Es noticia
Menú
Cada vez más personas se alejan de la actualidad debido al estrés informativo
  1. Alma, Corazón, Vida
ENCUESTA DEL INSTITUTO REUTERS

Cada vez más personas se alejan de la actualidad debido al estrés informativo

Un nuevo informe refleja el ansia de desconexión informativa que se siente en todo el mundo causado por la fatiga pandémica y otros problemas, lo que ha hecho caer el nivel de confianza en los medios de comunicación

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los convulsos y acelerados tiempos que nos ha tocado vivir también han pasado factura a los medios de comunicación. Después del gran 'boom' informativo de la pandemia, los ciudadanos de todas las partes del planeta han sentido la necesidad de desconectar de las noticias tras haber percibido una merma de su bienestar mental. Así lo reconoce el último y reciente informe del Instituto Reuters en colaboración con la Universidad de Oxford, que cifra esta caída de la atención global a la actualidad en un 38%, lo que supone un aumento notable de personas que prefieren no informarse, ya que hace apenas cinco años dicho porcentaje estaba en un 29%.

Los países que más notaron este descenso de interés informativo fueron Reino Unido (un 46%) y Brasil (un 54%), duplicándose el número de gente que reconocía no consultar nunca las noticias debido a que les ponían de mal humor o bajaban su estado de ánimo. Los resultados, de los que se ha hecho eco la BBC entre otros medios, confirman que el estrés informativo aumentó especialmente en la población joven de menores de 35 años, con un 36% que reconoció sentirse peor en caso de poner la televisión para ver las noticias.

De los más de 93.000 encuestados, el 29% de ellos opinó que la mayoría de las noticias que recibían eran sesgadas o no confiables

Y, por otro lado, menos de la mitad (un 47%) reconoció seguir día a día la actualidad, cuando en 2015 el porcentaje era de un 67%. ¿A qué se debe este descenso en el nivel de seguimiento y el respectivo aumento de la desconexión? Los autores del estudio esgrimen que debido al cansancio originado por la excesiva repetición del tema informativo que más ha copado titulares en estos últimos cinco años, la pandemia de coronavirus, pero también por la pérdida de confianza en las principales cabeceras y medios de comunicación.

Más desconfianza (pero también fidelidad)

De las más de 93.000 personas repartidas en 46 países a las que se encuestó, el 29% de ellas opinó que la mayoría de las noticias que recibían eran sesgadas o no confiables, un porcentaje algo pequeño si tenemos en cuenta que vivimos en la gran era de la desinformación. A pesar de ello, sí que se vio un incremento en el nivel de confianza depositado en medios concretos que percibían como confiables, es decir, hubo una mayor adhesión o fidelidad en cuanto a preferencia informativa. Otros argumentos que esgrimieron aquellos que preferían la desconexión eran que les ahorraba discusiones que preferían evitar (un 17%), les hacía sentir impotentes frente a los problemas del mundo (un 16%) y otros un mero desinterés (un 5%).

Hace 10 años, el 79% de los ciudadanos seguían los telediarios, mientras que ahora solo un 53% admiten poner las noticias en televisión

El estudio también incluye una retrospectiva para analizar cómo ha cambiado el comportamiento de público y consumidores de información. Hace 10 años, el 59% de la población mundial confesaba leer un periódico físico al menos una vez por semana, un porcentaje que se ha reducido a un 17%. Por otro lado, el 79% de los ciudadanos seguían de cerca los telediarios, mientras que ahora solo un 53% admiten poner las noticias en televisión para informarse. También los hábitos de consumo de información digital han cambiado, cayendo en picado la obtenida a través de un ordenador para dar paso a la suministrada a través del teléfono móvil; esto también entraña un problema debido al filtro burbuja de Google que selecciona las noticias según tus búsquedas y preferencias informativas, contribuyendo a la polarización de la sociedad.

"Los temas que los periodistas consideran más importantes son aquellos que más alejan a las personas a la hora de consumir información"

La forma de consumir información también es una causa de esta ansia de desconexión, ya que, cuando antes dedicábamos solo un momento concreto del día para informarnos, ahora lo hacemos permanentemente al vivir pegados a nuestro 'smartphone'. Algunas autoras como Karla Starr ya hablan en artículos de un supuesto "derecho a la ignorancia" para paliar ese estrés informativo y poder esgrimir sin pudor ni vergüenza que no, no te has enterado de esa última noticia ni tampoco tienes ninguna opinión al respecto sobre ella.

Foto: Fuente: iStock

El tema más candente de este año sobre el que el estudio también recogió resultados fue la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Curiosamente, tal y como señala el principal autor del informe, Nic Newman, en los países más cercanos a Rusia como Alemania o Polonia, el interés informativo de sus ciudadanos cayó en picado, probablemente debido a una posible mala cobertura del acontecimiento o a la dificultad que entrañaba descifrar las causas y consecuencias de lo que estaba pasando. "Estos hallazgos son particularmente desafiantes para la industria informativa", admitió Newman. "Los temas que los periodistas consideran más importantes, como los conflictos internacionales o las pandemias, son aquellos que más alejan a las personas a la hora de consumir información".

¿Y en España?

Solo un 32% de la población general confía en que las noticias que reciben son realmente fiables. Tal y como apunta el informe, por primera vez hay más españoles escépticos (un 39%) que personas que confían en la información diaria que reciben (un 32%). Ninguna de las empresas de información y comunicación de nuestro país superan el umbral del 50% de confianza, argumentando la fatiga originada por el coronavirus, así como la polarización política y mediática originada en estos últimos cinco años.

Del mismo modo, el consumo de noticias por televisión está en caída libre, especialmente entre los más jóvenes. España tiene uno de los niveles más altos de consumo de noticias a través del teléfono móvil (un 75%), el doble del porcentaje de las personas que se informan a través de un ordenador. Otro de los puntos a destacar es el asombroso auge de los pódcast, y es uno de los países que más consume este tipo de contenidos vía 'online'. Un 41% reconoció haber escuchado alguno de ellos en el último mes, lo que sin duda resulta en un nuevo nicho a explotar por los creadores y amantes de la radio tradicional.

Los convulsos y acelerados tiempos que nos ha tocado vivir también han pasado factura a los medios de comunicación. Después del gran 'boom' informativo de la pandemia, los ciudadanos de todas las partes del planeta han sentido la necesidad de desconectar de las noticias tras haber percibido una merma de su bienestar mental. Así lo reconoce el último y reciente informe del Instituto Reuters en colaboración con la Universidad de Oxford, que cifra esta caída de la atención global a la actualidad en un 38%, lo que supone un aumento notable de personas que prefieren no informarse, ya que hace apenas cinco años dicho porcentaje estaba en un 29%.

Estrés Pandemia Brasil Reino Unido Coronavirus
El redactor recomienda