LOS DERECHOS AUDIOVISUALES DEL FÚTBOL, EN JUEGO

Competencia carga contra la LFP porque su sistema permite adjudicaciones a dedo

La CNMC asegura que la propuesta presentada por la Liga no especifica el sistema que se seguirá para puntuar a los operadores y para valorar el apartado técnico-cualitativo

Foto: Una cámara de televisión durante la retransmisión de un partido de la LFP. (EFE)
Una cámara de televisión durante la retransmisión de un partido de la LFP. (EFE)

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) irrumpe en el terreno de juego de la Liga para asestar un duro varapalo al sistema ideado por su presidente, Javier Tebas, de cara a la venta centralizada de los derechos audiovisuales del Fútbol. En un dictámen no vinculante, que llega justo en el tiempo de descuento para que la Liga abra la puja con los Mediapro, Telefónica y el resto de 'players' del sector, el regulador asegura que la propuesta no cumple con los “requisitos mínimos indispensables” previstos en el Real Decreto aprobado recientemente por el Gobierno. En opinión de este organismo, falta concreción en el sistema de puntuación de las ofertas -lo que deja la puerta abierta a adjudicaciones a dedo- y se desconocen elementos esenciales para valorar cómo se realizará la licitación de derechos. Por si fuera poco, critica también que la Liga se reserve una “una posición de privilegio” cuestionable en la retransmisión de los partidos por internet.

A falta de tan solo unas horas para que la Liga abra oficialmente la puja por los derechos centralizados de la próxima temporada, la respuesta de la CNMC desacredita por completo el sistema planteado por el equipo de Javier Tebas y supone un duro varapalo para todo el proceso. Para el organismo que preside José María Marín Quemada, los datos facilitados por la Liga no cumplen los requisitos mínimos indispensables como para emitir siquiera un informe al respecto. Por su parte, en un comunicado difundido este jueves, la Liga asegura que "ha colaborado estrechamente con la CNMC para mejorar su modelo de comercialización centralizada e incluir las sugerencias formuladas por los servicios de Competencia" en un nuevo borrador.

Entre otras cosas, el regulador cuestiona tres puntos esenciales del proceso que está a punto de abrirse. Por un lado, asegura desconocer cuál va a ser el sistema que la Liga utilizará para puntuar a los operadores licitantes de cara a la valoración de las ofertas. En este sentido, resalta especialmente llamativo que se desconozca cómo se va a valorar el apartado técnico-cualtitativo de la oferta.

Jaume Roures, presidente de Mediapro, y Javier Tebas, presidente de la Liga (EFE).
Jaume Roures, presidente de Mediapro, y Javier Tebas, presidente de la Liga (EFE).

Por otro lado, tampoco se detallan en la propuesta presentada por Tebas las medidas que adoptará la Liga en el caso de que no se pudiera adjudicar algunos de los Lotes de derechos. La previsión es que la LFP saque a concurso diferentes paquetes, tal y como se realiza en la Premier inglesa y en las principales ligas extranjeras, con diferentes contenidos segmentados según ofertas. Paquetes que pueden contener, por un lado, los partidos de primer en abierto, los de pago, los resúmenes de la jornada,  por otro, los partidos de Segunda en abierto y en pago, los derechos para internet, etc. Por último, la CNMC también critica que no se conozca cómo se va a efectuar la licitación de los partidos de fútbol de Primera y de Segunda División del Campeonato.

El Real Decreto 5/2005 aprobado por el Gobierno en abril introduce importantes modificaciones en la comercialización de los derechos del fútbol e instaura –a partir de la temporada 2016/2017- un nuevo sistema centralizado. Con este cambio, se pasa de un sistema de negociación individual entre los clubes y las televisiones a otro en el que los clubes tienen la obligación de ceder a la Liga la comercialización conjunta de los derechos. La adjudicación de los mismos -según el Real Decreto- debe estar, a su vez, basada en “criterios objetivos entre los que debe figurar, principalmente, la rentabilidad económica de la oferta, el interés deportivo de la competición, y el crecimiento y el valor futuro de los derechos audiovisuales que pueda aportar el adjudicatario”. Elementos objetivos que la CNMC no encuentra detallados en la propuesta que ha estudiado y que le ha remitido la Liga.

Criticas al sistema de lotes

En la parte de la propuesta que sí detalla la LFP, como la relativa a los lotes que salen a concurso, la CNMC considera que este sistema incumple lo previsto en el Real Decreto al condicionar la adjudicación de Segunda División entre sí y con la exclusión de la posibilidad de que un único operador pueda adquirir más de dos lotes de derechos exclusivos. El regulador reprocha también que no se siga el ejemplo que ya impera en otras ligas a la hora de licitar los derechos de forma segmentada según la tecnología (televisión, internet, telefonía móvil…) para garantizar así un proceso más competitivo y evitar que operadores que no cuentan con todas las tecnologías se queden fuera del proceso.

En lo que respecta a la los contenidos audiovisuales vía OTT (televisión a través de red de banda ancha tipo Yomvi, Wuaki, Filmin o Netflix…), la CNMC reprocha la “posición de privilegio” que se ha reservado la Liga al obligar al adjudicatario a desarrollar los mecanismos precisos para que los clientes accedan a esos contenidos a través de la página web de la LFP.

Criticas al acuerdo alcanzado con Mediapro

Sobre al acuerdo alcanzado entre Mediapro y la Liga para la próxima temporada, la CNMC considera que genera “incertidumbres”. Hay que recordar que Mediapro ha adelantado un año la cesión de los derechos de sus 38 equipos a cambio de un acuerdo económico con la Liga para la comercialización de los derechos internacionales de la competición. Al respecto, la LFP asegura en una nota que "garantizará en todo momento un control absoluto sobre las actividades de su agente (Mediapro)" y que asegurará "un proceso transparente, competitivo y no dismcriminatorio".

Como este acuerdo no abarca a los clubes que gestiona Telefónica (el Barcelona, Celta de Vigo, Real Sociedad y Espanyol), el regulador considera que también que “este hecho genera incertidumbre sobre la oferta que la Liga pueda sacar al mercado, y el contrato firmado con Mediapro y sus negociaciones con Telefónica para la rescisión de sus contratos audiovisuales”.

Por todo ello, la CNMC considera que este acuerdo “puede distorsionar” el procedimiento de licitación y adjudicación, al situar a estos dos operadores en una situación de preminencia frente al resto de interesados en la explotación de derechos. Por ello, considera que no procede extender esas eventuales ventajas competitivas de Mediapro y Telefónica a un ciclo que abarque las dos temporadas adicionales a la que está a punto de empezar a la vuelta de verano.  

En su respuesta, la Liga asegura haber argumentado extensamente por escrito y en reuniones con la CNMC la "necesidad imperiosa de incluir la temporada 2015/2016 en un ciclo de tres temporadas en beneficio de los clubes, de los operadores y de los aficionados". En todo caso, asegura que incluirá disposiciones en las bases del concurso que garanticen una plena igualdad de oportunidades entre todos los licitadores, "solventando así la preocupación expresada por la CNMC".

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios