Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos
  1. Alma, Corazón, Vida
PEQUEÑOS 'COCINILLAS'

Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos

Se trata de una de las actividades más divertidas y constructivas que puedes hacer con tus retoños. Aquí van los consejos que tienes que tener en cuenta por si te asaltan las dudas

Foto: Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos
Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos

En la pasada cuarentena, miles de familias de toda España reconectaron con el placer de cocinar con calma y tiempo. Llegó la hora de ponerse el mandil y enfrentarse a los fogones para guisar un gran puchero con el que luego extender la sobremesa u hornear un delicioso bizcocho. Y ahora, a expensas de lo que pueda suceder en los próximos días y con el temor a que venga otro nuevo confinamiento, debemos volver a mentalizarnos de que hay que estar mucho más en casa que de costumbre y, por ello, volver a desenterrar esta serie de hobbies como cocinar.

Una tarea especialmente divertida e interesante si tienes a una persona a quien enseñar a hacerlo. Y en este caso, aquellos que sean padres tienen todas las de ganar iniciando a sus hijos en las artes culinarias. Eso sí, también deberán armarse de mucha paciencia, no solo ante esta actividad, sino en general frente al hecho de tener que pasar tanto tiempo con ellos en casa.

"Es vital que se les muestre cómo usar un cuchillo de forma segura, con las puntas de los dedos contra la palma y los nudillos completamente flexionados"

Es precisamente la paciencia el primer valor que destaca Thomasina Miers, una restauradora británica especializada en educación infantil, en un interesante artículo sobre el tema publicado en 'The Guardian'. "Los niños son imitadores profesionales", asegura, "así que estarán dispuestos a hacer todo lo que tú haces", poniendo en valor la enorme capacidad de aprendizaje rápido de los pequeños.

"Te harán la vida más difícil", reconoce por su parte Darina Allen, que dirige una escuela de cocina para niños. "Pero tan solo haz que se involucren en la cocina. Muchos padres no se sentirían contentos con esto", asegura poniendo énfasis en que en el territorio de los fogones abundan elementos que pueden repercutirles un daño. "Es vital que se les muestre cómo usar un cuchillo de forma segura, con las puntas de los dedos contra la palma y los nudillos completamente flexionados".

Un plato que les ilusione

Por otro lado, debes saber escoger bien las recetas, ya que es probable que si optas por un plato que no les gusta no queden tan satisfechos o no aprendan tan rápido. En este sentido, cuanto más sencillo y más les guste, mejor. ¿Cuáles son las mejores opciones? Una tarta de un sabor que les guste e ilusione, como por ejemplo de plátano y chocolate, muy popular en las fiestas de cumpleaños infantiles. Otra apuesta segura es un arroz a la cubana o unos espaguetis. Y, por supuesto, un pan casero o un bizcocho que les haga amasar con las manos y ver la evolución del plato en directo en el horno.

No hace falta que se encarguen de todo el proceso; puedes hacer tú las partes más difíciles o aburridas

También es muy frecuente que los niños no se mantengan igual de entusiasmados durante todo el proceso. Al fin y al cabo, cocinar es una tarea que requiere tiempo, por lo que no será raro que a la media hora se sientan desanimados o aburridos. En ese caso, Allen sugiere que "te encargues de realizar las partes más aburridas", aunque evidentemente también hay que imponer un poco de disciplina para que aprendan que para que algo quede bien, necesita esfuerzo.

Otra de las alternativas para hacer la comida más divertida es preparar salsas o aderezos. A los niños les encantará mezclar e ir probando el proceso de elaboración, por ejemplo, de un hummus casero. No hace falta que se encarguen de todo el proceso; puedes hacer tú las partes más difíciles o aburridas y que ellos se encarguen mientras de poner a punto los ingredientes o las salsas que haya que echar más tarde en el plato principal. Por ejemplo, dejar que ellos rayen el queso o hagan las mezclas necesarias para el desarrollo del plato.

Foto: Sobrevivir a la pandemia tirando de YouTube: de entrenar a aprender a cocinar

Poco a poco, irás viendo como tu hijo aprende mucho más rápido de lo que tú creías en un inicio. El resultado será satisfactorio si tú también te consideras un apasionado de la cocina, o al menos, dispones de técnicas a través de las cuales inyectarle el entusiasmo por esta actividad que para muchos es de lo más relajante. Al fin y al cabo, cuando pasas mucho tiempo con un niño, es inevitable que aquel que hay en ti aflore y vea, aunque sea de forma parcial y momentánea, el mundo con sus ojos.

Educación Alimentación
El redactor recomienda