Es noticia
Menú
Las entrevistas de trabajo que están yendo muy lejos
  1. Alma, Corazón, Vida
"gratis no trabajo"

Las entrevistas de trabajo que están yendo muy lejos

Algunos responsables de recursos humanos están comenzando a pedir a los candidatos que trabajen antes de ser contratados, a veces en tareas que pueden llevar horas o incluso días

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Suelen decir que buscar trabajo es, ya en sí mismo, un trabajo. Según las tasas de desempleo de marzo 2022 en España, hay un total de 13,5% de personas desempleadas, siendo más grave el paro en personas menores de 25 años: del 29,6%. El número total de parados en nuestro país es de 3.174.699,97 personas en el trimestre 1 de 2022, lo que supone un 2,28% respecto al trimestre anterior. Todo aquel que, en alguna ocasión, se ha visto en el problema de no tener trabajo, sabe lo preocupante y duro de la situación y lo difícil que es encontrarlo.

Por ello, quizá, algunas prácticas por parte de las empresas están comenzando a ser exagerados. Para demostrar el valor de los candidatos, algunos responsables de recursos humanos están comenzando a pedirles que trabajen antes de ser contratados, a veces en tareas que pueden llevar horas o incluso días.

El verdadero problema radica en cuando al candidato se le exigen trabajos excesivos que no son pagados

Así cuenta su experiencia una mujer llamada Thalia en un reciente artículo publicado en 'BBC', que tuvo que enviar un documento de más de 25 páginas para ofrecerse a un puesto que parecía una gran oportunidad, sin recibir jamás una respuesta por parte de los contratantes.

Foto: Hamish Griffin fue despedido tras hacer 3.000 kilómetros (Instagram/Hamish.Griffin)

Y es que tener en cuenta algún tipo de tarea laboral en el proceso de contratación ha sido, durante mucho tiempo, una manera de evaluar la idoneidad de un candidato para un puesto y una oportunidad para que los empleadores vean cómo su contratación potencial abordaría aspectos del trabajo.

En un mundo ideal la responsabilidad de pagar por el trabajo hecho sería un proceso regulado y pagado, encabezado por la empresa

Estas 'entrevistas' también permiten al candidato mostrar todas sus habilidades, lo cual siempre es algo bueno. El problema es que están creciendo a proporciones gigantescas, ya se trate de periodistas que tienen que presentar toneladas de ideas o escribir artículos para ver cómo redactan, tareas de juegos de roles y presentaciones o diseñadores que entregan prototipos complejos, por poner algunos ejemplos, la extracción de mano de obra durante el proceso de contratación puede ser insidiosa.

Pedirle a la gente que complete un proyecto o haga una prueba al ir a una entrevista de trabajo no tiene ninguna falta de ética en sí mismo. El verdadero problema radica en cuando se le exigen trabajos (volvemos al ejemplo de Thalia) excesivos que no son pagados.

La gente no debería tener miedo de pedir que se redacte un contrato antes de comenzar un proyecto con el fin de proteger su propiedad intelectual

Lo cierto es que la gente no debería tener miedo de pedir que se redacte un contrato antes de comenzar un proyecto con el fin de proteger su propiedad intelectual. De igual manera, es importante tener una idea clara de cuánto tiempo debe durar dicha actividad, así como los pasos generales del proceso de contratación.

En un mundo ideal la responsabilidad de pagar por el trabajo hecho no requeriría en el potencial posible nuevo empleado, sino que sería un proceso regulado y pagado, encabezado por la empresa. Aunque es una práctica marginal, algunas empresas comienzan a hacerlo.

Napala Pratini, cofundadora de la empresa emergente de tecnología de salud 'Habitual' (con sede en Londres), asegura que pagar directamente a los candidatos puede ser más rentable que pagar a las agencias de contratación o a las publicaciones en redes sociales. Poco después de su lanzamiento en 2019, su empresa comenzó a pagar a todos los candidatos una tarifa fija de 25 libras por hora por hasta cuatro horas de tareas.

Quizá no es mucho, pero por algo se empieza. Se trata más del gesto de compensar a alguien por su trabajo y su tiempo. Como candidato, puede ser fácil sentir que no tienes poder en la situación y aunque no estás arriesgando tu vida, estás haciendo una apuesta de vida por una empresa, y ellos también deberían valorar eso.

Suelen decir que buscar trabajo es, ya en sí mismo, un trabajo. Según las tasas de desempleo de marzo 2022 en España, hay un total de 13,5% de personas desempleadas, siendo más grave el paro en personas menores de 25 años: del 29,6%. El número total de parados en nuestro país es de 3.174.699,97 personas en el trimestre 1 de 2022, lo que supone un 2,28% respecto al trimestre anterior. Todo aquel que, en alguna ocasión, se ha visto en el problema de no tener trabajo, sabe lo preocupante y duro de la situación y lo difícil que es encontrarlo.

Entrevista de trabajo Trabajo
El redactor recomienda