Congelados, frescos o enlatados, ¿cuál es la mejor opción para la comida?
  1. Alma, Corazón, Vida
tú decides

Congelados, frescos o enlatados, ¿cuál es la mejor opción para la comida?

Algunos alimentos se congelan después de la cosecha, lo que lo que les proporciona algunas ventajas, otros enlatados son más económicos... ¿por cuál decantarnos?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quizá en alguna ocasión has tenido esta discusión: tu pareja pretendía meter la fruta en la nevera para que se conservase mejor y tú no estabas de acuerdo, (o viceversa). Lo cierto es que, aunque desde pequeños se nos hace creer que no hay nada mejor que un alimento fresco, paralelamente cada vez consumimos más productos enlatados y, por otra parte, las ventas de congeladores también han aumentado. ¿Fresco, enlatado, congelado? ¿De cuál eres?

La comida es más nutritiva en el momento en que se cosecha, y luego va perdiendo propiedades con el paso del tiempo, pero en situaciones como la actual, durante la crisis del COVID-19, parece difícil elegirla en ese estado. ¿Qué opción debe elegirse, entonces? Vamos a resolver unas cuantas cuestiones.

Frescos, siempre la mejor opción

Como decíamos, si lo acabas de coger, mejor. Las verduras destinadas a cocinar frescas pueden perder parte de su valor nutricional si permanecen por mucho tiempo en nuestros estantes; la vitamina C, por poner un ejemplo, es particularmente sensible al oxígeno y a la luz. Sin embargo, en la actualidad, y especialmente durante la cuarentena, se hace complicado poder acceder a productos verdaderamente frescos, por lo que debemos optar por alternativas.

El proceso de oxidación

Según un estudio realizado en la Universidad de California que pretendía contestar esta cuestión, se descubrió que las espinacas pierden el 100% de su contenido de vitamina C en siete días si se almacenan a una temperatura ambiente de 20ºC aproximados. Al ser muy delgada, pierde mucha humedad al exponerse al calor y al oxígeno. Otros alimentos no sufren una pérdida tan extrema, como es el caso de las zanahorias, aunque también pierden (aproximadamente un 27%), informa 'BBC'.

Las frutas y verduras se congelan en su mejor punto de maduración. Conservan el mayor contenido de nutrientes y de fibra dietética en ese estado

Lo que quedó claro con el experimento es que todos los alimentos, incluidas las espinacas, perdían mucho menos contenido de vitamina C cuando se congelaron, y esto se debe a que la mencionada congelación detiene el proceso de oxidación. Algo parecido sucede con los alimentos enlatados. Aunque hay que tener en cuenta que los alimentos se 'degradan' a distintas velocidades. La investigación llegó a la conclusión de que, en lata, los alimentos con más vitamina E y A, (que se encuentran en grandes cantidades en zanahorias y tomates enlatados) se mantuvieron mejor que los que tenían más vitamina C.

Depende del alimento

Frutas y verduras: mejor congeladas. Se congelan inmediatamente después de la cosecha, lo que lo que les proporciona algunas ventajas por encima de las enlatadas. Al estar congeladas en su mejor punto de maduración, conservan el estado de mayor contenido de nutrientes y de fibra dietética. Eso sí, hay excepciones como decíamos antes con las zanahorias, los tomates o las calabazas, que son mejor opción enlatados.

Lo más importante es que tu dieta sea variada y se complete con frutas y verduras

Pescado. En este caso, depende de la preferencia. Se suele creer que el fresco es mejor, pero no siempre es así porque han sido conservados en su punto máximo de frescura, manteniendo su sabor y nutrición; además se pueden descongelar facilmente. En cuanto a los enlatados, son más económicos y tienen aproximadamente el mismo valor nutricional que los otros, aunque tienen un alto contenido en sodio y es mejor elegirlos en aceite que en agua. Las conservas suelen presentar un mayor índice de ácidos grasos Omega 3 y vitamina B3, cuando han estado en aceite.

Eso sí, puedes tener una alimentación equilibrada con alimentos enlatados o congelados, pero eso no reemplaza la importancia de los alimentos frescos. Para ello, los expertos recomiendan comprar productos orgánicos para que tu plato sea lo más nutritivo posible. Aún así, si en estos momentos tienes que elegir los congelados o los enlatados, tampoco te sientas muy culpable, según concluía el estudio realizado en California, lo más importante es que tu dieta sea variada y, por supuesto, se complete con muchas frutas y verduras.

Alimentación
El redactor recomienda