El método más eficaz para perder peso de forma inminente
  1. Alma, Corazón, Vida
mimarse mucho

El método más eficaz para perder peso de forma inminente

El cambio de estilo de vida es más importante que cualquier dieta de moda. Estos son los trucos que te ayudarán a conseguir tus objetivos

Foto: iStock.
iStock.

Muchos de quienes quieren adelgazar deciden apuntarse a la dieta de moda y rápidamente desisten. Perder peso es como realizar un triatlón, no puedes esperar llegar el día en que se celebra, sin haber entrenado en ningún momento, y ganar la competición. Cada día cuenta, y debes tener en cuenta que en esta aventura el ejercicio es importante, pero la alimentación es fundamental.

Muchas dietas prometen acelerar el metabolismo, pero, ¿cómo funciona esto? Antes que nada, hay que explicar que este es el proceso que lleva a cabo tu cuerpo para convertir los alimentos que consume en la energía que necesita. Es un proceso vital para todos los seres vivos, no solo para los humanos, la energía que nuestro cuerpo obtiene cuando nos alimentamos, como Popeye cuando tomaba las espinacas. ¿Es posible acelerarlo? En realidad sí, produciendo músculo, como cuenta la nutricionista Nancy Farrell en 'Health': "El músculo es más activo metabólicamente, por eso levantar pesas es una de las mejores maneras de adelgazar. Cuanto más músculo tienes más calorías quemarás, aunque mucha gente comete el error de centrarse únicamente en hacer cardio". La idea es ponerse con ambos.

La ingesta de azúcar elevada está vinculada al aumento de peso y a enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes tipo 2

Nos queda claro que debemos por tanto combinar cardio y fuerza, pero, ¿qué hay de la alimentación? Desde la dieta keto hasta la paleo, sea cual sea la que elijas, tienes que tener en cuenta una serie de trucos que te ayudarán a perder peso de inmediato.

Reduce la ingesta de azúcar

Merece la pena. La OMS recomienda que limitemos su consumo por debajo del 5% (equivalente a unos 25 gramos o seis cucharaditas). Lo notaremos en la salud: tendremos menos caries, más facilidad para conciliar el sueño y un peso más equilibrado, entre otros muchos beneficios. ¿Cómo empezar? Quizá es buena idea ir cambiando poco a poco: si tomas tres cucharadas, puedes intentar reducirla a dos, luego a una. Cambia las bebidas azucaradas por agua.

Foto: Foto: iStock.

Dado que el azúcar ha sido el culpable de la mayoría de las crisis de salud de los últimos años, es hora de tomar cartas en el asunto y comenzar a reducir su consumo. Así lo explica la autora de 'The Sugar Detox', Brooke Alpert: "Es una de las sustancias más consumidas del mundo y también de las más peligrosas, proporciona calorías sin aporte nutritivo y su ingesta elevada está vinculada al aumento de peso y a enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes tipo 2", ya sabes.

Camina

Hemos hablado del cardio y la fuerza, pero, ¿y si no tienes tiempo de hacer ejercicio? Pues solo nos queda caminar. Según un estudio de 2015, puede ser incluso más efectivo que hacer ejercicio para adelgazar. Investigadores británicos descubrieron que las personas que realizaban regularmente caminatas rápidas pesaban menos que las dedicadas a otros tipos de actividad física, como correr, nadar o montar en bicicleta, y, además, puede añadir dos años a tu vida.

La pérdida de sueño hace que el cuerpo produzca menos hormonas de saciedad y en cambio más grelina, encargada de provocar el hambre

Un consejo es que compres un buen par de zapatos para caminar y que sean de medio número más ya que los pies tienden a hincharse cuando haces ejercicio. Los investigadores también descubrieron que caminar solo 20 minutos por día reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en un 30% y también puede reducir a la mitad el riesgo de obesidad, así que si no tienes tiempo para nada más, por lo menos intenta rascar un poco para una buena caminata.

Come proteínas

Los músculos las necesitan. Si estás pensando en tonificarte, comienza a cambiar las proporciones. La próxima vez que prepares una comida, intenta aumentarlas en un tercio y reducir los carbohidratos. Te sentirás lleno y tu cuerpo las absorberá, y si todavía estás hambriento puedes probar a aumentar tu consumo de verduras, beber agua y comer muchos, pero que muchos plátanos. Es buena idea también que intentes no comer nada más allá de las 21:00, aunque sabemos que para nuestro espíritu español a veces es difícil cumplir algo así.

Duerme

Mínimo siete horas, tu cuerpo te lo agradecerá. Una investigación presentada en el Congreso Europeo de Endocrinología en 2017 sugirió que la pérdida de sueño hace que el cuerpo produzca menos hormonas de saciedad y en cambio más grelina, encargada de provocar el hambre. Eso podría significar que cuando estás cansado es más probable que te sientas hambriento y eso te llevaría a consumir más calorías de las que tu cuerpo necesita, informa 'The Healthy'. Duerme, por lo tanto, las horas reglamentarias e intenta gozar de un descanso reparador.

Date algún capricho

Si no, tu vida será sana, pero se te hará muy larga y aburrida. El truco está en intentar recompensarte con cada esfuerzo: ¿haces una sesión de gimnasio? Qué mejor que terminar con una sauna. ¿Comes de manera saludable toda la semana? Deja el sábado para unas copas o una cena en pareja. ¿Sales a correr? Llévate una lista de reproducción que te encante. Cuanto más asocies la salud con la diversión, más fácil será adoptarla como un hábito de por vida.

Perder peso Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento Alimentación Salud
El redactor recomienda