Cómo preparar las comidas para toda la semana en un solo día
  1. Alma, Corazón, Vida
NO TE PONGAS EXCUSAS

Cómo preparar las comidas para toda la semana en un solo día

Los domingos son de mandil y pimienta. Aprovecha al máximo este día para preparar los menús del resto de la semana con estos consejos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aquellos a los que les gusta cocinar también seguramente odien hacerlo sin tiempo y con prisas. Y más aún si tienes niños a tu cargo y debes planificar bien los menús de toda la semana. En caso de no conseguir organizarte, es posible que caigas en el error de apostar por alimentos precocinados cuyo tiempo de preparación es muy corto pero que no son nada saludables. Por ello, lo mejor es hacer una buena previsión para toda la semana.

Una de las soluciones más típicas para no tener que cocinar entre semana y así no saltarse el menú es la de dedicar un solo día a preparar todos los platos. Sobre todo, el domingo, ya que suele ser el día que más pasamos en casa y más tiempo libre tenemos. De esto seguramente sepan mucho tanto los padres y madres de familia como los estudiantes. ¿Cómo sacar el máximo partido a nuestra cocina para tardar lo menos posible y conseguir preparar todos los platos para el resto de la semana?

Los guisos de legumbres, como lentejas o potajes, pueden congelarse y son muy nutritivos y sabrosos, sobre todo en esta época del año

Hattie Ellis, periodista de la 'BBC', ha lanzado una serie recomendaciones en un interesante artículo para tener todos los menús bien planificados y preparados y así no tener que cocinar más en los días siguientes. La idea principal es cocinar en cantidad, tanto en el horno como en el fogón, para más tarde congelarlos y así solo tener que sacar el plato que vayamos a ingerir al día siguiente antes de acostarnos.

"Hago un buen plato a base de cerales, ya sea con arroz o cebada con caldo, los cuales deben enfriarse rápidamente después de cocinarlos para después meterlos en el frigo", asegura Ellis. No es recomendable congelar este tipo de platos que llevan arroz y son abundantes, por lo que deberán conservarse en el frigorífico y consumirse en primer orden respecto a los demás.

Foto: La organización previa de la nevera y el congelador es fundamental. (iStock)

Los que sí que se pueden congelar para comer días después son los guisos de legumbres, como lentejas o potajes de cualquier tipo, tan típicos en esta época del año, los cuales se agradecen mucho consumir en días de frío. Además, son muy sanos y están cargados de vitaminas y minerales como el hierro (en el caso de las lentejas), por lo que no solo son muy nutritivos sino que también son de gran utilidad a la hora de prevenir enfermedades infecciosas y reforazar el sistema inmune. No te olvides de agregar una buena cantidad de verduras para que así estén más sabrosos y a la vez contengan más vitaminas.

Si cocinas en la vitrocerámica y a la vez en el horno, estarás ahorrando mucho más tiempo

Para no perder tiempo, en lo que tardas en cocinar toda esta serie de platos a la sartén o en la olla, puedes también usar el horno para hacer un plato nutritivo que se pueda conservar, ya sea en el frigorífico o en el congelador. Incluso, de cara a organizar las cenas. Un plato muy típico que está muy rico es hacer berenjenas rellenas gratinadas. Puedes escoger los ingredientes con los que preparar el relleno. Si eres más de carne, apuesta por el beicon en tiras, si eres más de pescado, las migas de bacalao y el dulzor de la carne de la berenjena harán que el plato quede delicioso. Y también gustará a los más pequeños, incluso a aquellos que no les gusta el pescado.

"Usa la rejilla superior del horno para asar verduras picadas y troceadas que pueden servir de guarnición o acompañamiento para el resto de la semana", señala Ellis. "Las verduras se cocinan mejor en el horno porque todos sus sabores se concentran a medida que pierden el agua. El truco está en picar todos los tipos de vegetales del mismo tamaño para que así se cocinen de manera uniforme y rápida". Es importante conocer también cómo funciona el horno y cuánta potencia tiene para así saber el tiempo exacto que tardarán en hacerse.

A tener en cuenta

Una de las ventajas que tiene cocinar con anticipación es, más allá de que ya no tendrás que hacerlo el resto de los días, que hay platos que ganan muchísimo en sabor si se dejan reposar. Sobre todo de los guisos y legumbres, los cuales suelen estar más ricos al día siguiente. Otro de los detalles en los que repara Ellis es que el apetito se desvanece con la repetición, de ahí que intentes alternar los platos preparados entre días para no cansar al paladar con los mismos sabores.

También ten en cuenta que no hay platos sanos y sabrosos que se pueden hacer el mismo día y a penas llevan tiempo de preparación. Sin ir más lejos, puedes cocer unas judías verdes y, al día siguiente, antes de sentarse en la mesa a comer, hacer un sofrito con ajo y pimentón para que estén más gustosas. Aquí de lo que se trata es de optimizar al máximo el tiempo y los recursos, y sobre todo, no dejar de comer sano bajo la excusa del "no tengo tiempo" o "estoy muy ocupado".

Alimentación Comida Padres Recomendaciones Frío
El redactor recomienda