EJERCITA TU MENTE

Trucos para tener muy buena memoria: sigue estos pasos y nunca olvidarás nada

De la misma manera que entrenamos los músculos del cuerpo para tener buena forma física, también es posible con nuestras capacidades mentales

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El cerebro humano está bombardeado con tanta información que no es sorprendente que mucha de esta termine en el olvido. Sin embargo, al igual que mantenemos el cuerpo en forma, también debemos hacerlo con las habilidades mentales. Tenemos que fortalecerlas con ejercicios y trucos que realmente puedan ayudar a retener las cosas en nuestra cabeza.

No te preocupes, casi todo el mundo se despista en algún momento y olvida las llaves, el pin de la tarjeta, el teléfono de un familiar o cualquier cosa cotidiana. Como señala una investigación de la Universidad de California, adelantos tecnológicos como los motores de búsqueda nos han hecho aún más vagos, ya que confiamos en que ellos nos resolverán cualquier duda, y esto en nuestra agilidad mental.

Esta, como la física, debe ser entrenada día tras día. Y si no somos capaces de mantener una disciplina, cada vez seremos más olvidadizos. Ejercitar la memoria puede ser una prevención contra enfermedades como el alzheimer. Cuando la comenzamos a perder sentimos que con ella se va una parte de nuestra vida. Si te has dado cuenta de que quizás estás descuidando esta capacidad, puede ser que haya llegado el momento de dedicarle algo más de atención.

Detalles y nombres

¿Eres de los que siempre se olvida de cómo de llama alguien que te acaban de presentar? El truco está en encontrar una conexión significativa con él y visualizarlo. Después observa a la persona y elige una característica relevante, lo que hace que el nombre se conecte con su cara. También puedes buscar una rima, cosas familiares que suenen de forma parecida o juegos de palabras. Por ejemplo: "Enrique se va a pique", "Ada, la no amada o "Esteban-co está ocupado...". Úsalos para ti mismo, algunas personas no tienen sentido del humor cuando se hacen rimas con su nombre.

No realices varias tareas al mismo tiempo. La concentración es muy importante para retener las cosas en tu memoria

Si pierdes objetos muy a menudo (más de lo que te gustaría admitir) el secreto es expresar en voz alta lo que estás haciendo cuando lo dejas en algún sitio. Por ejemplo: "Pongo las llaves en el bolsillo de mi abrigo", así tendrás un recuerdo claro de qué has realizado anteriormente. Si crees que esto no funcionará, quizá lo mejor sea crear un hábito: aprende a ponerlo siempre en el mismo lugar.

Descolócate

Imagina que tienes varias facturas sin pagar. Te han llegado los recibos y debes ir al banco a pagarlos. Los dejas encima del escritorio y van pasando los días. Se te ha olvidado llevarlos. ¿Cómo acordarte? Deja algo encima a su lado que no tenga que estar ahí, que su sitio no sea ese, por ejemplo una pieza de fruta. Ver algo que no corresponde te servirá como recordatorio.

Adelantos tecnológicos como los motores de búsqueda nos han hecho vagos, ya que confiamos en que ellos nos resolverán cualquier duda

No realices varias tareas al mismo tiempo. La concentración es muy importante para retener las cosas en tu memoria. Es por la falta de concentración que entras a una habitación y te olvidas por completo de por qué lo hiciste. Céntrate en una única cosa para no aturullarte. Muchas personas han aprendido los colores del arco iris o las notas musicales con acrónimos o frases específicas utilizadas como mnemotécnicas: el mismo método puede adoptarse con prácticamente lo que sea, desde los nombres hasta la lista de compra. Si no te ves capaz, siempre puedes asociar esa enumeración con una canción que conozcas y aprendértelo así.

Asociaciones divertidas

Si no tienes bolígrafo y papel a mano y necesitas hacer una lista mental de cosas, puede recordarlas basándote en partes del cuerpo. Si incluye pegamento, comida para gatos, brócoli y pasta de dientes, puedes comenzar a imaginar que el pie está atascado en el primero, tocarse la rodilla para saber que el animal tiene hambre o pensar en el cepillo para saber que debes coger su producto de limpieza.

También puedes utilizar el método de la habitación romana. Consiste en asociar varios objetos o quehaceres con las habitaciones de la casa o con el diseño de la oficina, el jardín o la calle que se utiliza para ir a trabajar. Y cuanto más divertida sea la asociación, más probable será que recuerdes la lista en cuestión.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios