LA SALUD DEL DEPORTE

Células madre o plasma del paciente: las técnicas más innovadoras en infiltraciones

Dependiendo de la lesión, los especialistas optarán por las infiltraciones más clásicas, como la cortisona, o apostarán por productos biológicos procedentes de la persona

Foto:

La infiltración suele ser una técnica habitual para recuperar la movilidad, acelerar la curación y disminuir el dolor de una articulación, nervio, tendón o músculo cuando hay un proceso de inflamación localizado. Es un procedimiento que consiste en inyectar una sustancia, normalmente analgésica, en la zona afectada.

Para realizar la infiltración en el lugar exacto, se suele utilizar un ecógrafo, que ayuda a guiar la aguja hacia el punto concreto y, así, no perjudicar tejido sano. El doctor José Luis Doreste Blanco, director médico del departamento de Traumatología y Cirugía Ortopédica (Icatme) del Hospital Universitari Dexeus, explica que “normalmente se inyecta un analgésico local y un antiinflamatorio con corticoides o con ácido hialurónico. Dependiendo de cada caso, se decidirá si es necesario también infiltrar sustancias vasoconstrictoras o vasodilatadoras”. Este tipo de infiltraciones se suele utilizar sobre todo en lesiones articulares leves como condropatías de grado I y II —lesiones del cartílago de la rodilla—, bursitis —inflamación de la bolsa que protege y amortigua los huesos, músculos o tendones— o tendinitis —inflamación de los tendones—.

La cortisona, pese a la mala fama que la rodea, sigue siendo un fármaco muy usado por su eficacia para eliminar o reducir la inflamación. Cuando se inyecta directamente en la articulación, pasa muy poco a la sangre, por lo que apenas afecta al resto del organismo. Es aconsejable, eso sí, no realizar más de tres infiltraciones al año en la misma zona con corticoides, porque podría tener efectos secundarios como despigmentación cutánea. El ácido hilaurónico, por su parte, es un material viscoso cuyo fin es amortiguar la articulación ayudando al cartílago o tendón dañado. La infiltración mejora la hidratación de los tejidos, estimula el crecimiento celular y la reparación.

Productos biológicos

Las técnicas más innovadoras en infiltraciones son las que utilizan productos biológicos procedentes del plasma del propio paciente. El plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento de los fibroblastos, conocido como PRP, puede regenerar el tejido, además de lubricar la articulación y disminuir la inflamación. El plasma se obtiene de la sangre del paciente que, después de un centrifugado especial, se asila y concentra los factores que serán los encargados de la reparación. Esta técnica está indicada sobre todo para lesiones musculares graves que presentan hematoma en el músculo. Se aplica en una única sesión y su efecto dura varios meses. Además, no tiene efectos secundarios, al utilizarse sustancias del propio paciente.

Las infiltraciones con células que se encuentran en la médula ósea se utilizan sobre todo en artrosis avanzadas y procesos degenerativos

También se manejan las infiltraciones con células madre mesenquimales (CMM), células que se encuentran en la médula ósea y son importantes para producir y reparar tanto el hueso como el cartílago y la grasa de la médula ósea. Este es un procedimiento que se utiliza sobre todo en artrosis avanzadas y en procesos degenerativos. Es un método más costoso e invasivo que en algunos casos debe combinarse con cirugía.

Cuando existe una lesión que requiere someterse a una infiltración, se debe tener en cuenta que es una solución provisional. El doctor Ignacio Ginebreda Martí, director del departamento de Traumatología y Cirugía Ortopédica (Icatme) del Hospital Universitari Dexeus, hace hincapié en que “es muy importante que el médico especialista conozca la causa de la lesión para llevar a cabo el tratamiento adecuado. Normalmente, con un ciclo de tres infiltraciones se nota mejoría”.

Cuando un paciente se somete a una infiltración, debe asegurarse de que no es alérgico a la sustancia que se le va a inyectar. Se debe tener cuidado también con aquellos pacientes hipertensos o que sufren enfermedades cardiacas, ya que los fármacos son antiinflamatorios y podrían tener resultados menos favorables.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitari Dexeus.

La salud del deporte

El redactor recomienda