Trucos para coger con más ganas la temida cuesta de enero
  1. Alma, Corazón, Vida
BIENESTAR

Trucos para coger con más ganas la temida cuesta de enero

Como sucede a la vuelta de las vacaciones de verano, es la época en la que tenemos más riesgo de sufrir síntomas relacionados con la ansiedad o la depresión. ¿Cómo evitarlo?

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Ahora que estamos sumidos de nuevo en la rutina, como todos los años, muchas personas seguramente sufran de síntomas relacionados con la depresión o la ansiedad. Tristeza, aburrimiento, malestar, desmotivación... son solo algunas de las sensaciones que impregnan el mes de enero, una vez las fiestas de Navidad acaban. Y, sobre todo, preocupación, pues los excesos de la época junto con los gastos en cenas y regalos anteponen la necesidad de adoptar un plan de contingencia de ahorro urgente.

Enero es el mes en el que pasamos del todo a la nada, en el que abundan los buenos propósitos que, poco a poco y si no se tiene la fuerza de voluntad suficiente, acabarán siendo los mismos al año siguiente, es decir, puestos otra vez en lista de espera. Para agudizar más aún el bajón 'post-navideño', el tiempo tampoco acompaña. Hasta dentro de unos meses, cuando cese el invierno, no empezaremos a notar más calor en la calle o a vivir bajo más horas de sol. Todo ello conforma un 'cocktail' psicológico que en muchos casos es difícil de asumir, más en una época de pandemia en la que la salud mental se ha visto tan resentida.

"El mayor problema de esta tristeza navideña es sentirse solo o abandonado". Por ello, llama a amigos o queda con ellos

¿Cuándo preocuparse? Como ocurre a la vuelta del verano con el trastorno afectivo estacional, si los síntomas negativos persisten durante semanas lo más recomendable sería acudir a un médico o a un psicólogo. Pero si los efectos son leves, acabarán pasando una vez nos sumerjamos de nuevo en la rutina. Para hacer esta transición lo más llevadera posible, aquí van una serie de consejos muy útiles sobre lo que debes hacer a partir de un artículo de 'Life Hacker'.

Habla con alguien de confianza

La mejor cura para cualquier malestar psicológico siempre es hablar con alguien a quien tengas aprecio y creas que te puede escuchar con atención y dar buenos consejos. De hecho, cuando tienes un problema que parece muy difícil de solucionar, si se lo cuentas a alguien generalmente tiende a disminuir de importancia. Mantente cerca de tus amigos en esta época, aunque el miedo a contagiaros pueda continuar, ya que puedes hacer un plan con ellos si tomas las medidas adecuadas, como la protección con mascarilla y la distancia.

Foto: Fuente: iStock

"El mayor problema de esta tristeza navideña es sentirse solo o abandonado", asegura Margareth Wehrenberg, psicóloga estadounidense. Por ello, sal a dar un paseo o como mínimo llama por teléfono. No te conformes con tener la típica conversación por chat. En estos momentos pandémicos, además, es muy importante no perder el vínculo con tus seres queridos.

Reduce el consumo de alcohol

Nunca, bajo ningún contexto, es bueno el consumo de alcohol. Y, sin embargo, como habrás podido comprobar, es uno de los invitados estrella en la mesa. ¿Quién no brinda con una copita de champán por el Año Nuevo después de la cena? Esta ocasión debe ser excepcional. En cuanto vuelvas a la rutina debes alejarte de vinos, cervezas o alcoholes etílicos. Si bebes con frecuencia puedes acabar desarrollando cambios de humor, estar más irritable de lo normal o tener niebla mental al día siguiente.

Vigila la alimentación

Un estudio de 2019 ya lo advertía: una dieta deficiente y cargada de grasas saturadas se asocia con trastornos en el estado de ánimo, incluida la ansiedad y la depresión. Para que esto no suceda, apuesta por alimentos ricos en vitaminas y fibra, es decir, come más fruta y verdura. No solo notarás una mejora de tu bienestar mental, sino que también te sentirás menos pesado que si sigues consumiendo alimentos ricos en hidratos de carbono, lípidos o azúcares.

Planifica un viaje

¿Qué tal si para animarte planeas un viaje en primavera con alguien especial de tu círculo íntimo? Nada mejor para remontar esta cuesta de enero que tener en la mente un plan a la vista. Así, todas las tareas a las que te debes enfrentar tienen una compensación. A veces, para hacer algo solamente basta con tener en mente una recompensa en el futuro cercano. Al igual que si te sometes a una dieta también está bien reservar un día (solo uno) para darte un capricho.

Haz ejercicio y sal a la calle

El ejercicio siempre viene bien, pero más aún cuando estás deprimido. "Se ha demostrado que los ejercicios aeróbicos como caminar, correr, andar en bici o realizar tareas de jardinería tienen un fuerte poder a la hora de reducir síntomas asociados con la ansiedad o la depresión". Tampoco hace falta que te inscribas a un gimnasio o te sometas a exigentes rutinas de actividad física; basta con salir a caminar deprisa unos minutos al día para notar un mínimo de beneficios. Y, si lo haces con alguien, los efectos psicológicos serán mucho mejores, ya que socializar ayuda a frenar los pensamientos y sentimientos de soledad que nos pueden acosar en esta época del año.

Trucos Salud mental Pandemia
El redactor recomienda