Deportes náuticos: qué debes saber para disfrutarlos sin riesgos
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
VACACIONES ACTIVAS Y SEGURAS

Deportes náuticos: qué debes saber para disfrutarlos sin riesgos

Una mala práctica en la náutica, el pádel surf o el 'kitesurf' puede causarnos una lesión. Por eso, debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y dejarnos asesorar y acompañar

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Playa, sol, arena... ¿Qué más se puede pedir para comenzar a disfrutar de los deportes náuticos? Algo muy sencillo, pero que a veces olvidamos: precaución. Aunque no seamos conscientes de ello, los riesgos de que suceda un accidente son verdaderamente altos; por lo tanto, cuando una persona desee practicar un deporte acuático, será necesario, como mínimo, que sepa manejarse con soltura en el agua.

“La imprudencia es la principal fuente de los accidentes”, explica el doctor Francisco Aranda Murillo, del Servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud Marbella. Por eso, uno de los consejos más apropiados al hacer deporte en agua es evitar las zonas con corrientes fuertes y optar por realizar las actividades en lugares más tranquilos. “Claro, esto no es aplicable a la práctica del surf, en donde los deportistas prefieren aquellos lugares con más olas y corrientes. De nuevo, es importante conocer las propias limitaciones”.

Foto: Foto: Pexels.

En este sentido, los novatos deberían tener siempre presente la conveniencia de poder disfrutar de los deportes acuáticos bajo supervisión de un experto. A pesar de que la experiencia de descubrir a solas el mundo marino pueda atraernos y parecernos excitante, no es ni mucho menos lo más recomendable. Por eso, para la integridad de la persona que se adentre en el deporte marino, lo mejor es contar con alguien que señale el camino, que conozca el territorio a explorar así como las condiciones ideales del deporte.

Náutica

Durante la navegación, se realizan esfuerzos violentos entre los que se intercala mucho tiempo de reposo sin que haya posibilidad de un calentamiento previo a estas acciones. “Esta circunstancia”, continúa nuestro especialista, "condiciona la tipología de las lesiones originadas en su mayoría durante acciones puntuales, rápidas, que ponen en décimas de segundo nuestros músculos en tensión. Una de las maniobras habituales es que los tripulantes inclinen su cuerpo hacia el exterior con el fin de enderezar el barco [adrizar]. Puede ser causante de problemas de rótula o en la zona de la espalda".

Otro movimiento muy habitual y que puede ocasionar lesiones es aquel necesario para el manejo de la vela mayor. "Los cabos se enrollan en el 'winche' y requieren el uso de una manivela que hay que ejercitar enérgicamente y sin perder el ritmo. Es una maniobra que puede causar lesión en hombro y brazos. Por último, es muy importante la hidratación de los tripulantes. A bordo de un barco, las necesidades hídricas son muy superiores a las que se tienen en tierra y una ingesta de agua deficiente puede provocar lesión muscular o tendinosa".

Pádel surf

Se ha impuesto con fuerza últimamente en la playa y embalses o ríos navegables. Tonifica los músculos del tronco, abdominales y piernas, que son los encargados de mantener nuestro equilibrio sobre la tabla. Como en toda práctica deportiva, una mala ejecución puede ocasionar la aparición de dolencias. La musculatura de la espalda y del hombro es la más implicada en el desarrollo de la remada. “En este caso, la lesión viene derivada de la repetición y la frecuencia del movimiento, por lo que las tendinitis y sobrecargas suelen afectar a sus adeptos. De otra parte, pueden producirse fracturas o pequeños traumatismos agudos. La mayoría por caídas en zonas de poca profundidad y golpes contra el fondo (máxime si hay rocas)”.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

'Kitesurf'

La velocidad que alcanza la cometa es determinante en la lesión. La mayoría de ellas están originadas por la falta de experiencia del deportista, que pierde el control de la cometa a gran velocidad y termina chocando contra el agua o contra elementos cercanos a la orilla. Las más habituales y menos graves son las erosiones en la piel y contusiones tras ser arrastrados por la arena o el choque contra elementos cercanos (boyas, barcos u otros surfistas). En estos aterrizajes involuntarios, se suelen producir fracturas o esguinces del pie, tobillo, rodilla e incluso fractura de calcáneo (hueso del talón).

Las lesiones más graves se producen cuando en la pérdida de control de la cometa el impacto afecta al tórax o la cabeza pudiendo producirse traumatismos o, en ocasiones, una fractura de columna cuando el golpe se produce en aguas poco profundas.

Por último, hay que incluir las molestias derivadas de la postura que se focalizan en el cuello (por mantener la mirada constante en la cometa), las dolencias lumbares debido al arnés o el codo de tenista por el movimiento en tensión para sujetar la barra.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quirónsalud Marbella.

ECBrands Deporte Verano Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda