LA QUE NOS FUNCIONÓ RECIENTEMENTE

Muchas veces no tomamos la mejor decisión a pesar de que sabemos que es la adecuada

Las recompensas de tomar la mejor decisión no siempre son obvias , especialmente si seguir esa estrategia aumenta tu éxito en un pequeño porcentaje

Foto: Puede ser difícil juzgar si ha tomado una decisión buena o mala basándose sólo en el resultado. Foto: Pixabay
Puede ser difícil juzgar si ha tomado una decisión buena o mala basándose sólo en el resultado. Foto: Pixabay
Autor
Tiempo de lectura3 min

A la hora de tomar una decisión, no siempre tomamos la mejor. Un estudio de investigadores estadounidenses ha demostrado que muchas veces no tomamos la opción que nos da mayor oportunidad de éxito, a pesar de saberlo, y optamos por otra opción.

La gente puede elegir basándose en un instinto, un hábito o en algo que les funcionó en el pasado en lugar de en lo que han aprendido que funcionará más a menudo, sostiene a Neuroscience News Ian Krajbich, coautor del estudio y profesor asociado de Psicología y Economía en la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos). Los resultados de la investigación van en contra de la creencia generalizada de que las personas toman la elección menos óptima porque simplemente no saben cuál es la mejor. "En nuestro estudio, la gente sabía lo que funcionaba más a menudo. Simplemente no usaron ese conocimiento", añade Krajbich.

Los investigadores explican con un ejemplo en la vida real los resultados del estudio. El recorrido A suele ser el camino más rápido a casa del trabajo, pero ayer hubo un evento que iba a ralentizar el tráfico en esa ruta, así que se tomó el recorrido B en su lugar y se logró llegar a casa unos minutos más rápido de lo normal. La próxima vez, ¿qué camino se cogerá? Según Krajbich, los resultados de este estudio sugieren que muchas veces tomaremos la ruta que funcionó ayer e ignoraremos la evidencia de lo que normalmente funciona mejor. "Existe esta tensión entre hacer lo que debes hacer, al menos desde una perspectiva estadística, frente a hacer lo que funcionó bien recientemente", señala.

Mejor lo reciente, si ha salido bien

En el experimento, los participantes jugaron a un simple juego de ordenador en el que descubrir y seguir patrones podría hacer que ganaras más dinero. Los investigadores rastrearon los movimientos de los ratones para detectar si se captaban esos patrones. No obstante, los investigadores diseñaron parte del estudio para que el patrón que por lo general conducía a la mayor recompensa no funcionara entre un 10 y un 40 por ciento de las veces Así, tras una de las pruebas en las que el patrón que generalmente condujo a la mayor recompensa no funcionaba, ¿qué harían los participantes? ¿Se apegarían al patrón o elegirían otra cosa? Los participantes siguieron el plan que les estaba dando la mejor oportunidad de éxito sólo alrededor del 20 por ciento de las veces.

"Puede ser difícil juzgar si ha tomado una decisión buena o mala basándose sólo en el resultado"

¿Por qué la gente no siguió la mejor estrategia más a menudo? Krajbich sostiene que probablemente se necesita mucha energía mental y planificación para tomar siempre decisiones basadas en el conocimiento del medio ambiente. Además, añade, las recompensas de seguir la mejor estrategia no siempre son obvias, especialmente si seguir esa estrategia aumenta tu éxito en un pequeño porcentaje.

"Puede ser difícil juzgar si ha tomado una decisión buena o mala basándose sólo en el resultado. Podemos tomar una buena decisión y tener mala suerte y tener un mal resultado. O podemos tomar una mala decisión y tener suerte y tener un buen resultado", indica Krajbich. En estas situaciones, es fácil que las personas dejen de ser disciplinadas y simplemente elijan cualquier decisión que les haya dado recompensas más recientemente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios