Cómo hacer ejercicio en la calle cuando hace frío para no ponerte enfermo
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Cómo hacer ejercicio en la calle cuando hace frío para no ponerte enfermo

Apetece mucho menos que en otras estaciones cálidas pero siempre es necesario si quieres estar en forma y mantener el sistema inmune fortalecido

Foto: Cómo hacer ejercicio en la calle cuando hace frío para no ponerte enfermo
Cómo hacer ejercicio en la calle cuando hace frío para no ponerte enfermo

El ejercicio físico es necesario para mantenerse en forma y también para fortalecer el sistema inmune, de ahí que cuanto más preparado esté tu cuerpo físicamente menos probabilidades tendrás de contraer alguna enfermedad infecciosa provocada por un virus o bacteria. La pasada primavera fueron muchas las personas que durante la desescalada salieron a hacer deporte, aprovechando que solo se podía salir para eso. Ahora, pasados unos meses y a pocas semanas de entrar oficialmente en la estación fría, el clima lluvioso y frío del otoño puede echar para atrás a muchos entusiastas de la actividad física.

Uno de los mayores miedos es el de contraer algún tipo de enfermedad (más allá del coronavirus) debido a la exposición prolongada al frío. A decir verdad, las temperaturas bajas y la humedad contribuyen a que el virus se haga más activo y resistente a la respuesta inmunitaria del organismo, además de entorpecer la labor de las células presentes en la nariz y la garganta, encargadas de neutralizar a los patógenos.

La irritación que produce el frío en el sistema respiratorio es una de las causas que hace más fácil la entrada de los microorganismos en el cuerpo

Pero obviamente, el frío por sí mismo no es el responsable de que enfermes. "La enfermedad es el resultado de la exposición a los virus y bacterias", señala Leann Poston, médica de Ohio, en un artículo sobre el tema publicado en 'Mel Magazine'. "El resfriado y las gripes aumentan durante las estaciones frías, pero eso tiene que ver más con el hecho de que hay más gente pasando más tiempo en lugares cerrados, respirando gérmenes, que con el frío en sí mismo. Es más, el ejercicio físico fortalece los músculos y facilita la limpieza de los pulmones de cualquier infección".

Más preparados que en verano

La irritación que produce el frío en el sistema respiratorio es una de las causas que hace más fácil la entrada de los microorganismos en el cuerpo. Por ello, uno de los primeros consejos para entrenar en temperaturas bajas es protegerte esta zona con una bufanda o, para más comodidad, un pasamontañas o una braga para el cuello. A su vez, también ayudará a mantener la temperatura corporal y no sufrir demasiado el cambio brusco de temperatura, restando así la capacidad del virus de reproducirse en caso de haberte contagiado.

Como en cualquier disciplina atlética o deportiva, es de especial importancia dedicar unos cuantos minutos antes del ejercicio a entrenar

La clave está en ponerse capas de ropa debajo para mitigar esa sensación de frío. Teniendo en cuenta que, por supuesto, vamos a hacer deporte y por tanto a sudar, por lo que tampoco conviene ir abrigado. En este caso, la humedad se quedará atrapada entre la piel y la ropa, creando así las condiciones óptimas para que el virus penetre en nuestro organismo. Para evitar esto los expertos recomiendan usar ropa ligera y transpirable, nunca de algodón, ya que este material prohíbe que el calor corporal salga hacia fuera, haciendo que fluya el sudor y por tanto la humedad.

Otro de los consejos para salir a hacer ejercicio en temperaturas frías es la de llevar guantes. Esto no solo hará que haya otra parte más del cuerpo cubierta del frío y los agentes externos, sino que también minimizará las probabilidades de contagio, sirviendo de barrera física entre tus manos y los gérmenes. En otras palabras, los guantes te serán más efectivos de cara a mantener a raya los virus y bacterias que tu gel de manos, si te conciencias de no llevarte las manos a los ojos, nariz o boca mientras entrenas. Como en cualquier disciplina atlética o deportiva, es de especial importancia dedicar unos cuantos minutos antes del ejercicio a entrenar. En este caso, a la hora de realizar actividad física con frío, te será especialmente útil, ya que también suavizará el cambio brusco de temperatura antes de ponerte manos a la obra.

Foto: Buenas noticias para los runners: correr mejora la conectividad cerebral, según un estudio

Por último, el consejo más importante que lanzan los expertos es de armarte de una gran fuerza de voluntad, pues al principio es natural que se te haga muy incómodo entrenar con temperaturas bajas. Y para los que están acostumbrados a la rutina del gimnasio, este año será especialmente duro hacerse a realizar todos los ejercicios al aire libre. Sin embargo, poco a poco irás viendo como tu cuerpo se hace más resistente tanto al frío como a la actividad física, de ahí que consigas la motivación suficiente para continuar y no rendirte a la primera de cambio. Ánimo con estos meses que vienen y que no decaiga tu voluntad de cuidarte mucho más y llevar una vida sana.

Salud Vida saludable Frío Ejercicio físico Deporte Primavera Coronavirus Resfriado Nariz Limpieza
El redactor recomienda