialmente, pero fuentes conocedoras de la operación lo estiman en 200 millones de euros en conjunto. Telefónica, por su parte, se hizo con ellos previo desembolso de 600 millones a la Liga y es, además, la única operadora de pago que ofrece en exclusiva la Liga Adelante de Segunda División.

Mientras tanto, las negociaciones entre Telefónica y Mediapro por los derechos de beIN Sports siguen en punto muerto desde hace un mes y se espera que pueda haber algún movimiento por parte de Telefónica de cara a la próxima jornada de la Champions, el 29 y 30 de septiembre. De momento, Telefónica sigue manteniendo que los 180 millones de euros que demanda Mediapro por esos derechos son excesivos y espera renegociar una mejor contrapartida conforme avance la competición. Un tiempo que se antoja como clave y decisivo para que sus dos principales competidoras arrastren al mayor número de abonados hacia sus ofertas.

El negocio de la televisión de pago orbita en torno al fútbol, como bien ha evidenciado en los últimos días la pugna entre Movistar+ y Mediapro por la Champions, que se presenta como pieza clave para que Telefónica retenga a corto plazo a sus abonados. En los últimos meses, tanto Telefónica como sus dos principales competidoras (Orange y Vodafone) se han embarcado en una dura guerra de precios por hacerse con los espectadores más hinchas del fútbol. Pero solo un número de altas muy elevado, de hasta medio millón de nuevos abonados en el caso de Vodafone, servirá para que las dos 'telecos' que rivalizan con Telefónica puedan amortizar los cerca de 200 millones que invirtieron en los derechos de la Primera División.

Orange Noticias de Telefónica Mediapro Jaume Roures
El redactor recomienda