Es noticia
Menú
¿Deberían las personas hibernar para vivir mejor y más tiempo?
  1. Alma, Corazón, Vida
Posibilidades

¿Deberían las personas hibernar para vivir mejor y más tiempo?

Llegado este tiempo, la hibernación se convierte en la mejor opción de vida para muchos animales que disminuyen su actividad fisiológica y ralentizan su metabolismo en un intento de profundo descanso

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Lo practican muchos mamíferos, insectos y reptiles, pero... ¿Podrían también los humanos hibernar llegado el frío? Todos conocemos a alguien capaz de permanecer horas y horas durmiendo, pero por lo general concebimos el tiempo en cama como tiempo perdido, desaprovechado en la rueda de productividad en la que nuestra especie ha basado su vida y su evolución.

Sin embargo, permitir que los humanos vivan mejor y más tiempo requeriría la posibilidad de hibernar. No lo decimos nosotros, sino un grupo de expertos en palabras recogidas por la revista New Scientist. No obstante, antes de pasar a la acción (valga la ironía), resulta necesario revisar la definición del propio término.

Foto: Fuente: iStock.

La hibernación es una disminución de la actividad fisiológica, resultando esta última, entre otras cosas, en un descenso de la temperatura corporal, así como en una ralentización del metabolismo. Además, estos cambios pueden variar en intensidad según los períodos de hibernación y los tipos de seres vivos. Entonces, ¿qué ocurre entre las personas para que aún no la hayamos practicado?

Hibernar no es dormir

En algunos idiomas, de hecho, este término incluye la noción de sueño. Sin embargo, según Vlad Vyazovskiy, profesor de fisiología del sueño en la Universidad de Oxford (Reino Unido), comparar la hibernación con el sueño es "como comparar manzanas y naranjas". Además, cabe señalar que los criterios para definir el sueño se centran puramente en la actividad cerebral, mientras que la hibernación se basa, sobre todo, en el metabolismo.

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Así, para que los humanos pudieran hibernar, posibilidad en absoluto descartada, habría que conformarse con una forma de hibernación a la que la ciencia denomina de "bajo nivel". Es decir, no podemos, por ejemplo, privarnos de agua y comida durante la mitad del año como pueden hacer ciertos mamíferos.

Según las investigaciones, las especies vivas capaces de hibernar tienen una enorme capacidad para regular su organismo y operar en circuito cerrado. Esto es posible gracias a la presencia de un neurotransmisor muy particular: la adenosina, que está íntimamente ligada al sueño. Sin él, la experiencia no puede desarrollarse al completo.

Lo que sabe la investigación

Y entonces, hace aproximadamente una década, una investigación con ardillas mostró algo diferente: era posible variar los niveles de adenosina para que estos animales entraran o salieran de la hibernación. Sin embargo, el experimento solo funciona en invierno.

Más tarde, otro experimento similar realizado en ratas demostró que el aumento de los niveles de adenosina podría conducir a una disminución de la temperatura de su cuerpo. Pero entonces aún no se habían observado los efectos habituales de la hibernación (hipotermia, escalofríos y estrés metabólico) que nuestro cuerpo puede sentir.

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Por lo tanto, al permitir la reversión de la termorregulación, la adenosina parece ser la clave para la hibernación. En otras palabras, el ser humano podría intentar entrar en este estado accionando esta palanca. En 2020, otro estudio también sugirió que los primeros neandertales podrían haber hibernado durante el invierno.

Por supuesto, hibernar no es solo una forma de escapar del invierno, ya que la ciencia también ha arrojado luz sobre sus beneficios antienvejecimiento. Al ralentizar el metabolismo, sinónimo de conservación, sería posible vivir más tiempo y con mejor salud. Al final, nada parece imposible.

Lo practican muchos mamíferos, insectos y reptiles, pero... ¿Podrían también los humanos hibernar llegado el frío? Todos conocemos a alguien capaz de permanecer horas y horas durmiendo, pero por lo general concebimos el tiempo en cama como tiempo perdido, desaprovechado en la rueda de productividad en la que nuestra especie ha basado su vida y su evolución.

Social Estilo de vida Ciencia
El redactor recomienda