Cinco ejercicios procedentes del taichí para perder peso
  1. Alma, Corazón, Vida
En palabras de entrenadores

Cinco ejercicios procedentes del taichí para perder peso

Un estudio sugiere que las personas que hicieron este deporte durante tres meses redujeron su cintura más de 1,5 centímetros

placeholder Foto: "Es un arte marcial que incluían los guerreros chinos en su entrenamiento para poder luchar durante más tiempo” (Unsplash)
"Es un arte marcial que incluían los guerreros chinos en su entrenamiento para poder luchar durante más tiempo” (Unsplash)

Médicos y especialistas en nutrición recomiendan a los pacientes que desean adelgazar seguir una dieta de alimentos ricos en nutrientes y realizar deporte de forma habitual. Aunque la cantidad de ejercicio y la periodicidad variarán en función de la persona y sus necesidades, cualquier persona que quiera deshacerse de esos kilos de más tendrá que abandonar el sedentarismo.

De este modo, si tienes pensado llevar un estilo de vida saludable, lo más probable es que estés buscando una actividad física que realizar. En caso de que sientas dolor con algunos movimientos, puedes intentar añadir a tu rutina disciplinas como el taichí. En palabras del entrenador y doctor Vincent Chun a Parade, “el taichí es un arte marcial que incluían los guerreros chinos en su entrenamiento para poder luchar durante más tiempo”.

Foto: Además de respirar de forma adecuada, encontrarás mejoras en tu sistema digestivo (Fuente: iStock)

Adds Cardwell, también preparadora física, afirma que esta disciplina “combina movimientos con los que meditar a través de la respiración”. Cada uno de los pasos que comprende el taichí “busca mejorar el equilibrio, además de la fuerza corporal y mental”. A estas definiciones le sigue un estudio publicado en los Anales de Medicina Interna. Este informe reveló que las personas que hicieron taichí durante tres meses redujeron su cintura más de 1,5 centímetros.

Disfruta de la relajación

“Una segunda investigación sugiere que ejercitarse treinta minutos al día, dormir bien, estar de buen humor, seguir una alimentación sana y dejar de fumar ayudan a reducir la grasa del vientre”, ha indicado Chun. Aunque siempre será interesante contar con la ayuda del profesional, hay una serie de movimientos que practicar en casa. En caso de que no seas capaz de realizar alguna de las recomendaciones, puedes consultar nuevamente a un experto para evitar lesiones.

En primer lugar, Chun aconseja realizar un ejercicio físico conocido como 'pintar la valla'. Para ello, tendrás que colocar los pies en paralelo a la altura de las caderas y dejar los brazos sueltos. A continuación “inhala y da un paso con la pierna izquierda hacia un lado mientras levantas los brazos a la altura de los hombros”, ha contado la instructora Adds Cardwell.

Mientras sientes cómo se relajan tus muñecas “exhala para dar un paso hacia atrás mientras bajas los brazos y flexiona las muñecas”. Repite este ejercicio durante unos minutos alternando la respiración en cada movimiento. Aprovechando que has activado las rodillas, intenta la posición brush knee o cepillo de rodilla.

Mejora tu flexibilidad

Para ello, tendrás que desplazar el peso sobre el pie izquierdo, empujar la mano derecha hacia el frente “como si estuviera lanzando un pastel”, ha indicado Chun. Ahora, desplaza el peso hacia el pie derecho y dirige tu mano derecha hacia el pecho. “A medida que se desplaza el peso sobre el pie izquierdo, lleva la mano izquierda hacia la cabeza y la mano derecha cerca del codo izquierdo”.

Los guerreros incluían el taichí en su entrenamiento para luchar durante más tiempo

Cardwell aconseja una posición conocida como leg kick o patada. Durante su ejecución, "coloca los pies en paralelo y separados a la altura de las caderas y deja las manos sobre ellas”, ha señalado la experta. A continuación, levanta la pierna izquierda 90 grados, extiende la pierna durante unos segundos antes de doblarla a modo de patada.

“Repite el movimiento en el lado derecho y alterna la repiración durante dos minutos”. Según la experta, a medida que se practica este ejercicio es habitual experimentar un desarrollo del equilibrio a la par que mejora tu flexibilidad y ritmo cardíaco.

La quinta y última posición recomendada son las sumo-sentadillas. A diferencia de las habituales, este movimiento requiere “empujar las caderas hacia atrás hasta agacharte, manteniendo el pecho hacia adelante y las rodillas hacia afuera” ha indicado Cardwell. La experta sugiere mantener esta posición en cuclillas de cinco a diez minutos y “vuelve a la posición inicial”.

Deporte Adelgazar Nutrición Noadex
El redactor recomienda