9 playas espectaculares de Baleares que deberías visitar estas vacaciones
  1. Alma, Corazón, Vida
VACACIONES POR LA ESPAÑA DESCONFINADA

9 playas espectaculares de Baleares que deberías visitar estas vacaciones

Este verano no te puedes perder los arenales más impresionantes del archipiélago. Aguas tuquesas, arena color canela, entre montañas... Las islas te esperan

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

La pandemia del covid-19 ha provocado que las vacaciones de verano de la mayoría de los españoles estén en el aire. Aunque estemos acostumbrados a sacar billetes con meses de antelación, el mundo se ha parado y con ello nuestros viajes.

Foto: Foto: iStock

Teniendo en cuenta que lo más cómodo va a ser el turismo nacional y que la mayoría de los españoles improvisará sus vacaciones casi sobre la marcha, en El Confidencial vamos a sugerirte todas las semanas viajes, escapadas y planes en nuestro espacio 'Vacaciones por la España desconfinada'.

Esta vez te vamos a recomendar 9 playas de las maravillosas de las Islas Baleares. Su bello paisaje, limpieza del agua o tamaño que permita el distanciamiento social serán algunos de los criterios valorados. Eso sí, antes de ir a cada una infórmate de las restricciones que pueden haber establecido los ayuntamientos de cada localidad.

Caló des Mort (Formentera)

El Caló des Mort es una zona de baño situada en el sur de Formentera que se abre entre la playa de Migjorn y Es Ram, cerca de la urbanización Maryland.

Foto: Turismo Islas Baleares
Foto: Turismo Islas Baleares

Un impresionante entorno natural con playa de arena y rocas, de unos 100 m de longitud, flanqueada por acantilados bajos y vistas a gran parte de la costa sur de la isla. A tu izquierda contemplarás viejas casetas de pescadores o escars donde se guardan barcas y enseres, ya que la cala es uno de los pocos refugios para pequeñas embarcaciones de este tramo litoral. Un maravilloso enclave donde puedes practicar el nudismo, en cuyos flancos rocosos encontrarás rincones solitarios donde extender la toalla. Carece de servicios, por lo que no olvides llevar agua potable y un picnic.

Para llegar desde La Savina (a 14,2 km) debes seguir la carretera hacia El Pilar de la Mola, y tras superar Es Caló de Sant Agustí encontrarás el desvío a la derecha hacia el Caló des Mort, donde podrás estacionar en las inmediaciones de un hotel. En este punto nace un sendero de unos 800 m de recorrido que desemboca en la cala, para el que deberás llevar calzado adecuado. También puedes estacionar junto a la playa de Es Copinyar y costear hacia el este durante 5 minutos hasta llegar al Caló des Mort.

Caló des Moro (Mallorca)

El caló d'es Moro (o Cala del Moro) es una playa que está situada junto a la localidad española de Cala Llombards, municipio de Santañí, Mallorca. Se trata de una playa semiurbana de gran belleza paisajística, de arena blanca y grava, que a causa del turismo presenta un elevado grado de ocupación durante la época estival.

Foto: iStock
Foto: iStock

Este talud virgen, enclavado entre altas paredes pobladas de pinos, matas, retama y lentisco, es de mayoritariamente de arena, pero salpicado de grandes rocas. Esta fisonomía se altera según la intensidad de los temporales, ya que las corrientes marinas arrastran el limo bajo el mar, eliminando el espacio destinado a solárium. Si a este hecho se le añade sus reducidas dimensiones y la afluencia de bañistas, supone todo un problema encontrar un hueco para los visitantes.​

Sus aguas cristalinas, abiertas a los vientos del este-sureste, resaltan un fondo arenoso, bueno para la práctica de buceo y para el fondeo de pequeñas embarcaciones, a una profundidad próxima al litoral que oscila entre los tres y los cuatro metros.​ A dos millas marítimas se encuentran las instalaciones portuarias del Puerto de Cala Figuera.

El acceso a la playa por vía terrestre se inicia estacionando el vehículo gratuitamente junto a las casitas del barrio de sa Comuna, a unos 1,1 kilómetros del inicio de la carretera que conduce hacia s'Almunia, y a medio kilómetro del mar. Se continúa a pie 400 metros por un sendero que comienza antes de que finalice la carretera y que salva el desnivel muy pronunciado del acantilado que nos conduce hasta el arenal.​

Playa Cavalleria (Menorca)

La singular playa de Cavalleria se abre entre las puntas de Es Vernís y de Ferragut, incluida en la Reserva Marina del Norte de Menorca.

Foto: iStock
Foto: iStock

Así que ¡ponte las gafas de buceo!, porque disfrutarás de un verdadero espectáculo sumergido. La playa está formada por dos increíbles calas de arena gruesa y dorada, protegidas por un sistema dunar y delimitadas por acantilados de mediana altura. Aguas transparentes y poco profundas, brisa marina, oleaje moderado y… ¡ninguna construcción hasta allá donde llega la vista! Solo algunos barcos fondeados que disfrutan de uno de los paisajes más maravillosos de Menorca. Este tramo salvaje del litoral está custodiado por el imponente Cap de Cavalleria, con acantilados de hasta 80 m sobre el nivel del mar y un mirador con vistas panorámicas espectaculares al que podrás llegar desde la playa siguiendo un sendero.

Para llegar por carretera desde Es Mercadal (a 9 km) debes seguir el camino o Camí de Tramuntana, que permite acceder a las playas del norte. Dispone de aparcamiento, desde el que deberás caminar unos 400 m y bajar unas escaleras hasta llegar a la playa.

Playa Es Trenc (Mallorca)

He aquí una de las playas que, con razón, han dado fama a Mallorca de “paraíso en la tierra”.

Foto: iStock
Foto: iStock

Un arenal de casi 2 km de longitud por más de 20 m de anchura donde podrás nadar en las aguas más turquesas que hayas contemplado jamás. Por su evidente belleza y valor paisajístico forma parte del Área Natural de Especial Interés de Es Trenc-Salobrar de Campos, que incluye también las balsas salineras situadas en su parte posterior, frecuentadas por miles de aves durante sus viajes intercontinentales entre África y Europa.

Es Trenc es un auténtico emblema del movimiento ecologista de Mallorca, el último gran arenal sin urbanizar y bien conservado de la isla. En la playa puedes practicar el nudismo, y disfrutarás de fina arena blanca y aguas de poca profundidad. En su parte posterior contemplarás un sistema dunar donde crecen lirios y cardos marinos, y una zona húmeda —que puedes descubrir mediante una visita guiada— en la que se han identificado más de 170 especies de aves.

Para llegar desde Campos (a 10,8 km) o desde la Colònia de Sant Jordi (a 5,1 km) debes seguir las indicaciones y estacionar en un aparcamiento tarifado. También puedes llegar cómodamente en transporte público.

Cala Turqueta (Menorca)

Entre las puntas de Es Tambors y Na Foradada, a los pies de la atalaya de Artrutx, se abre la preciosa Cala en Turqueta, cuyo nombre recuerda las temidas —y frecuentes— incursiones de piratas turcos del pasado.

Foto: iStock
Foto: iStock

Se abre al final de un entrante de mar de unos 400 m de profundidad, y desde su orilla contemplarás un paisaje eminentemente mediterráneo: una playa de fina arena blanca rodeada de acantilados rocosos cubiertos de bosques de pinos añejos. Un enclave de gran valor ecológico que forma parte del Área Natural de Especial Interés de la costa sur de Ciutadella. La playa dispone de una zona balizada para la práctica de deportes náuticos y el desembarco de pequeñas embarcaciones, pero carece de servicios, así que no olvides llevar agua potable y un picnic. Una lengua de rocas bajas divide la orilla —de 110 m de longitud— en dos mitades. Costeando por los flancos rocosos descubrirás espacios sin arena donde extender la toalla y adentrarte en las aguas más transparentes que puedas imaginar, de tonalidades turquesas y con poco oleaje.

Para llegar por carretera desde Ciutadella (a 16,5 km) solo debes seguir la señalización viaria, y podrás estacionar en un aparcamiento situado a unos 850 m de la playa. En verano conviene acudir temprano, porque cuando se llena el aparcamiento se cierra el acceso a nuevos vehículos.

Playa Ses Illetes (Formentera)

Ses Illetes suele ocupar cada año las primeras posiciones en encuestas que intentan determinar cuál es la mejor playa del mundo. ¡Y no es para menos! Una larguísima orilla de fina arena blanca bañada por las aguas más turquesas que hayas imaginado jamás.

Foto: iStock
Foto: iStock

La playa de Ses Illetes se encuentra en la península de Es Trucadors, en la que coincide con las playas de Llevant i Es Cavall d’en Borràs. Ses Illetes es la más famosa y visitada, pero si caminas por su orilla descubrirás zonas poco concurridas. En el horizonte contemplarás los islotes o illetes que embellecen este tramo de costa.

Hacia el norte te espera una experiencia única: extender tu toalla en la breve franja de arena que separa la playa de Llevant de la de Ses Illetes, disfrutando de un paisaje mediterráneo puro frente a S’Espalmador. Un territorio bellísimo que forma parte del Parque Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera, con fondos marinos tapizados por praderas de posidonia declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco. Aguas limpias de poca profundidad y con todos los servicios, incluidos restaurantes con diversa oferta gastronómica.

Para llegar solo debes seguir las indicaciones desde La Savina (a 4 km) y estacionar en un aparcamiento tarifado. También puedes acceder en bicicleta o a bordo de las embarcaciones que realizan el trayecto entre La Savina y S’Espalmador, con parada en Illetes.

Cala Saladeta (Ibiza)

Cala Saladeta está a cuatro kilómetros de Sant Antoni de Portmany, situada entre sa Foradada y Cala Salada, así como cerca de la urbanización sa Galera.

Foto: iStock
Foto: iStock

Desde su costa se divisa Illa Conillera, que es el mayor islote de Eivissa, se puede visitar y cuentan las leyendas que las brujas de Sant Antoni de Portmany recolectaban aquí hierbas y esencias para elaborar los hechizos y conjuros que llevaban a cabo durante la noche de San Juan.

Cala Saladeta y Cala Salada forman parte del mismo entrante de mar en forma de u, abierto entre acantilados. La que nos ocupa se encuentra junto a su margen derecho y su vecina en el lado opuesto. Ambos taludes están conectados a través de una senda que bordea la costa (vista panorámica magnífica de este entorno natural).

Esta playa se caracteriza por tener dimensiones reducidas, sustrato de dorada arena de grano medio, agua cristalina, orientación hacia el oeste y estar rodeada de pinar. El centro de este entrante de mar, a un hectómetro de la orilla, posee condiciones marinas y subacuáticas aptas para fondear embarcaciones. En este punto se hallará un fondo de arena y alga a una profundidad de entre cuatro y cinco metros.

Foto: 11 playas españolas que no te puedes perder (iStock)

El acceso por carretera es sencillo siguiendo con atención la señalización viaria. El último tramo de carretera tiene una pendiente pronunciada y muchas curvas. El vehículo particular se podrá estacionar gratuitamente por los alrededores.

Cala Pregonda (Menorca)

Es de las más bonitas y valoradas de Menorca. Situada en la costa norte, el principal atractivo de Cala Pregonda es que es la playa ‘diferente’ de la isla. Su arena es roja y contrasta de manera muy especial con el agua turquesa creando un paisaje único. Así no es de extrañar que el músico Mike Oldfield la eligiera hasta en dos ocasiones para protagonizar una portada de disco.

Foto: iStock
Foto: iStock

La forma más sencilla de acceder a Cala Pregonda es a bordo de un barco. No obstante, puedes hacerlo también en coche o caminando. Si vas en coche, deberás seguir las indicaciones de la carretera que va de Es Mercadal hacia Fornells y desviarte hacia la playa de Cavalleria. Después, debes seguir la señalización hasta Binimel•la y aparcar en el parking. A partir de aquí deberás caminar 30 minutos aproximadamente. Te recomendamos que lleves calzado cómodo, que evites las horas centrales del día y que te hidrates. Una vez allí saborearás la mejor de las recompensas.

Cala D'Hort (Ibiza)

Cala d’Hort es un enclave de visita imprescindible para cualquier viajero que recale en Ibiza. Cuando la veas, lo comprenderás: se trata de una playa de arena y piedra, de 150 m de longitud por 25 m de anchura, con insuperables vistas a los islotes de Es Vedrà (de 382 m de altura) y Es Vedranell (128 m de altura), magnéticos, majestuosos, impresionantes a la hora de la puesta del sol, ¡no te la pierdas! Este tramo de costa forma parte de la Reserva Natural de Es Vedrà, Es Vedranell y los islotes de Ponent, con fondos marinos llenos de vida. Alrededor de la playa, de ambiente relajado y familiar, encontrarás tres excelentes restaurantes de cocina tradicional, especializados en platos de pescado y marisco.

Foto: iStock
Foto: iStock

Se abre en un tramo de litoral abrupto, rodeada de altos acantilados poblados de pinos y matorrales. Sus aguas cristalinas de poca profundidad sobre fondos de arena y rocas en los extremos resultan muy atractivos para los amantes del buceo de superficie. Desde la orilla contemplarás varias casetas de pescadores con rampas y la magnitud de Es Vedrà, que domina enteramente el paisaje, protagonista de numerosas leyendas.

Para llegar a la playa desde Sant Josep de sa Talaia (a 10 km) debes seguir las indicaciones hacia Cala d’Hort, perfectamente señalizadas. Dispone de aparcamiento.

Vacaciones por la España desconfinada Playa Vacaciones Viajes Menorca Baleares Mallorca Formentera
El redactor recomienda