Consigue adelgazar 49 kilos gracias a dos sencillas claves
  1. Alma, Corazón, Vida
Llegó a pesar 140

Consigue adelgazar 49 kilos gracias a dos sencillas claves

Moneek Davenport se centra en tomar pollo, carbohidratos saludables, mucha fruta, verdura y agua

placeholder Foto: Aunque seguía una rutina realmente activa, padecía de sobrepeso (Unsplash)
Aunque seguía una rutina realmente activa, padecía de sobrepeso (Unsplash)

Moneek Davenport es una mujer de 37 años de Carolina del Sur (Estados Unidos) que es trabajadora de salud en el hogar, empleo que combina con sus labores en un restaurante y sus estudios para convertirse en entrenadora personal. Siguiendo el hábito de caminar treinta minutos al día, levantar pesas y preparar opciones saludables de sus platos favoritos, ha logrado perder 49 kilos.

Davenport ha contado a Women's Health que empezó a tener problemas de salud siendo una niña. Aunque seguía una rutina realmente activa, padecía de sobrepeso. Esto se debe a los malos hábitos alimenticios. La dieta de esta mujer estaba basada en fritos, procesados y bebidas azucaradas: "Llegué a pesar 140 kilos a los 20 años".

Sin embargo, Davenport decidió dar un giro a su vida una mañana en la que un cliente de atención médica domiciliaria le comentó lo mucho que debía comer: "Nunca lo olvidaré". La joven recuerda que se sintió totalmente avergonzada. Según ella, en ese momento estaba "realmente incómoda en mi propia piel y era infeliz".

Una menor ingesta de procesados

Determinó eliminar la comida frita y empezó a preparar muchos de sus platos: "Tomaba más comidas y tentempiés saludables, y al ver los progresos aumentaba mi motivación". Hoy, se centra en tomar pollo, carbohidratos saludables, mucha fruta, verdura y agua. Por otro lado, ha reducido al mínimo el consumo de procesados y rara vez bebe alcohol, "lo cual es un gran problema porque lo consumí a diario durante mucho tiempo".

A continuación, puedes consultar las comidas de Moneek Davenport:

  • Desayuno: Avena con arándanos, miel y nueces.
  • Almuerzo: Salmón, arroz y brócoli. O bien, bistec, cebollas y champiñones.
  • Meriendas: Batata espolvoreada con canela, hummus con verduras, o verduras y/o fruta.
  • Cena: Principalmente bistec o salmón con patatas al horno cubiertas con yogur griego natural, muchas cebollas verdes y queso.

Davenport combinó la ingesta de alimentos saludables con el deporte. La mujer recuerda que se concentró en "caminar diariamente" y que, a medida que progresaba, incrementó la duración a "45 minutos al día. Algunas jornadas hacía una caminata matutina y otra nocturna". Según ella, el peso disminuyó "con solo caminar".

Foto: Además de respirar de forma adecuada, encontrarás mejoras en tu sistema digestivo (Fuente: iStock)

Poco después de abandonar su sedentarismo y los malos hábitos, la mujer se quedó embarazada. Aunque iba a convertirse en madre muy pronto, siguió trabajando en su salud y en la del pequeño. Davenport confiesa que caminó casi todos los días. Recuerda que la gente bromeaba "diciendo que iba a tener a mi bebé en el sendero por el que caminaba cada mañana".

Paseos de 45 minutos

Una vez que dio a luz, decidió apuntarse al gimnasio y empezar a levantar pesas. Sin darse cuenta, se convirtió en toda una atleta. En ese momento, su composición corporal "comenzó a cambiar, ya que combiné el entrenamiento de resistencia con mi amor por los senderos". Además, empezó a asistir a un centro de CrossFit e hizo campamentos de entrenamiento a las 5:30 de la mañana, "donde me inicié en la halterofilia olímpica y comenzó a apreciar de nuevo mi cuerpo y mi vida".

Le parece muy extraño no ejercitarse o realizar algún tipo de actividad

Davenport recuerda que se mantenía activa: "Fui sedentaria durante mucho tiempo, pero una vez que me obligué a estar activa al menos 30 minutos todos los días, me resultó cada vez más fácil". Actualmente, le parece muy extraño no ejercitarse o realizar algún tipo de actividad a menos que su cuerpo necesite descansar.

Además de la relación con su cuerpo, la mujer ha cambiado su forma de ver la comida. Según ella, "es el combustible del cuerpo". Aunque resulte sencillo tomar alimentos beneficiosos, en su caso fue un tanto complicado. Esto se debe a que "siempre comía sin tener en cuenta los beneficios para la salud". Ahora, ha aprendido a valorar los productos y a "cómo me hacen sentir".

CrossFit Caminar Obesidad Adelgazar Perder peso
El redactor recomienda