El teletrabajo no es la panacea: así puede afectar a la calidad del trabajo
  1. Alma, Corazón, Vida
¿REALMENTE NOS HA DADO MÁS LIBERTAD?

El teletrabajo no es la panacea: así puede afectar a la calidad del trabajo

Si bien el trabajo desde casa proporciona una flexibilidad mayor para la situación de trabajo, podría proporcionar menos flexibilidad para llevar a cabo el trabajo

Foto: El teletrabajo no es la panacea: así puede afectar a la calidad del trabajo
El teletrabajo no es la panacea: así puede afectar a la calidad del trabajo

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Muchas empresas cuando la pandemia del coronavirus acabe o se encuentre una solución están valorando instaurar este método de trabajo remoto.

Varias grandes empresas, tanto a nivel internacional como nacional, han anunciado que planean continuar con la opción de trabajar desde casa para cualquiera que también lo desee después de la pandemia.

Foto: Las empresas soportarán los gastos del teletrabajo, pero se fijarán por convenio

Indudablemente, el teletrabajo tiene una serie de beneficios para el trabajador, como la oportunidad de organizar más libremente las horas de trabajo, pero ¿realmente nos ha dado más libertad?

Ventajas e incovenientes

Puede parecer un poco contradictorio a primera vista, pero el aumento de la flexibilidad en nuestra jornada de trabajo puede habernos dado menos flexibilidad en el trabajo en sí.

¿Cómo afecta el trabajo desde el hogar a los esfuerzos de colaboración y a la calidad del trabajo?

El tiempo que antes se utilizaba para desplazarse al trabajo o entre reuniones ahora puede utilizarse para otras cosas, lo que a su vez puede conducir a una mayor productividad. Además, trabajar en casa (sin niños) proporciona menos distracciones y puede hacernos más eficientes.

Los empleadores, por su parte, ven una oportunidad para reducir los costes de mantenimiento y de alquiler de oficinas.

Una mujer trabajando desde casa. Foto: EFE  Enric Fontcuberta
Una mujer trabajando desde casa. Foto: EFE Enric Fontcuberta

¿Cómo afecta el trabajo desde el hogar a los esfuerzos de colaboración y a la calidad del trabajo, tanto en equipos pequeños como en comunidades de trabajo más grandes? Esa es la pregunta que se hicieron un grupo de investigadores y que han tratado de responder en un artículo en la revista científica 'Journal of Praxis in Higher Education'.

Si bien el trabajo desde casa proporciona una flexibilidad mayor para la situación de trabajo, podría proporcionar menos flexibilidad para llevar a cabo el trabajo, tanto en términos de conocer a los colegas, colaborar y enseñar.

Cosas que no se ven desde casa

Esta cuestión de la flexibilidad se relaciona en gran medida con una necesidad mucho mayor de estructura, planificación y comunicación clara en la modalidad digital. Las reuniones y la enseñanza deben planificarse con mucho más detalle, y la forma digital hace difícil desviarse del plan.

Dentro del estudio, algunas personas se volvieron más productivas, mientras que otras, no

Perdemos la capacidad de captar las señales de la sala, como cuando estamos juntos en un espacio físico. Varios aspectos del trabajo digital relacionados con la comunicación también dificultan la consecución de un buen flujo, así como la realización de cambios espontáneos y necesarios.

Una de las conclusiones de los investigadores es que no se puede esperar que las prácticas de trabajo sigan siendo las mismas cuando se trasladan. A medida que las condiciones cambian en torno a las prácticas, también lo hacen las propias prácticas.

Videollamada desde un portátil. (iStock)
Videollamada desde un portátil. (iStock)

En un estudio con dos proyectos paralelos, se recogieron datos de estudiantes y personal académico durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus.

Los datos incluían a 1.600 estudiantes y 16 profesores en un curso llamado 'Expertos en Trabajo en Equipo'. Los estudiantes proporcionaron retroalimentación a través de cuestionarios, informes de exámenes escritos y entrevistas en profundidad. Los profesores representaban a diferentes facultades y departamentos y también fueron entrevistados en profundidad.

Un camino no marcado

Los resultados preliminares muestran grandes variaciones en las consecuencias que las nuevas situaciones de trabajo y estudio han tenido para los individuos y para los grupos.

Algunos pensaron que era beneficioso tener más paz y flexibilidad en su vida diaria; otros se sentían más solos y menos motivados por la falta de contacto social y físico con sus compañeros

Algunas personas se volvieron más eficientes en su nuevo entorno de trabajo, por ejemplo, porque tenían menos distracciones y el trabajo se hizo más fácil de priorizar. Pero otros se volvieron menos eficientes, por ejemplo, debido a una menor motivación y a la falta de estructura diaria.

Algunos individuos pensaron que era beneficioso tener más paz y flexibilidad en su vida diaria, mientras que otros se sentían más solos y menos motivados debido a la falta de contacto social y físico con sus compañeros y colegas.

Foto: Cinco accesorios por menos de 50 euros que harán tu teletrabajo mucho más fácil

Varios miembros del personal académico también tenían un horario mucho más ocupado debido a la escolarización de sus hijos en casa. Este factor es menos relevante en una situación sin una pandemia.

Los investigadores también encontraron que el umbral para hacer pequeñas y necesarias aclaraciones con los colaboradores es significativamente más alto en el ámbito digital. Por lo tanto, la flexibilidad para completar una tarea se reduce y puede afectar la calidad de lo que se hace.

No es ventajoso para todos

Por ejemplo, nos arriesgamos a trabajar solos con una tarea durante demasiado tiempo, asumiendo en lugar de aclarar a lo largo del camino. No queremos molestar a la gente, y no sabemos lo que están haciendo en este momento.

Trabajar desde casa puede ofrecer beneficios para muchos, pero no es ventajoso para todos. Es probable que más gente elija trabajar desde casa más que antes, incluso cuando la pandemia haya remitido, pero tener la oportunidad de reunirse físicamente sigue siendo importante, no sólo para que cada uno de nosotros satisfaga sus necesidades sociales, sino también para el empleador y para la calidad del trabajo.

Trabajo Pandemia Coronavirus
El redactor recomienda