una herramienta para curiosear

Las 5 vistas más extrañas de Google Earth descubiertas por científicos

Desde tu propio 'smartphone', puedes acceder a cualquier lugar del planeta... A cualquiera, incluso a los más difíciles

Foto: La Tierra, vista desde Google Earth.
La Tierra, vista desde Google Earth.

Desde los orígenes de internet, las imágenes obtenidas por satélite han dado para mucho. Quién no ha tirado alguna vez de Google Maps para viajar a cualquier parte del mundo o incluso para caminar por sus calles gracias a la funcionalidad de Street View. Los más curiosos puede que también hayan recurrido en ciertas ocasiones a Google Earth, una de las herramientas más profesionales para curiosear, teniendo en cuenta que ofrece una visión en tres dimensiones desde casi cualquier punto de vista.

Google Earth, aplicación gratuita que está disponible para cualquier usuario, obtiene imágenes de varias fuentes, ya sea mediante satélites en órbita que toman fotografías a decenas de kilómetros sobre la Tierra o usando otros más cercanos que consiguen una mayor resolución, además de con instantáneas aéreas tomadas desde aviones o drones. Con tanta información disponible, no es de extrañar aficionados a la arqueología —y a las teorías de la conspiración— hayan tratado de localizar perspectivas diferentes a algunos de los grandes enigmas de la humanidad.

Esvástica en expansión

Los científicos descubrieron más de 50 geoglifos en el norte de Kazajstán en Asia Central, incluido este diseño en forma de esvástica, explican en 'Live Science'.

Aunque el símbolo de la esvástica se creó a partir de madera, muchos de los geoglifos estaban hechos de montículos de tierra. Los geoglifos parecen remontarse 2.000 años. En ese momento, las esvásticas no eran infrecuentes en Europa y Asia y, por supuesto, no estaban afiliadas a ninguna creencia política.

Isla fantasma

En 2012, un grupo de investigadores australianos "descubrió" una isla del tamaño de Manhattan en el Pacífico Sur. Un lugar misterioso llamado Sandy Island había aparecido en los mapas, al noroeste de Nueva Caledonia. Incluso apareció como un polígono negro en Google Earth. Pero cuando los científicos navegaron allí en noviembre de 2012, encontraron aguas abiertas en lugar de tierra sólida.

En un texto sobre la isla publicado en abril de 2013, los investigadores explicaron por qué la masa terrestre fantasma se había incluido en algunos mapas durante más de un siglo, señalando algunos errores humanos y una posible balsa de piedra pómez.

Aliento del desierto

¿Un portal en espiral a un universo alternativo? ¿Tal vez un mensaje extraño? ¿O un antiguo monumento a un ser sobrenatural?

Este diseño de espiral gigante en el desolado desierto egipcio, no lejos de las costas del Mar Rojo, es una instalación de arte llamada Desert Breath. En marzo de 2007, Danae Stratou, Alexandra Stratou y Stella Constantinides crearon la obra de arte de 1 millón de pies cuadrados (100.000 metros cuadrados) destinada a celebrar "el desierto como un estado mental, un paisaje mental", dijeron los artistas en su sitio web.

Pentagrama desconcertante

En las estepas arrastradas por el viento de Asia central, en un rincón aislado de Kazajstán, hay un gran pentagrama, que mide aproximadamente 366 metros de diámetro, grabado en la superficie de la Tierra. La estrella de cinco puntas rodeada por un círculo, ubicada en la costa sur del embalse Upper Tobol, aparece vívidamente en Google Maps, la versión en línea de Google Earth más detallada.

.
.

Muchos comentarios de internet vinculaban el sitio con la adoración al diablo, las sectas religiosas nefastas o los habitantes del inframundo. Por desgracia, el pentagrama resulta ser el contorno de un parque hecho en forma de estrella. La estrella está marcada por caminos que ahora están bordeados de árboles, lo que hace que la forma de la estrella sea aún más clara en las fotos aéreas.

¿La palabra más grande?

Hamad bin Hamdan al Nahyan, un multimillonario jeque y miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, ha tallado su nombre en la superficie arenosa de la isla al Futaisi, una isla que posee en el Golfo Pérsico.

.
.

Con más de 1,5 kilómetros de alto y más de 3 de largo en total, las letras HAMAD pueden ser las más grandes del mundo. Son visibles desde el espacio. Normalmente, las palabras escritas en arena desaparecen, pero estas letras son lo suficientemente grandes como para formar vías fluviales que absorben la marea invasora. De hecho, en el momento en que se tomaron estas fotografías satelitales, se puede ver que la marea fluye a través de las letras hasta la M.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios