Todos los ojos puestos en los primeros pasos de Draghi en Italia
  1. Área privada EC Exclusivo
La semana en Bruselas

Todos los ojos puestos en los primeros pasos de Draghi en Italia

La semana estará dominada por el estreno de Mario Draghi en Italia, su efecto en los planes de recuperación europea y la celebración del pleno del Europarlamento

placeholder Foto: Imagen: Laura Martín.
Imagen: Laura Martín.

En la escalada, cada paso cuenta. Un error de un par de centímetros tiene consecuencias desastrosas. Este fin de semana, toda Europa ha seguido, minuto a minuto, a Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo, en su intento de llevar Italia hacia un periodo de estabilidad clave para el país y para el conjunto de la eurozona. Un error de cálculo habría sido sinónimo, casi con toda seguridad, de elecciones anticipadas. Y eso no habría sido buena noticia para nadie en la Unión Europea, en pleno despliegue del fondo de recuperación.

placeholder Mario Draghi, tras aceptar el encargo de formar Gobierno. (EFE)
Mario Draghi, tras aceptar el encargo de formar Gobierno. (EFE)

El economista romano, que recibió la semana pasada el encargo por parte del presidente de la República, Sergio Mattarella, de formar un Gobierno “de alto perfil”, ha tenido como prioridad intentar cosechar el máximo nivel de apoyo posible. Y lo ha conseguido. Salvo la extrema derecha de Fratelli d’Italia, liderados por Georgia Meloni, el resto de formaciones se han mostrado abiertas a apoyar el nuevo Ejecutivo en mayor o menor medida.

El Gobierno italiano dirigido por Draghi, todos sus ministros (Salvini, en pleno fuego cruzado entre los intereses de su apoyo histórico del norte y sus nuevos votantes del sur, ha pedido que haya ministros de todas las formaciones), jurará el cargo en la Sala de Fiestas del Palacio del Quirinale, la residencia del presidente de la República. El Ejecutivo debería someterse a votación en las cámaras durante los próximos días.

Foto: Mario Draghi, expresidente del BCE, tras su visita al Quirinal. (Reuters)
Nacho Alarcón Opinión
El reto de Draghi: sobrevivir a Italia
Nacho Alarcón. Bruselas

Los retos de Draghi son muchos. Roma necesita dar confianza al resto de socios y a los mercados de que los 200.000 millones de euros del fondo de recuperación que les han sido asignados van a ser utilizados de forma correcta. Bruselas ve con muy buenos ojos la llegada del romano al Palazzo Chigi, un hombre serio, capaz y de confianza, sin un interés real en sobrevivir en la 'pequeña política' italiana.

Para España, hay buenas y malas noticias. La buena noticia es que Draghi apuntala mejor algunos de los argumentos que defiende Madrid. La mala es que si el expresidente del BCE logra poner orden en Roma, el siguiente país que más recibe del fondo, España, con sus 140.000 millones de euros, estará en el foco que hasta ahora prácticamente monopoliza el caos político italiano. En los próximos días y semanas, se seguirán con mucha atención los primeros pasos de Draghi como primer ministro italiano. Muchos creen que es el hombre indicado en el momento adecuado, pero habrá que comprobarlo en la práctica. Desde luego, lo que sí es seguro es que la política europea recupera a uno de los 'pesos pesados'.

El resto de la agenda

El principal punto de la agenda en Bruselas esta semana será el pleno del Parlamento Europeo. El miércoles es el día fuerte: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dará explicaciones a los eurodiputados sobre la crisis de las vacunas, especialmente el pulso con la farmacéutica AstraZeneca, que finalmente este año entregará únicamente 40 de los 80 millones de dosis que se había comprometido a producir.

El martes, la socialista española Eider Gardiazabal Rubial, que ha sido negociadora del Parlamento Europeo en el diseño del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el núcleo del fondo de recuperación, participará en el debate del pleno sobre su establecimiento. También el martes se vota un informe sobre la actualización de la directiva de 2011 sobre la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y la protección a las víctimas, un dosier que han liderado el socialista español Juan Fernando López Aguilar y Soraya Rodríguez, de Ciudadanos. También el martes, se debate la situación en Myanmar tras el golpe de Estado.

placeholder Josep Borrell, junto al ministro de Asuntos Exteriores ruso, la semana pasada en Moscú. (EFE)
Josep Borrell, junto al ministro de Asuntos Exteriores ruso, la semana pasada en Moscú. (EFE)

Josep Borrell, alto representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, tendrá que lidiar durante la semana con los efectos de su visita a Moscú la semana pasada, pero deberá mantener una agenda movida: el lunes tendrá una videoconferencia con Wang Yi, ministro de Asuntos Exteriores de China; el martes, el colegio de comisarios aprobará la comunicación conjunta sobre una asociación renovada con el vecindario sur, y el jueves tendrá que copresidir el Consejo de Asociación UE–Ucrania.

En la escalada, cada paso cuenta. Un error de un par de centímetros tiene consecuencias desastrosas. Este fin de semana, toda Europa ha seguido, minuto a minuto, a Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo, en su intento de llevar Italia hacia un periodo de estabilidad clave para el país y para el conjunto de la eurozona. Un error de cálculo habría sido sinónimo, casi con toda seguridad, de elecciones anticipadas. Y eso no habría sido buena noticia para nadie en la Unión Europea, en pleno despliegue del fondo de recuperación.

Mario Draghi Unión Europea Bruselas Banco Central Europeo (BCE) Parlamento Europeo