Cuídala mucho

Estos son los efectos de la cuarentena para tu vista (y cómo cuidarla)

La oftalmóloga Margarita Cabanás explica cuáles son los problemas que podrías tener estos días en tus ojos y cómo evitarlos siguiendo unos sencillos consejos

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

La sociedad española se está enfrentando a una situación completamente nueva a causa de la crisis del coronavirus: el confinamiento. Este nuevo escenario puede provocar la aparición de estrés y angustia en la vida cotidiana de las personas, ya sea porque la paredes se te vienen encima o por el miedo a contraer el Covid-19.

Al igual que nuestra mente se puede ver afectada por este encierro, nuestra vista también puede sufrir por culpa de esta particular reclusión. “Existen efectos concretos que van a afectar a nuestros ojos, pero van a ser pasajeros, ya que la mayor parte de las molestias que estamos sufriendo vienen derivadas de la exposición exagerada a todo tipo de pantallas”, explica a El Confidencial Margarita Cabanás, oftalmóloga de la Clínica Baviera Sevilla.

Pasar tanto tiempo en casa ha provocado que todas nuestras actividades se realicen a través de una pantalla. Desde la forma de comunicarnos por el móvil, trabajar con el ordenador, hacer deporte con vídeos de Youtube, hasta entretenernos con la televisión.

Margarita Cabanás
Margarita Cabanás

Cuando estamos fijando la vista tantas horas en distintas pantallas, la atención mantenida provoca que disminuya mucho la frecuencia de parpadeo. “Esta disminución hace que la superficie del ojo, que tiene que estar perfectamente lubricada para estar sana, pierda hidratación porque se evapora antes la parte acuosa de la lágrima”, señala la oftalmóloga. “Eso conlleva que el ojo se seque más y aparezcan los típicos síntomas de sensación de arenilla, escozor y enrojecimiento, entre otros. Esta sobrexposición a las pantallas también puede provocar fatiga visual e, incluso, dolores de cabeza”, desarrolla la especialista.

Asimismo, Cabanás señala que cuando hacemos al ojo trabajar durante mucho tiempo de cerca, gracias al mecanismo ocular que se llama acomodación (que permite, simplificando, a las personas por debajo de los 40 ver perfectamente de cerca y que se va perdiendo con los años), se fatiga: “Se cansa de estar fijando la vista a una distancia corta y eso también puede provocar dolor de cabeza”.

La sobrexposición a las pantallas puede provocar fatiga visual e, incluso, dolores de cabeza

Otra causa es que “a veces nos relajamos con los efectos de refracción y no nos corregimos con las gafas prescritas para leer o los niños para jugar con las consolas y hacer los deberes”. Esto también puede provocar dolores de cabeza, fatiga visual y malestar general.

“Pero todos los síntomas anteriormente descritos van a ser pasajeros y tienen una sencilla prevención si somos cautos y conscientes”, aclara la oftalmóloga.

Prevención de los problemas de vista

Para prevenir los problemas de vista que puede provocar este confinamiento la especialista recomienda varias cuestiones. La primera de ellas es buscar alternativas de ocio que no sean estar mirando pantallas constantemente, como jugar a juegos de mesa o hacer deporte con la radio. “Así vamos a ahorrar tiempo de exposición a pantallas, relajar la vista y estar mirando a otro sitio sin tener esa atención tan forzada”, destaca.

Y para los ratos que tenemos que estar delante de pantallas la experta recomienda hacer descansos. En concreto, por cada 20 minutos que estemos mirando pantallas se debe realizar un descanso de unos 20 segundos mirando al infinito, por ejemplo por la ventana, sin ningún foco concreto. No es una regla científica, pero ayuda a recordar que hay que hacer descansos.

Además, apunta a que es importante parpadear frecuentemente, especialmente cuando trabajamos delante del ordenador.

Se deben buscar alternativas de ocio que no sean estar mirando pantallas constantemente

“También es muy importante que se trabaje en unas condiciones de ventilación adecuadas, que no haya un exceso de humedad en el ambiente, ni tampoco de sequedad. Beber abundantes líquidos nos van a venir muy bien para salud en general. Igualmente, el uso de lágrimas artificiales en caso de que haya sintomatología puede ser recomendable”, relata. En el caso de tener patologías previas diagnósticas hay que prestar especial atención a los ojos.

La distancia con las pantallas

La distancia a la que se trabaja, se ve la televisión o los dispositivos tiene que ser la adecuada para mejorar la salud visual y evitar todos estos síntomas.

Con el ordenador y dispositivos de mano deberíamos guardar unos 50 centímetros, esta sería la distancia ideal de enfoque, según explica la especialista.

Y con la televisión dependerá del tamaño del electrodoméstico. Por cada pulgada deberíamos tomar de unos 4,5 centímetros de distancia. Por ejemplo, para una pantalla de 40 pulgada deberíamos estar a 1,80 metros y con una de 50 a 2,25. “El mensaje importante que hay que lanzar es que tener una televisión gigante en un espacio pequeño es más perjudicial para la salud que tenerlo a la distancia correcta”, apunta la oftalmóloga.

Del mismo modo, también destaca como importante para la salud visual ajustar la luminosidad de las pantallas que estemos viendo: “Siempre se debe trabajar con una intensidad adecuada, deben evitarse brillos y reflejos. Que tenga una potencia que nos permita distinguir lo que estamos viendo con un buen contraste”. “Asimismo, trabajar con luz natural es lo ideal, pero si tenemos que hacerlo con luz artificial, que sea blanca”, destaca, al tiempo que añade que “no debemos trabajar a oscuras con nuestro dispositivo”.

No te frotes los ojos

La especialista explica que “es importante evitar el frotado de los ojos cuando nos molesten o nos escuezan. Hay varias razones importantes, pero durante el confinamiento hay una especialmente notable”.

“De forma general frotarse los ojos puede producir problemas visuales, sobre todo en la córnea, donde provoca deformaciones”, explica la doctora Cabanás.

Frotarse puede producir problemas visuales, sobre todo en la córnea. Además, los ojos pueden ser una vía de entrada para el Covid-19

“Además, hay que tener en cuenta que el Covid-19 se puede contagiar por las mucosas, y la conjuntival es una vía importante de contagio. Si estamos en casa y no tenemos contacto con nadie, no nos vamos a contagiar; pero si venimos de la calle hay que tener cuidado con no frotarse el ojo”, señala. “Hay que extremar la higiene y tratar de evitar frotarse lo ojos”, insiste.

Gafas y lentillas

“Las lentillas se pueden utilizar sin ningún problema en casa. Pero si vamos a estar todo el dia en el ordenador o mirando la pantalla los ojos se van a secar más con estas que si usamos gafas”, explica la experta.

En este sentido desarrolla que si se utilizan lentes de contacto para algunas actividades en que los pacientes van a estar más cómodos, por ejemplo el deporte, “no hay ningún problema, pero el uso debe ser razonable en el tiempo que se tienen puestas”. Y concluye que en su uso hay “extremar las precauciones y cuidar la hidratación del ojo usando las lágrimas artificiales que normalmente el paciente tenga y limitando el número de horas”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios