Las mejores canciones para hacer el amor con tu pareja en Navidad
  1. Alma, Corazón, Vida
PONLE RITMO

Las mejores canciones para hacer el amor con tu pareja en Navidad

Esta Navidad será mucho más íntima que las demás. Por ello, conviene aprovechar el momento si vives con tu pareja para desplegar toda vuestra pasión gracias a la música

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Llega la Navidad y aunque no tengamos grandes expectativas, hay que saber verle el lado bueno a las cosas, por muy mal que vengan. Quizá uno de los alicientes para esta época navideña marcada por la crisis del coronavirus es que vamos a disfrutar de unas fiestas más íntimas y no tan populosas. A diferencia de otros años, habrá que reducir el número de invitados a las comidas y cenas, y eso quiere decir que podremos contar con más espacio y tiempo para nuestro círculo más cerrado de convivientes. Si tienes la suerte de contar con alguien a tu lado y estáis viviendo juntos, seguro que podréis aprovechar para dar rienda suelta a toda vuestra pasión.

Esto quiere decir que puedes aprovechar los días festivos que vienen para conectar más a un nivel emocional y sexual con tu pareja. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con música? Al fin y al cabo, nos permite construir un ambiente íntimo y perfecto para desplegar toda nuestra seducción y embarcarnos en una noche de pasión que podría prolongarse hasta bien entrada la madrugada. Sorprende a tu media naranja con esta selección de canciones dirigidas a subir vuestra libido que te proponemos desde El Confidencial. Hemos intentado que no sean las más típicas que podéis encontrar en listas similares. Ellas serán la mejor banda sonora para incrementar vuestro deseo y establecer un ambiente cálido y sensual que acompañe una noche ideal de sudor y confesiones amorosas.

"Sexual Healing", Marvin Gaye (1982)

Quizás la canción que estimula más el instinto sexual (como su propio nombre indica) de la mano del rey del soul americano. Seguramente la hayas escuchado innumerables veces en anuncios de televisión y películas. Su cadencia suave y aterciopelada produce un efecto lánguido y bailable que hará que el acto de quitaros la ropa sea todo menos incómodo. Si quieres darle otro enfoque, hay una versión realizada por la banda 'Hot 8 Brass Band' interpretada por trompetas que está pensada para una escucha más familiar, ya que es imposible resistirse al chute de ánimo y optimismo que proporciona con solo darle al 'play'.

"Nikes", Frank Ocean (2016)

Apertura colosal del álbum 'Blonde', que en muchas listas prestigiosas de los mejores discos de la década ocupa los primeros puestos. Se trata de una canción de soul de toda la vida empantanada con una imposible red de sintentizadores dub que sumergen al oyente en una catarsis placentera y orgásmica. Por no hablar de la parte vocal que, borracha de autotune, al principio puede sonar un poco ridícula, pero en cuanto te acostumbres a este timbre tan agudo verás las estrellas. También hay disponible en YouTube una versión en el que toda esta cobertura electrónica es eliminada y se oye a su autor, Frank Ocean, a voz desnuda, tocándola al piano. Imprescindible si vas a hacer el amor y quieres subir el listón.

"All Night", Jai Paul (2016)

Una canción mucho más moderna pero que sin duda conecta mucho con el camino iniciado por Marvin Gaye en los años 80. Jai Paul es un joven británico de ascendencia india que sorprendió al mundo con su tema 'BTSTU', consiguiendo tanta fama que al cabo de unos meses decidió desaparecer completamente. El año pasado se filtraron las demos que estaba preparando para un disco debut y entre ellas, hacia el final, se encontraba esta hermosa balada subtropical que nos induce a una noche de pasión hasta las tantas de la madrugada.

"Jamelia", Caribou (2010)

Último track de su impresionante disco 'Odessa' que sirve de perfecto colofón para este viaje psicodélico y también con regusto tropical. Proyecto del productor de música canadiense Dan Snaith, seguramente os sorprenda su chirriante final, que bien podría simbolizar la explosión del orgasmo. Pero como dura apenas casi cuatro minutos, lo mejor sería que la dejaráis para el final ya que representa eso mismo: un reventón celestial de sensaciones de lo más oníricas y sensuales.

"Nothing's Gonna Hurt You, Baby", Cigarrettes After Sex (2012)

El propio nombre de la banda ya lo dice todo. Hemos seleccionado esta, pero si queréis un ambiente lánguido, etéreo y directamente dirigido a estimular la libido, lo mejor que podéis hacer es poner su disco homónimo entero de principio a fin. Un dream-pop reposado y noctámbulo, ideal para compartir sentimientos, vivencias y efluvios.

"Charlotte's Thonge", Connan Mockasin (2018)

Este tema de casi nueve minutos será la delicia de todos vuestros encuentros sexuales navideños. Irresistible y mágico, resulta imposible no sucumbir a la tentación de hacerlo lento y pausado con este jazz de regusto vintage y ochentero, creado por el excéntrico Connan Mockasin para su disco 'Jassbusters'. Como un bombón de chocolate en la boca, la guitarra se deshace en un mar de 'bendings' y solos para desplegar toda la pasión contenida en vuestro hogar.

"Send It On", D'Angelo (2000)

Otra canción que parece que fue hecha con la intención manifiesta de elevar la libido entre los oyentes. D'Angelo es un maestro del soul más lo-fi, que sigue la estela del gran Marvin Gaye. Introduce un coro con una ecualización suave y lánguida que consigue construir un ambiente romántico allá donde estés.

"Under your spell", Desire (2009)

Uno de los temás más románticos de la electrónica actual que se puso de moda tras aparecer en la película 'Drive' de Nicholas Winding Refn. Inspirada en el italo-disco, esta canción es de lo más seductora para embarcarte en una noche de pasión que se alargue hasta las tantas de la madrugada. Imprescindible en ese momento íntimo que llevas días buscando.

"Blue Valentine", Tom Waits (1978)

La más 'oldie' de toda esta colección que te proponemos. Una de las mejores voces de la historia de Norteamérica interpreta esta arrebatadora y romántica canción con una guitarra eléctrica en 'clean'. Se trata de la última pieza del álbum homónimo que lanzó en 1978, uno de los mejores de toda su prolífica carrera.

"The Dark End of the Street", Marching Church (2015)

La sorpresa del final. El cantante de la banda danesa de post-punk Iceage, Elias Bender Rønnenfelt, creó el proyecto en solitario de Marching Church para alejarse de la oscuridad y suciedad que desprendían sus temas con su banda principal y entrar en otros terrenos sonoros más cálidos y reposados. Esta canción, que sirve para cerrar su primer álbum 'This World Is Not Enough', es la perfecta banda sonora para después del sexo. De ahí que hayamos querido situarla como la última de esta playlist sensualmente navideña. A disfrutar y relajarse con esta soporífera voz que, partiendo de un tema antiguo de James Carr de 1967, sirve de perfecto colofón a una noche de sexo.

Sexo Sin censura Fiestas Coronavirus Navidad Sudor Ropa Kia
El redactor recomienda