Una mujer que pesaba tanto que no podía caminar logra adelgazar 95 kilos
  1. Alma, Corazón, Vida
En Reino Unido

Una mujer que pesaba tanto que no podía caminar logra adelgazar 95 kilos

Aunque este esfuerzo no es tarea fácil, Sarah pidió a su hermana que fuera con ella a nadar al aire libre en Durham

Foto: Llegó un momento en el que no podía acudir a reuniones familiares y le costaba incluso colocarse los zapatos (Unsplash)
Llegó un momento en el que no podía acudir a reuniones familiares y le costaba incluso colocarse los zapatos (Unsplash)

Kathleen Wotton es una mujer que llegó a tener problemas para vestirse o ponerse de pie sin la ayuda de alguien. Es abuela de 48 años y necesitaba dos bastones para moverse, pero con solo dar unos pasos se caía. A medida que pasaba el tiempo, empezó a temer por su vida y a sentirse “al borde de la muerte”.

Llegó un momento en el que Wotton no podía acudir a reuniones familiares y le costaba incluso colocarse los zapatos. Sin embargo, gracias a su hermana, Sarah, Kathleen dio un giro a su vida y ha logrado adelgazar 95 kilos en doce meses.

Foto: Foto: iStock.

Perder peso no es tarea fácil, pero Sarah pidió a su hermana que fuera con ella a nadar al aire libre en Durham (Reino Unido). Aunque estaba nerviosa, Kathleen empezó a sentirse realmente bien en el agua. En ese momento se enganchó a su nuevo hobby, y desde entonces está prácticamente todos los días en remojo.

Desea ayudar a otros

"Cuando entré, fue como si una enorme niebla se hubiera disipado de mi cabeza y sentí que mi cuerpo volvía a moverse”, ha contado la propia Wotton a Mirror. Ahora, la mujer espera que su historia inspire a aquellos que tengan problemas con su peso.

placeholder El agua aguanta a cualquiera, sin importar el tamaño o forma (Unsplash)
El agua aguanta a cualquiera, sin importar el tamaño o forma (Unsplash)

Además de seguir cuidándose, Kathleen tiene ahora en mente atravesar nadando el Canal de la Mancha, así como sumergirse en las heladas aguas de la Antártida. Según ella, “el agua aguanta a cualquiera, sin importar el tamaño o forma”. Afirma que es algo “increíble” que merece la pena intentar.

"Si no hubiera encontrado la natación en aguas abiertas no estaría aquí ahora"

El excesivo peso de Wotton estuvo en un principio condicionado por la artrosis y problemas de movilidad, lo que dificultó que pudiera hacer deporte. Sostiene que, “si no hubiera encontrado la natación en aguas abiertas no estaría aquí ahora”. Kathleen realmente cree que podría haber muerto de no haber incluido cambios en su vida.

La percepción de su aspecto

La natación no solo ha ayudado a esta mujer a mejorar su salud, sino que ha favorecido igualmente que desaparecieran los fuertes dolores articulares que sufría a diario. Wotton tiene que trabajar ahora en su autoestima, ya que su “imagen corporal me sigue molestando enormemente […] aunque no me importa la opinión de nadie más que la mía”.

Foto: “Nunca imaginé llegar tan lejos, especialmente durante esta pandemia” (iStock)

Una forma de cuidar su salud mental ha sido compartiendo una fotografía en la que aparece en bikini. Si bien confiesa que “al principio estaba nerviosa”, a Kathleen Wotton le alegra ver lo “rebosante de felicidad y confianza” que se muestra en la instantánea.

Aunque su situación parezca la ideal, ella tiene claro que “no soy perfecta”

Por último, cabe destacar que la mujer ha pedido asesoramiento a un especialista en nutrición y ahora sigue una dieta saludable. La mujer confiesa que “antes de nadar, utilizaba la comida como un enemigo”. Aunque su situación parezca la ideal, ella tiene claro que “no soy perfecta”. A veces lo “paso mal y vuelvo a caer en ello”. Lo que realmente le anima a continuar son los suyos: “Tengo tres hijos y dos nietos, y quiero disfrutar de un tiempo de calidad con ellos, cosa que antes no hacía”.

Adelgazar Perder peso
El redactor recomienda