Es noticia
No, en la prehistoria no había tantas muertes infantiles como pensábamos
  1. Alma, Corazón, Vida
estimaciones erróneas

No, en la prehistoria no había tantas muertes infantiles como pensábamos

Hay una suposición errónea de que las tasas de mortalidad infantil determinan cuántos seres humanos mueren en la infancia, en lugar de reflejar las tasas de fertilidad

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Prácticamente, todo el mundo cree que las muertes infantiles eran algo sumamente corriente hasta hace bien poco, y que los avances médicos, la higiene de manos y la penicilina ayudaron mucho a revertir la situación. Por supuesto, parece lógico creer que cuanto más nos retrotraemos en el tiempo, más corrientes eran las muertes infantiles.

Pero podríamos estar todos equivocados.

Las tasas de muerte infantiles en tiempos prehistóricos no eran tan graves como siempre hemos pensado, según una nueva investigación (informa 'Science Alert'). A menudo se informa de que casi el 40% de los bebes de aquella época morían durante el primer año de vida. Sin embargo, cuando los antropólogos en Australia analizaron una década de datos demográficos modernos de la ONU pertenecientes a 97 países, encontraron evidencias que podrían desafiar esta creencia popular.

La estimación parece basarse en la suposición errónea de que las tasas de mortalidad infantil determinan cuántos seres humanos mueren en la infancia, en lugar de reflejar las tasas de fertilidad

La estimación parece basarse en la suposición errónea de que las tasas de mortalidad infantil determinan cuántos seres humanos mueren en la infancia, en lugar de reflejar las tasas de fertilidad. Según explican desde el propio estudio, se ha asumido durante mucho tiempo que si hay muchos bebés fallecidos (haciendo recuento de los enterramientos) significa que la mortalidad infantil ha sido alta. Muchos asumieron que fue así en el pasado debido a la ausencia de atención médica moderna, sin embargo, en lo que habría que fijarse es en la cantidad de bebés que nacían, no la velocidad a la que morían.

Los sitios de enterramiento antiguos son una de las mejores pruebas que tenemos de cómo vivían los humanos en la prehistoria, hace miles de años, pero estos sitios no siempre nos brindan mucha evidencia física para continuar, lo que significa que es posible malinterpretar lo que encontramos.

La tasa de mortalidad actual de niños nacidos muertos, recién nacidos, bebés y niños menores de cinco años se predice con mayor precisión por la tasa de fertilidad total

Como era de esperar, la tasa de mortalidad actual de niños nacidos muertos, recién nacidos, bebés y niños menores de cinco años se predice con mayor precisión por la tasa de fertilidad total, aunque la cantidad de niños que nacen todavía no explica todas las muertes infantiles. Hasta el 40 por ciento de la variación parece deberse a otros factores desconocidos, probablemente una interacción compleja de variables.

Foto: Descubren el esqueleto de una nueva especie de dinosaurio en Missouri (Museo Smithsonian)

Incluso la tasa de fertilidad en sí habla de una variedad de otros factores, como el nivel socioeconómico, la desnutrición, las enfermedades y el acceso a la atención, que pueden interactuar potencialmente entre sí, todo esto sugiere que las proporciones aprobadas no son sustitutos particularmente efectivos de la mortalidad infantil y juvenil, sino que la influencia de la fertilidad en las tasas de mortalidad infantil es algo muy complejo y no debe considerarse causal sin evidencia de apoyo.

Curiosamente, en algunas naciones de "baja fecundidad" como Japón e Islandia, la tasa de fecundidad influyó aún más en la tasa de mortalidad infantil. En países con alta fecundidad, como Malí, por otro lado, hubo una proporción relativamente más alta de muerte infantil, incluso en comparación con naciones con una tasa de mortalidad infantil más alta, como Sierra Leona. Claramente, la tasa de mortalidad infantil en Malí no se debe exclusivamente a su menor tasa de mortalidad infantil y tiene más que ver con la cantidad de bebés que nacen.

El hecho de que haya muchos niños enterrados en la antigüedad no significa necesariamente que las madres prehistóricas fueran incapaces de cuidar a sus hijos

A la luz de estos resultados, los investigadores dicen que debemos buscar un enfoque más holístico y contextual de cómo interpretamos los entierros de bebés antiguos. El hecho de que haya muchos niños enterrados en la antigüedad no significa necesariamente que las madres prehistóricas fueran incapaces de cuidar a sus hijos."Si las madres durante ese tiempo estaban teniendo muchos bebés, entonces parece razonable sugerir que eran capaces de cuidar a sus hijos pequeños" explican fuentes del estudio.

"Las representaciones artísticas y la cultura popular tienden a pensar en nuestros antepasados ​​como estas personas arcaicas e incapaces, y olvidamos que su experiencia emocional y respuestas como el deseo de brindar cuidados y los sentimientos de dolor se remontan a decenas de miles de años, por lo que agregar este sentimiento emocional y el aspecto empático de la narrativa humana es realmente importante", concluyen.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda