La música pop de los ochenta es la mejor para reducir el estrés, según un estudio
  1. Alma, Corazón, Vida
QUE EL ÁNIMO NO DECAIGA

La música pop de los ochenta es la mejor para reducir el estrés, según un estudio

Si estás agobiado, prueba a desconectar con los 'hits' más bailables de aquella década, pues una investigación ha descubierto que es el estilo más efectivo para combatir la ansiedad

placeholder Foto: Blondie, uno de los mayores iconos del pop de los 90. (Wikipedia)
Blondie, uno de los mayores iconos del pop de los 90. (Wikipedia)

¿Cuántas mañanas te has puesto a trabajar o a ordenar la casa con canciones de Blondie, New Order o George Michael de fondo? En ese caso, tienes menos probabilidades de sufrir episodios de ansiedad o estrés. Así lo reconoce un nuevo estudio realizado por una empresa de cirugía estética internacional en el que llegaron a la conclusión de que dicha música ochentera nos hace vivir con más calma interior y a su vez nos sirve para pasar los baches de la vida.

La música es una fuente de felicidad, sobre todo para los más melómanos, pero dentro de ella hay múltiples géneros y estilos que varían en torno a lo que queremos escuchar y su relación con nuestro estado de ánimo. Habrá muchas personas a las que les relaje los rápidos ritmos del 'heavy metal', pero por norma general esta investigación concluyó que aquellos que suelen escuchar canciones del pop ochentero suelen llevar una existencia más tranquila y relajada.

"Sus sonidos alegres y festivos podrían ayudar a la segregación de endorfinas y serotonina, lo que aumenta sus sentimientos de calma y felicidad".

El estudio pidió a 1.540 voluntarios de 18 a 65 años que completaran una encuesta en base a una serie de pruebas de estrés mental. En ellas, se les puso una lista de reproducción de Spotify que incluía varios géneros de música, como por ejemplo las eternas baladas del rock de los sesenta, los himnos rockeros de los setenta y el R&B de los noventa. A los participantes también se les hizo escuchar estilos menos convencionales, como el 'dubstep', el jazz o música clásica moderna.

De este modo, la investigación concluyó que fueron las baladas pop de los años 80 las que resultaron más relajantes para los oídos de los participantes. Tanto es así, que se percibió una disminución de la presión arterial entre el 96% de los voluntarios, así como un descenso de la frecuencia cardíaca en el 36%. ¿Qué temas fueron responsables de producir estos curiosos efectos en el organismo? Sobre todo el 'Love Will Tear Us Apart' de Joy Division, 'Call Me', de Blondie, 'It's a Sin', de los Pet Shop Boys, 'Freedom' de Wham! o 'Wind Beneath My Wings' de Bette Midler, entre muchas otras.

Una especie de "nostalgia positiva"

"Los resultados pueden parecer muy sorprendentes, pero médicamente tienen mucho sentido", aseguran los autores en el estudio, en declaraciones recogidas por 'The New York Post'. "Estos éxitos del pop afincados en la década de 1980 podrían inducir en las personas una especie de nostalgia positiva, y sus sonidos alegres y festivos podrían ayudar a la segregación de endorfinas y serotonina en el cerebro, lo que aumenta sus sentimientos de calma y felicidad".

Foto: Foto: iStock.

¿Qué género quedó en segundo lugar a la hora de reducir la ansiedad? Curiosamente, el 'heavy metal', ya que el 89% de los encuestados reportaron una notable disminución de su presión arterial y un descenso en su frecuencia cardíaca (18%). En lo que se refiere a este estilo, los autores concluyeron que "la música enfadada puede ayudar a los oyentes a procesar mejor sus sentimientos y, como resultado, conducirles a un mayor bienestar".

El estudio también reflejó que el techno es el género menos eficaz para calmar la ansiedad, de aquí que el 78% de los encuestados reportaran un aumento de su presión arterial alta. La música clásica, la cual 'a priori' puede parecer la más relajante, no obtuvo buenos resultados, ya que no produjo cambios significativos en los índices de presión arterial y frecuencia cardíaca de los participantes. Por ello, se quedó a mitad de la tabla. Si te interesa, puedes ver todas las conclusiones del estudio pinchando en este enlace de la revista 'Metal Sucks'.

Social Música Pop Estrés Felicidad Música clásica Heavy Cirugía estética Internacional Heavy Metal Jazz Spotify