Gana la lotería con 85 años, pero asegura que ya no necesita el dinero del premio
  1. Alma, Corazón, Vida
EN CANADÁ

Gana la lotería con 85 años, pero asegura que ya no necesita el dinero del premio

Un hombre que siempre soñó con ganar un premio millonario es feliz porque, aunque "no necesita nada", podrá ayudar a sus hijos y nietos

placeholder Foto: Yee Mon Gin se ha convertido en millonario a los 85 años (Lotto Max)
Yee Mon Gin se ha convertido en millonario a los 85 años (Lotto Max)

Las personas que participan habitualmente en los juegos de azar son conscientes de que nada garantiza que vayan a ganar un premio. Pueden pasar años jugando a los mismos números de la lotería o elegir cada semana una combinación diferente, pero cuando llega el momento del sorteo, todos los participantes tienen las mismas opciones de ganar.

A modo de ejemplo: las posibilidades de acertar los seis números de la combinación de la lotería Primitiva son de 1 entre casi 14 millones. Eso significa que, aunque juguemos dos veces por semana durante 20 años, solo habremos participado en poco más de dos mil sorteos. Así que sigue siendo muy difícil que nos toque un premio millonario con los juegos de azar.

Foto: Lotería de navidad (EFE)

La fortuna es realmente caprichosa y puede ser que una persona que lleva toda la vida jugando a la lotería nunca gane un premio, mientras otra que apenas sabe cómo rellenar un boleto se lleve un bote millonario. Algo como lo que le sucedió a Dirkje McKay, que ganó 10 millones a la lotería sin gastarse ni un dólar en los juegos de azar.

Millonario con 85 años

Pero eso no es lo normal. Cada día, millones de personas participan en juegos de azar por todo el mundo. Todos comparten el mismo sueño: tener la suerte de ganar un premio que les permita afrontar el resto de su vida sin ningún tipo de atadura económica. Que puedan elegir si quieren trabajar o prefieren vivir de las rentas que tienen en el banco.

Ha ganado su primer gran premio a los 85 años, pero solo piensa en su familia

El caso de Yee Mon Gin es diferente. Este ciudadano canadiense de origen asiático lleva toda su vida jugando a la lotería. Vive en Vancouver, en el oeste de Canadá, y cada semana visita su tienda de confianza para comprar diferentes boletos de lotería. Nunca le había tocado una cantidad importante, pero seguía teniendo la ilusión del primer día.

La pasada semana, se acercó como siempre a esa tienda y comprobó sus boletos pendientes antes de comprar los nuevos. Sin embargo, le esperaba la mayor sorpresa de su vida: cuando el empleado de la tienda pasó sus boletos de la Lotto Max por la máquina, apareció el mensaje de 'GRAN GANADOR' junto a una gran cantidad de ceros. Era millonario.

placeholder La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)
La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)

Yee Mon Gin siempre había soñado con un premio millonario, pero nunca había pensado que le fuera a tocar. Pero la suerte caprichosa le vino de cara y el boleto de lotería tenía un gran valor: acababa de ganar un millón de dólares canadienses, el equivalente a unos 650.000 euros al cambio. Una fortuna para todo el mundo, sobre todo si se tienen 85 años.

No lo necesita

El ganador ha explicado a CTV News que, al recibir la noticia, se quedó en shock: "No me enteraba de nada". Después, reconoció que estaba muy feliz y cogió el teléfono para llamar rápidamente a su hijo y darle la buena nueva. Como que le sucedió a su padre, le costó asimilarlo, pero después "estaba igualmente emocionado y feliz".

Foto: Las restricciones no le han permitido celebrar su premio como desearía (Reuters/Shannon Stapleton)

Yee Mon Gin ya está pensando qué hará con el dinero del premio. Tiene claro que lo gastará con su familia, ya que es lo más importante de su vida, y lo quiere compartir con ellos. Lo que más ilusión le hace es poder ir de crucero todos juntos cuando pase la pandemia y sea seguro viajar, ya que sabe que podrá disfrutar con su familia.

Pero lo que más ha sorprendido de las reacciones de este octogenario es que asegura que "ya tengo 85 años y no necesito nada. Estoy muy feliz". Es decir, lleva toda la vida esperando este momento, pero ya no necesita el dinero para sí mismo, sino que lo quiere compartir con su familia para ayudarles en lo que pueda el resto de su vida.

Espera que la pandemia pase pronto y pueda hacer un crucero con su familia

Este anciano canadiense vivirá el resto de su vida sin tener que volver a preocuparse por su pensión y podrá dejar una buena herencia a sus hijos y nietos. El "ya no necesita nada", según dice, pero ha estado jugando a la lotería toda su vida precisamente para esto: para que un buen día le dejaran en shock informándole de que era millonario.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Lotería Juegos de azar Canadá Sorteo Primitiva Suerte
El redactor recomienda