Es noticia
Menú
Competencia recurre a la Guardia Civil para frenar los excesos de las TV en internet
  1. Comunicación
asesora el nuevo código de autorregulación

Competencia recurre a la Guardia Civil para frenar los excesos de las TV en internet

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está dispuesta a poner toda la carne en el asador para atar en corto a las cadenas de televisión

Foto: El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada (EFE)
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada (EFE)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está dispuesta a poner toda la carne en el asador para atar en corto a las televisiones, tras años de pasividad por parte del Ministerio de Industria. Al punto que, según aseguran fuentes conocedoras del proceso, el organismo que preside José María Marín Quemada ha decidido promover un grupo de trabajo que reforme el actual código de autorregulación de menores que manejan los operadores. Todo con el fin de poner coto a los excesos que viene observando, sobre todo en los contenidos que se ofrecen porInternet.

Para ello, la CNMC ha apostado por apadrinar un grupo multidisciplinar, en el que participarán instituciones tan diversas como la Guardia Civil, el Ministerio del Interior, Red.es y los propios operadores. La cuestión no es teórica y, de hecho, está previsto que la primera reunión tenga lugar de manera inminente. “Han planteado que el código de autorregulación tiene ya 15 años y necesita una revisión urgente –exponen estas fuentes–. Con el matiz de que buscan que los nuevos criterios que salgan de las conversaciones se extiendan a Internet, donde existe la percepción generalizada de que existen abusos".

El propio Marín Quemada marcaba la hoja de ruta durante una reciente intervención pública en Santander. “Hemos iniciado la renegociación de los criterios del código de autorregulación de menores que ha estado vigente en la última década. Uno de nuestros objetivos es unificar la clasificación por edades y hacerla extensiva no sólo a la televisión en abierto sino también a los canales de pago y los contenidos emitidos por Internet;para ello lideramos un grupo de trabajo en Red.es”, aseveraba el presidente durante una conferencia, en la que recordó que la Comisión tiene la responsabilidad de controlar los contenidos en televisión y la publicidad.

Según exponen fuentes del sector favorables a la iniciativa, la CNMC les ha trasladado su inquietud por las contradicciones en la que actualmente se mueve la protección al menor. “No tiene sentido centrarse solo en los programas televisión, muchas veces en horarios como el matinal, en el que no hay menores delante de la pantalla, cuando el control sobre Internet es a día de hoy tan limitado –subrayan–. En este sentido, la Guardia Civil puede tener una colaboración muy importante a través de la Unidad de Delitos Informáticos. Por otra parte, si los operadores se implican y colaboran en la renovación del código, es de esperar que también cumplan a la hora de implementarlo”.

La preocupación del supervisor ante las faltas reiteradas de las cadenas es de largo aliento. Sin ir más lejos, la CNMC remitía recientemente hasta ocho requerimientos a las televisiones en sucruzada contra esas irregularidades, especialmente por incumplimientos del horario de protección especial a los menores de edad. Por ejemplo, Mediaset recibía una sanción de 150.000 euros por emitir en El programa de Ana Rosa contenidos inadecuados para todos los públicos en franjas protegidas. La misma suerte corría Atresmedia y Espejo Público, el espacio que presenta Susanna Griso. También tenían que pasar por caja –junto a Net TV– por otras infracciones administrativas leves.

RTVE, bajo la lupa

No solo las cadenas privadas están en el punto de mira del supervisor. Según aseguraba Marín Quemada, “también estamos trabajando en vigilar el cumplimiento de las obligaciones de servicio público de RTVE”. Una reflexión que enlaza con uno de los cometidos que le asigna la legislación. En efecto, según reza el artículo 9 de la ley que crea la CNMC, de supervisión y control en materia de mercado de comunicación audiovisual, la institución tiene entre sus atribuciones “vigilar el cumplimiento de la misión de servicio público encomendada a los prestadores del servicio público de comunicación audiovisual de ámbito estatal, así como la adecuación de los recursos públicos asignados para ello”.

Sobre este último punto, la Comisión tendrá trabajo de sobra a tenor de los últimos problemas económicos que ha enseñado la Corporación. De hecho y como ha venido publicando El Confidencial, la sociedad roza la quiebra técnica tras los ajustes acometidos por el PP desde el inicio de legislatura. Pese a las inyecciones puntuales de capital para parchear la situación, solo modificaciones de calado en el modelo de financiación parecen capaces de dotar de estabilidad a la empresa que preside Leopoldo González-Echenique. Sin contar con la delimitación del siempre esquivo concepto del servicio público. Está por ver hasta dónde quiere llegar la CNMC.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está dispuesta a poner toda la carne en el asador para atar en corto a las televisiones, tras años de pasividad por parte del Ministerio de Industria. Al punto que, según aseguran fuentes conocedoras del proceso, el organismo que preside José María Marín Quemada ha decidido promover un grupo de trabajo que reforme el actual código de autorregulación de menores que manejan los operadores. Todo con el fin de poner coto a los excesos que viene observando, sobre todo en los contenidos que se ofrecen porInternet.

Industria CNMC Leopoldo González-Echenique
El redactor recomienda