Las llamadas que deberías hacer si has perdido tu empleo por el coronavirus
  1. Alma, Corazón, Vida
ES IMPRESCINDIBLE BUSCAR SOLUCIONES

Las llamadas que deberías hacer si has perdido tu empleo por el coronavirus

Como rebajar tus gastos mensuales si los efectos del covid-19 te han dejado sin trabajo y en situación de vulnerabilidad

Foto: Quedarnos sin trabajo puede ser el comienzo de muchos problemas económicos (Pixabay)
Quedarnos sin trabajo puede ser el comienzo de muchos problemas económicos (Pixabay)

El coronavirus ha cambiado el mundo tal y como lo conocíamos. Es una frase que hemos escuchado en repetidas ocasiones en las últimas semanas, pero solo hace falta darse una vuelta por la calle para comprobarlo: mascarillas obligatorias, distancia de seguridad con las personas que queremos, gel hidroalcohólico en cada esquina, etc.

Pero si en la calle se nota, en el mundo laboral aún más. Millones de empleos se han perdido por culpa de la pandemia en decenas de países, obligando a los gobiernos a tomar medidas históricas para tratar de paliar los efectos de la crisis. Sin embargo, no siempre es posible y las personas también tienen que tomar decisiones para rebajar sus gastos mensuales.

Foto: El teletrabajo ha llegado para quedarse y hay que adaptarse a él (Unsplash)

En los últimos meses se ha producido una oleada de despidos y de ERTE que han dejado a muchas familias al borde del abismo. Por eso, la experta en empleo Natasha Hawker explica a ABC Australia algunos trucos para reducir los costes fijos de un hogar a final de mes. Llamadas que deberíamos hacer tanto a nuestro jefe como a aquellas compañías con las que tenemos contratados determinados servicios.

Cómo reducir gastos

Lo primero que hay que hacer en caso de perder nuestro trabajo es hablar con nuestro jefe. Es probable que no tenga más remedio que mandarnos al paro o colocarnos en un ERTE, pero es una conversación importante. Quizás la empresa pueda ofrecernos alguna otra posibilidad como una recolocación o una rebaja de horas que sea más interesante que dar con nuestros huesos en la cola del paro.

Las empresas más grandes pueden tener más margen de maniobra para recolocar a algunos empleados en otros puestos de trabajo

En ese mismo caso, también es una buena decisión llamar al sindicato, en el caso de que exista. No siempre los empresarios hacen lo mejor para los trabajadores, por lo que hay que saber cuáles son sus derechos para poder obrar en consecuencia. Estas son las dos primeras llamadas que deberíamos hacer en el caso que, desgraciadamente, nos quedemos sin empleo.

La siguiente llamada será a nuestro banco. Si tenemos una hipoteca y corremos el riesgo de no poder pagarla, es imprescindible ponernos en contacto con la entidad bancaria con la que firmamos el préstamo. Los bancos pueden ofrecer una modificación en las condiciones para ayudar a los clientes a pagar su hipoteca porque a la entidad tampoco le interesa quedarse con la vivienda en propiedad.

Las cifras de parados no dejan de crecer (EFE/Juan M. Espinosa)
Las cifras de parados no dejan de crecer (EFE/Juan M. Espinosa)

Lo mismo sucede si tenemos un préstamo personal o si atravesamos dificultades financieras derivadas de la pandemia. Las entidades bancarias tienen un margen de maniobra que les permite adaptar los pagos de sus clientes a largo plazo. Una moratoria de varios meses podría ser la solución para tener un tiempo en el que poder encontrar trabajo y volver a tener ingresos.

Llamadas imprescindibles

¿Tienes un piso de alquiler? Entonces llama a tu casero. El Gobierno decretó que nadie pudiera ser expulsado de su casa durante el confinamiento por no poder hacer frente al alquiler. Sin embargo, no estaría de más hacer una llamada al arrendador del piso para comunicarle nuestra situación y tratar de buscar una solución, ya sea una moratoria, una rebaja en el precio o alguna otra solución.

Foto: Un ingeniero controla desde una 'tablet' un robot industrial. (iStock)

Lo mismo sucede para quienes tienen locales comerciales. En toda España hemos conocido casos de propietarios que han perdonado algunas mensualidades a sus inquilinos para ayudarles durante la pandemia, pero también lo contrario: personas que se niegan a rebajar un solo euro. Una llamada al casero para explicarle cuál es la situación financiera por la que atraviesa nuestro negocio puede ayudarnos a buscar una solución.

Las dos últimas llamadas hay que analizarlas en clave de futuro. La primera debe ser a una agencia de empleo que nos ayude a encontrar trabajo lo antes posible. Es cierto que la situación es complicada ya que la competencia es muy alta, pero sigue habiendo empresas que necesitan empleados y la mejor manera de acceder a ellas es por medio de empresas o webs especializadas.

La pandemia ha dejado grandes gestos de algunos propietarios de casas y locales comerciales con sus inquilinos, pero también casos poco edificantes

La segunda es para un asesor financiero. En una época de crisis en la que millones de personas están sufriendo en todo el mundo, los expertos en economía pueden ayudarnos a reducir gastos de varias maneras, ya sea por medio del acceso a ayudas oficiales, unificando gastos del hogar o la empresa, etc. Sus consejos pueden ayudarnos a salir a flote antes de tiempo.

Por último, no estaría de más hacer una ronda de llamadas a las empresas con las que tengamos contratadas la luz, el gas, el teléfono y el resto de servicios básicos. Pueden haber implementado algunas ayudas para sus clientes… o siempre queda la posibilidad de amenazar con irnos a la competencia para que nos hagan una rebaja en nuestras tarifas.

Empleo Trabajo Coronavirus Pandemia ERTE Búsqueda de empleo Autoempleo Entrevista de trabajo
El redactor recomienda