Es noticia
Menú
Las 4 preguntas que debes hacer en tu entrevista de trabajo para tener éxito
  1. Alma, Corazón, Vida
EMPLEO

Las 4 preguntas que debes hacer en tu entrevista de trabajo para tener éxito

Acudir al ceremonioso cara a cara con tu empleador en un proceso de selección no consiste solamente en asentir y responder. Aquí van una serie de cuestiones que debes hacer si quieres causar buena impresión

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Llega el momento decisivo. La entrevista de trabajo suele ser el último paso para decantarse por un profesional. Suele venir acompañada o precedida de distintas pruebas en las que demostrar que eres el candidato ideal para el puesto. En este sentido, causar una buena impresión es imprescindible: aquí verán no solo tus conocimientos o tu técnica, sino tu forma de ser, de expresarte y parte de tu personalidad. Por ello, es frecuente que se cuelen preguntas imprevistas para ponerte en un aprieto. Ahora bien, ¿cuáles son las que tienes que hacer tú?

Cuando pensamos en una entrevista de trabajo, generalmente tendemos a creer que nuestro papel es asentir a todo. En realidad, el empleador suele pensar lo contrario, ya que lo que busca es conocerte y, por ello, intentará que te sueltes. Y para ello, deberás hacer preguntas clave que te hagan posicionarte como una persona segura de sí misma y de lo que quiere.

"Estaría bien preguntar si las expectativas que tienen contigo concuerdan con las metas de la empresa al menos a corto plazo"

Por tanto, en las entrevistas también el candidato debe hacer preguntas para saber si su puesto se ajusta a lo que ofrecen. Joe Mullins, experto en todo lo relacionado con el mundo laboral, ha enumerado una serie de cuestiones que siempre deben estar en tus primeras tomas de contacto con la compañía en la que aspiras trabajar y las ha publicado en 'Fast & Company', la revista internacional líder en temas laborales.

"¿Soy buen candidato para esta empresa?"

Esta pregunta te hará ser franco y directo, tal vez demasiado. Si notas buena sintonía, adelante; en caso contrario, podría quedar como una pregunta retórica o como un lamento para que te cojan. Además, el empleador o técnico de Recursos Humanos verá que eres una persona valiente y sincera, que sabe dónde se mete (o aspira a saberlo). Y, de paso, te dará las claves de tu inminente entrada en la compañía.

"¿Cuáles son los objetivos que tenéis a corto plazo?"

Si quieres conocer de manera más detallada cuáles van a ser tus funciones en caso de ser el candidato elegido, esta pregunta es más que necesaria. "Si te entrevistas con el jefe de marketing, por ejemplo, estaría bien preguntarle si las expectativas que tienen contigo concuerdan con las metas de la empresa", asegura Mullins. Así causarás mejor impresión, ya que hay una intención manifiesta por tu parte de querer cerciorarte si eres la persona que realmente están buscando.

"¿Cuáles son mis oportunidades para crecer en la empresa?"

Evidentemente, esta pregunta entraña riesgos porque puedes generar la impresión de ser demasiado ambicioso. Si ves que no hay la confianza suficiente, mejor no hacerla. En su lugar, pregunta cuáles son las habilidades que más se ajustan al puesto. Pero si te ves confiado, nunca está de más reconocer que tienes capacidades que perfeccionar o que pulir: así, tu empleador comprobará que más allá del interés concreto que tengas por estar dentro de su empresa, tu intención también parte de mejorar dentro de la profesión, lo cual es muy positivo.

"¿En qué persona me convertiré?"

Esta pregunta no tiene respuesta, pues ni tú ni tu empleador saben en qué te convertirás en caso de que entres dentro de la empresa. Pero sí que da pie a que él te hable más de las rutinas que vas a tener, los horarios de trabajo, el clima con tus compañeros... toda esa serie de detalles que figuran al margen del currículum profesional y que son igual de importantes a la hora de estar contento y a gusto en un empleo.

Foto: Carole Viaene (Foto cedida)

"Conseguir el trabajo adecuado también te impulsará para levantarte cada mañana con energía y para darte cuenta de que el puesto no solo te ayuda en tu carrera laboral, sino también a convertirte en una mejor persona", concluye Mullins.

Llega el momento decisivo. La entrevista de trabajo suele ser el último paso para decantarse por un profesional. Suele venir acompañada o precedida de distintas pruebas en las que demostrar que eres el candidato ideal para el puesto. En este sentido, causar una buena impresión es imprescindible: aquí verán no solo tus conocimientos o tu técnica, sino tu forma de ser, de expresarte y parte de tu personalidad. Por ello, es frecuente que se cuelen preguntas imprevistas para ponerte en un aprieto. Ahora bien, ¿cuáles son las que tienes que hacer tú?

Trabajo Entrevista de trabajo Internacional Recursos humanos
El redactor recomienda