Es noticia
Menú
Montoro aflora irregularidades en la TV de Cospedal tras abrirle una inspección fiscal
  1. Comunicación
detecta un agujero por iva de 4,5 millones

Montoro aflora irregularidades en la TV de Cospedal tras abrirle una inspección fiscal

Montoro ha puesto el foco en las irregularidades fiscales de los medios. Y la televisión de Castilla-La Mancha es el último en el que ha aflorado anomalías.

Foto: Cospedal y Montoro, en un acto electoral junto a Javier Arenas (EFE)
Cospedal y Montoro, en un acto electoral junto a Javier Arenas (EFE)

Cristóbal Montoro ha puesto el foco en las irregularidades fiscales de los medios de comunicación. Y la televisión autonómica de Castilla-La Mancha, comunidad que encabeza la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, es el último en el que ha aflorado anomalías. Al punto que, según admite la sociedad y constata la auditora en las cuentas de 2013 recientemente remitidas al Registro Mercantil, la Agencia Tributaria implementó un procedimiento de inspección por el IVA de 2012 que destapó una deuda tributaria cercana a los 4,5 millones de euros.

“La Agencia Estatal de Administración Tributaria ha llevado a cabo un procedimiento de inspección por comprobación del IVA del ejercicio 2012. Como consecuencia de dicho procedimiento inspector se ha generado una deuda tributaria por importe de 4.449,7 miles de euros (4.414,3 miles de euros en concepto de cuotas y 35,4 miles de euros en concepto de intereses)”, subraya la firma auditora. Y va más allá, ya que –según su informe– esta contingencia debería haber sido tenido en cuenta a la hora de formular cuentas, que quedan desvirtuadas en un importe no baladí.

“De acuerdo con los principios y criterios contables, la sociedad debería haber registrado en las cuentas anuales adjuntas el efecto que sobre las mismas ha generado la inspección de IVA referida –subraya el documento–. En consecuencia, al 31 de diciembre de 2013, el epígrafe de inversiones financieras a largo plazo-créditos a terceros a largo plazo del balance adjunto se encuentra sobrevalorado en 7.042,7 miles de euros; el epígrafe de provisiones a largo-provisión por impuestos del balance adjunto se encuentra infravalorado en 598,5 miles de euros, y el resultado del ejercicio 2013 sobrevalorado en 7.641,2 miles de euros”.

La compañía también tiene sus argumentos. Según explica en la memoria que incorporan las cuentas, con fecha 23 de diciembre de 2013 firmó actas en disconformidad tras la inspección fiscal por el citado importe de 4,14 millones de euros. Y decidió no incluir el pasivo en sus balances en tanto “las probabilidades de resolución positiva al recurso interpuesto ante el Tribunal Económico Administrativo Regional de Castilla-La Mancha son altas”. Incluso si hubiera decidido registrar el acta, añade que el impacto sería neutro ya que la Junta cubriría el importe en liza, incluso vía subvención si procede.

“Ente Público RTVCM, accionista único de la sociedad, ha manifestado su apoyo financiero a la sociedad mediante el compromiso de formalizar un préstamo a largo plazo, entre Ente Público RTVCM y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, para cubrir las necesidades financieras hasta la resolución del recurso presentado, pudiendo convertirse en subvención en el caso de que dicha resolución fuese negativa y fuese necesario cubrir las pérdidas producidas. Asimismo, con fecha 30 de marzo de 2014, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Presidencia, certificó su compromiso financiero y económico con el grupo”, subraya la empresa en sus cuentas.

Tres meses en pagar

La televisión autonómica manchega, que cerró el ejercicio con un fondo de maniobra negativo de 6,32 millones de euros, también acudió al quinto plan de pago a proveedores, movimiento que le permitió liquidar 3,21 millones del agujero que mantiene con sus acreedores. De los 25,3 millones que la sociedad abonó en 2013, un 73,51% se hicieron fuera del plazo legal. Eso sí, se observa una clara mejoría en el número de días en que la empresa ha superado el plazo legal de pago como promedio. Se quedó en 100 el año pasado, más de tres meses, cuando en 2012 superaba los 203 días, casi siete meses.

Los números, en todo caso, no salen sin la ayuda pública, como sucede en el resto de televisiones autonómicas. Basta echar un vistazo a guarismos básicos. De los 34,23 millones de que dispuso la empresa, 30,01 son una subvención directa de la Junta. La facturación publicitaria apenas se situó en 1,23 millones de euros, mientras que los gastos de personal se elevan a 12,45 millones, un desembolso que se justifica por el servicio público. “La identidad cultural, como memoria y tradición, no puede ser considerada como un conjunto de rasgos arquetípicos (…), sino como algo cambiante, en continua transformación. Es un vínculo social que se va conformando en torno a una historia o unas historias compartidas, que es precisamente lo que la televisión ayuda a forjar”, reza el informe de gestión.

La tributación del IVA no sólo ha provocado problemas en Castilla-La Mancha. Como publicó El Confidencial, TV3 también admitía afrontar un “impacto muy significativo” en sus cuentas del año pasado si prosperaba la inspección abierta por la Agencia Tributaria a resultas de su tratamiento de ese impuesto durante los años 2012 y 2013. Incluso la auditora, PricewaterhouseCoopers, incluía una salvedad a los balances por este litigio. Según ha argumentado la Generalitat, el origen de la discrepancia radica en que la Agencia Tributaria estima que sólo puede desgravarse el IVA en los ingresos por publicidad, pero no en las aportaciones públicas, como habría hecho su televisión. Un frente más para un modelo, el de las televisiones autonómicas, que debería estar en vías de extinción.

Cristóbal Montoro ha puesto el foco en las irregularidades fiscales de los medios de comunicación. Y la televisión autonómica de Castilla-La Mancha, comunidad que encabeza la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, es el último en el que ha aflorado anomalías. Al punto que, según admite la sociedad y constata la auditora en las cuentas de 2013 recientemente remitidas al Registro Mercantil, la Agencia Tributaria implementó un procedimiento de inspección por el IVA de 2012 que destapó una deuda tributaria cercana a los 4,5 millones de euros.

Castilla-La Mancha TV3 Proveedores
El redactor recomienda