Qué hacer si sientes que se te olvidan mucho las cosas y estás descentrado
  1. Alma, Corazón, Vida
¿FALTA DE CONCENTRACIÓN?

Qué hacer si sientes que se te olvidan mucho las cosas y estás descentrado

Una de las secuelas psicológicas del estrés generado por la crisis sanitaria es la 'niebla mental'. Un grupo de expertos aportan consejos para saber afrontarla

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguramente este otoño te hayas sentido un poco más despistado de lo normal. Incluso, has tenido una dificultad añadida para concentrarte, aunque fuera una actividad tan cotidiana como ver una película o una serie. Se trata de uno de los síntomas psicológicos que más se están reportando después de haber pasado ya casi un año de pandemia. ¿La causa? Muy posiblemente se deba a los episodios de estrés generados por la crisis sanitaria, según reconocen de forma mayoritaria un grupo de expertos psicólogos en un artículo de la revista 'Prevention'.

"Estar agotado mentalmente crea toxinas que pueden acumularse en el cerebro y afectar a tu capacidad para concentrarte", asegura Sandra Bond Chapman, directora del Centro de Salud Mental de la Universidad de Dallas. "Todos hacemos cosas que desgastan la capacidad del cerebro y luego nos preguntamos por qué no estamos tan lúcidos como de costumbre. Cuando nos sentimos cansados físicamente, solemos descansar, pero cuando el cerebro está cansado, la respuesta es que tendemos a esforzarnos más".

"Al dormir, el cerebro revisa nueva información y consolida la antigua, de tal forma que genera una memoria a largo plazo más estable"


Pero a un nivel biológico más profundo, ¿cuál es la causa principal de que suframos lo que se conoce como 'niebla mental? "De los billones de neuronas que hay en el cerebro, solo de 10.000 a 20.000 secretan un neuropéptido llamado orexina que nos mantiene despiertos y en alerta", explica por su parte Gayatri Devi, neurólogo de la Universidad de Nueva York. "La buena noticia es que estamos programados para mantenernos atentos, es lo que nos ayuda a reaccionar tan rápidamente a cualquier imprevisto de nuestro entorno".

Foto: Foto: iStock.

Aunque esta falta de atención general no está en la lista oficial de síntomas de coronavirus, sí que es cierto que la niebla mental puede ser provocada si estamos contagiados. "Es especialmente común en las infecciones que afectan al sistema respiratorio superior, ya que la reducción del flujo de oxígeno al cerebro y la fiebre pueden provocar deterioros cognitivos", asegura Devi. A continuación, veremos cuáles son las principales causas por las que se nos olvidan tanto las cosas.

Cuando percibimos que estamos ante una situación altamente exigente, el cerebro humano debe adaptarse de inmediato a la tensión, por lo que segrega una cascada de hormonas y neuroquímicos para ellos. Pero evidentemente, este cóctel hormonal solo se genera durante un tiempo limitado, de ahí que rápidamente se agotan. El cerebro de repente siente que ya no tiene que generar más hormonas, por lo que cesa de inmediato en su empeño, y entonces pasamos al estado contrario, en el que la situación de alerta ha cesado y no somos capaces de concentrarnos ni estar atentos.

El papel del hipocampo

Cuando el estrés se vuelve crónico, el cerebro permanece en modo de protección y no recibe el mensaje para desconectarse. Por ello, el hipocampo (el área encargada de recibir nueva información y almacenarla en la memoria a largo plazo) se cansa y, con el tiempo, sus células comienzan a morir, haciendo que esta parte de la mente 'se encoja' y generando confusión mental.

Foto: Foto: Reuters/Javier Barbancho.

Otra de las posibles causas es no dormir lo suficiente, ni tan bien como nos gustaría. Efectivamente, como te habrás podido imaginar esta es una de las causas más probables de que seas incapaz de recordar a corto y largo plazo. No obtener suficiente cantidad ni calidad de sueño provoca que tu cerebro no tenga la capacidad de gestionar y almacenar toda la información que ha recibido. "Al dormir, el cerebro revisa nueva información y consolida la antigua, de tal forma que genera una memoria a largo plazo más estable", admite el psicólogo. "Es cuando los detalles innecesarios se borran de la mente".

Toma el control del estrés

Aunque parece muy fácil decirlo pero muy difícil llevarlo a cabo, hay una serie de estrategias y técnicas para relajarse cuando nos sentimos nerviosos y ansiosos. Desde ejercicios de respiración hasta prácticas como el yoga son muy útiles para combatir al estrés cuando estamos agobiados. Del mismo modo, otro método es saber reconocer el motivo por el que te sientes tan nervioso para así desarrollar maneras de afrontarlo.

Establece una rutina de sueño

Al principio te costará coger un horario, pero en el momento en que te acostumbres, ya irá rodado. Una de las mejores técnicas es evitar echarse la siesta. Esto, además, evitará que nos despertemos cuando ya es de noche, lo que mejorará nuestro estado de ánimo y por tanto nuestra concentración. También hay que establecer una serie de hábitos saludables para antes de dormir: nada de revisar nuevas notificaciones en el móvil una vez nos hayamos metido en la cama. En su lugar, apuesta por una actividad relajante como leer un buen libro.

Haz más ejercicio

Lo que repercute positivamente en tu corazón, también lo hace en tu mente. Al fin y al cabo, más del 40% de la sangre de tu corazón circula por la cabeza. Por ello, si tu corazón no bombea la sangre de forma adecuada, tu cerebro no obtendrá el suficiente oxígeno como para estar más atento y memorizar más las cosas. Además, el ejercicio físico también mejora tu estado de ánimo y reduce el estrés.

Salud mental Estrés Pandemia Coronavirus Neurología
El redactor recomienda