Es noticia
Menú
La efectiva regla 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos
  1. Alma, Corazón, Vida
ESTUDIAR SIN PERDER TIEMPO

La efectiva regla 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos

Un estudio de la Universidad de Waterloo señala que decir en voz alta aquellos textos que se quieren memorizar ayuda a que la información se almacene en la memoria a largo plazo

Foto: El efectivo método 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos (Fuente: iStock)
El efectivo método 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos (Fuente: iStock)

Regresar a la rutina diaria y hacerlo con ilusión, manteniendo a raya el síndrome postvacacional es el reto al que cada año se enfrentan los alumnos cuando regresan a las clases. Después de un largo verano, los estudiantes se ven expuestos a cambiar de hábitos muy rápido y dedicar muchas horas al día al nuevo curso.

Aprender requiere memorizar y para ello existen múltiples técnicas. Cada una de ellas es efectiva en función del estudiante y el tipo de texto que se quiere retener en la cabeza. No es lo mismo memorizar textos largos que textos cortos o párrafos enteros que ideas. Cada maestrillo, tiene su librillo, como se dice coloquialmente.

Foto: Fuente: iStock.

La idea es que estas reglas mnemotécnicas faciliten el proceso de memorizar mediante distintas asociaciones. Pero, además, es importante establecer una dinámica de estudio eficaz como el horario de repaso, que ayuda a que todos los temas nuevos que se tienen que aprender puedan retenerse en la memoria.

La regla 10-10-2

En este sentido, un estudio elaborado por la Universidad de Waterloo avala que la repetición de conceptos puede ayudar a almacenar la información durante un mayor periodo de tiempo en la memoria. Se trata de la regla 10-10-2, un sistema muy sencillo que pueden utilizar hasta los estudiantes más pequeños para aprobar los exámenes del próximo curso.

Con esta premisa, la regla 10-10-2 motiva a los estudiantes a realizar un método de tres pasos. En primer lugar, leer la información o temario que deseamos memorizar, después, volver a leerlo otras nueve veces. Una vez terminemos, tendremos que leer en voz alta otras 10 veces estos datos. Por último, el tercer paso consiste en escribir dos veces todo aquello que recordemos, por supuesto, sin recurrir al texto original.

Leer en voz alta y escribir las palabras favorece el recuerdo y la retención general de la memoria

“Apodado el 'efecto de producción', el estudio determinó que es la acción dual de hablar y escucharse a uno mismo lo que tiene el impacto más beneficioso en la memoria”, señaló Colin M. MacLeod, profesor y presidente del Departamento de Psicología de la Universidad de Waterloo. “Este estudio confirma que el aprendizaje y la memoria se benefician de la participación activa”, añadió Noah Forrin, coautor del estudio que fue publicado en la revista científica 'Science Daily'.

Regresar a la rutina diaria y hacerlo con ilusión, manteniendo a raya el síndrome postvacacional es el reto al que cada año se enfrentan los alumnos cuando regresan a las clases. Después de un largo verano, los estudiantes se ven expuestos a cambiar de hábitos muy rápido y dedicar muchas horas al día al nuevo curso.

Memoria Estudiantes Estudio científico Alumnos
El redactor recomienda