El ejercicio físico podría evitar el crecimiento y propagación del cáncer, según un estudio
  1. Alma, Corazón, Vida
MEJORA EL SISTEMA INMUNITARIO

El ejercicio físico podría evitar el crecimiento y propagación del cáncer, según un estudio

Investigadores suecos han realizado experimentos en ratones y humanos que avalan esta teoría

Foto: El ejercicio físico mejora nuestro sistema inmunitario. Foto: iStock
El ejercicio físico mejora nuestro sistema inmunitario. Foto: iStock

Hay muchos beneficios en hacer ejercicio físico. Ahora, se suma uno más:podría evitar que algunos tipos de cáncer crezcan y se propaguen. Aunque aún se desconoce el motivo, experimentos en ratones ofrecen una posible explicación.

La clave está en el sistema inmunitario. Según sostienen los investigadores Instituto Karolinska de Suecia, después de una intensa actividad física, los niveles elevados de ciertos metabolitos, como el lactato, podrían estar "alimentando" importantes células inmunes en nuestra sangre.

Foto: Foto: iStock.

Los resultados se basan principalmente en experimentos con ratones, pero las pruebas preliminares en humanos sugieren que un mecanismo similar podría activarse.

Metabolitos que refuerzan el sistema inmunitario

"Nuestra investigación muestra que el ejercicio afecta a la producción de varias moléculas y metabolitos que activan las células inmunes que combaten el cáncer y, por lo tanto, inhiben el crecimiento del mismo", explica Helene Rundqvist, investigadora del cáncer en el Instituto Karolinska en declaraciones recogidas por Science Alert.

"Estos resultados demuestran que las células T citotóxicas se alteran con el ejercicio para mejorar su eficacia contra los tumores"

Investigaciones anteriores han demostrado que el ejercicio reduce ligeramente el riesgo de tumores en la vejiga, el pecho, el colon, el riñón y el estómago. Además, hay pruebas clínicas sólidas de que el movimiento físico puede ayudar a algunos pacientes a sobrellevar la situación, recuperarse e, incluso, podría prolongar su vida.

Sin embargo, el mecanismo subyacente detrás de esta relación no está claro. Los beneficios del ejercicio físico en la lucha contra el cáncer podrían tener algo que ver con los cambios en el peso de una persona, sus hormonas o su sistema inmunológico,

placeholder El lactato parece ser la clave de los beneficios del ejercicio físico
El lactato parece ser la clave de los beneficios del ejercicio físico

La nueva investigación apunta a esta última posibilidad. Por ello, los investigadores dividieron a un grupo de ratones con cáncer en dos: uno con acceso a una rueda, y otro sin ninguna forma de actividad física.

Los investigadores encontraron que los ratones que se ejercitaban regularmente mostraban un crecimiento más lento del cáncer y mejores tasas de supervivencia.

Células T citotóxicas

Para lograr esto, los ratones necesitaban ser capaces de producir células T citotóxicas, que son los glóbulos blancos especializados para atacar el cáncer en el cuerpo. Sin la capacidad de producir estos importantes marcadores inmunológicos, la actividad física no podía suprimir el crecimiento del cáncer en la misma medida.

"Estos hallazgos indican que la infusión de lactato imita algunos de los efectos del ejercicio, pero que el ejercicio tiene componentes adicionales"

Al mismo tiempo, cuando los ratones con cáncer no hacían ejercicio, sino que recibían una inyección de células T de sus compañeros que hacían ejercicio, sus perspectivas generalmente mejoraban.

"Estos resultados demuestran que las células T citotóxicas se alteran con el ejercicio para mejorar su eficacia contra los tumores", escriben los autores, que han publicado sus hallazgos en la revista científica 'eLife'.

Foto: Levantar pesa con el brazo derecho ayuda tambien al izquierdo (iStock)

Estos cambios parecen tener algo que ver con el lactato, un metabolito que se produce en el músculo durante el ejercicio y que luego se filtra en la sangre.

En los ratones, estos metabolitos relacionados con el ejercicio aumentaron hasta 8 veces después de la actividad física. Como era de esperar, las células T de la sangre mostraron un incremento en la absorción de estos productos.

placeholder Una mujer realiza ejercicio físico
Una mujer realiza ejercicio físico

"Estos hallazgos indican que la infusión de lactato imita algunos de los efectos del ejercicio, pero que el ejercicio tiene componentes adicionales, integradores, más allá de los niveles meramente incrementados de lactato", escriben los autores.

Si bien hasta ahora la investigación se ha centrado principalmente en modelos animales, el nuevo estudio llevó a cabo una prueba preliminar entre humanos que ofreció resultados algo similares.

Tomando muestras de sangre de ocho hombres sanos antes y después de un ciclo de 30 minutos, el equipo notó un aumento en algunos de los mismos metabolitos que vieron en los ratones que hacían ejercicio, aunque, según los investigadores, es necesaria mayor investigación en humanos.

Ejercicio físico Cáncer Sangre Células Esperanza de vida
El redactor recomienda