Según dos estrellas de un famoso concurso

La nueva técnica para cocinar el huevo frito perfecto

Cada maestrillo tiene su librillo y, dependiendo del cocinero, un plato básico como un huevo frito se puede efectuar de modos muy dispares. Un nuevo método se añade ahora a la lista

Foto: Sin burbujas y con una cremosa yema. (iStock)
Sin burbujas y con una cremosa yema. (iStock)

"Billy y Jack, perdedores de Masterchef 2016". Así se presentan estos dos participantes de la edición inglesa del programa en su página web. Ambos ostentan este irónico honor con orgullo, tras quedarse a las puertas del primer premio cuando al alcanzar la gran final fueron derrotados por Jane Devonshire, una madre de 50 años que se ganó el cariño de los espectadores de su país por su cocina basada en la tradición.

Durante el concurso, Billy fue muy criticado por su poca destreza con los huevos: "Ya fuera por sus manos poco estables o por sus errores técnicos en la cocina, Billy se ha pasado todo el concurso embadurnado en yemas deshechas, ya sea cuando está emplatando, cuando empieza un plato desde cero o cuando lo sirve", cuenta el periodista de 'The Telegraph' Jonathan McAloon.

Se trata de una alternativa para aquellos que no quieren que la parte blanca del huevo quede crujiente y chamuscada, sino suave y tierna

Bill Wright ha decidio unirse a su amigo Jack Layer, con quien exhibió todo un 'bromance' durante la edición del programa, preparando ahora menús de alta cocina en lugares de poco postín, como hamburgueserías, además de cenas privadas y eventos. Juntos se atreven ahora presentar su particular manera de cocinar un huevo frito, aquel que queda sobre el plato con una yema cremosa y la clara en las mejores condiciones. ¿En qué consiste su revolución culinaria?

Basta un pequeño gesto

Además de emplear una adecuada cantidad de aceite que esté lo suficientemente caliente como para que el huevo crepite cuando se lleve a la sartén, se suele aconsejar que no se emplee el alimento sacado directamente de la nevera, sino que se le dejé un tiempo fuera para que vaya cogiendo la temperatura del exterior.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es típico que cuando la clara empiece a coger consistencia se vierta aceite sobre la misma utilizando una cucharilla o una espátula rasera, evitando en lo posible que el líquido caiga sobre la yema. En este punto, sin embargo, los dos exconcursantes de Masterchef proponen su alternativa: "Utiliza una cubierta sobre la sartén. El calor y el vapor sellarán la tapa y te darán como resultado una yema perfecta, sin que la clara quede poco hecha", cuentan a la versión online del diario 'Daily Mirror'.

El método de Bill y Jack es una alternativa para aquellos que no desean que la parte blanca del huevo quede crujiente y chamuscada, sino suave y tierna. Una forma de prepararlos que es también del gusto de la gran estrella británica de los fogones, Jamie Oliver (el mismo que fue fuertemente criticado por los tuiteros españoles por culpa de su paella con chorizo), que se reconoce contrario a los huevos demasiado "crujientes y plagados de pequeñas burbujas".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios