Los misterios de la visión: el truco que te permite ver bien sin necesidad de gafas. Noticias de Alma, Corazón, Vida
SORPRENDENTE PERO LÓGICO

Los misterios de la visión: el truco que te permite ver bien sin necesidad de gafas

¿Te has dejado las gafas en casa y necesitas leer un importante documento? ¿Te has metido en la cama y no te apetece levantarte para coger los anteojos?

Foto: Si conocemos cómo funciona nuestro ojo, aprenderemos a mejorar nuestra visión con sencillos procedimientos. (Corbis)
Si conocemos cómo funciona nuestro ojo, aprenderemos a mejorar nuestra visión con sencillos procedimientos. (Corbis)

¿Te has dejado las gafas en casa y necesitas leer un importante documento? ¿Te has metido en la cama y no te apetece levantarte para coger los anteojos y mirar el móvil? Un vídeo producido por Audible y Minute Physics, que se ha popularizado en las redes sociales durante los últimos días, ofrece una sencilla pero eficaz solución, basada en el funcionamiento de nuestro ojo y, a pesar de ser completamente lógica, resulta sorprendente.

Basta con cerrar nuestra mano haciendo un pequeñísimo círculo como si se tratase de un catalejo, ponerlo delante de nuestro ojo y mirar, para que de repente, todo aquello que inmediatamente antes parecía fuera de foco, de improviso vuelva a aparecer nítido. Aquellos que necesiten gafas pueden probarlo con este mismo artículo; si bien no será lo mismo, apreciarán de forma mucho mejor las palabras aquí escritas.

No importa cuántas dioptrías tengas; el efecto será muy parecido, y también puede llevarse a cabo con agujeros en superficies de papel, por ejemplo. Es algo muy semejante a lo que hacemos de forma instintiva cuando entornamos los párpados para ver algo que se encuentra a lo lejos.

Gracias a los músculos de nuestro ojo, que se encargan de ajustar el cristalino, podemos enfocar a una distancia u otraSorprendente, aunque de utilidad limitada, en realidad este efecto, conocido como estenopeico, se basa en un principio semejante al que emplean las gafas o las cámaras fotográficas, pero también nuestro propio ojo a la hora de conformar las imágenes en nuestra retina. ¿Por qué este círculo parece realizar dicho efecto mágico sobre nuestra vista?

Así funciona la visión

Como explica el propio vídeo, somos capaces de ver porque hay luz que se refleja y es absorbida por los diferentes objetos en los que impacta, permitiéndonos percibir la forma, el volumen y el color de los objetos. Cuando la luz penetra en el ojo, atraviesa la córnea, la pupila y el cristalino, y llega a la retina, donde se conforma un impulso nervioso que, después de atravesar el nervio óptico, es interpretado por el cerebro, lo que da lugar a las imágenes que vemos.

¿Qué ocurre con aquellas personas que sufren de miopía o hipermetropía? Que la lente convexa o cristalino, que permite que la imagen se forme en la retina no funciona como debería, lo que provoca que los rayos de luz converjan en un punto focal situado antes de la misma (como le ocurre a los miopes) o detrás de la misma (como ocurre con la hipermetropía). Las gafas sirven para contrarrestar dicho efecto, y conseguir que los rayos de luz converjan en la pared retiniana.

Este mecanismo funciona igual que una cámara fotográfica o cinematográfica: recogiendo los rayos que inciden en distintos puntos de la lente y proyectándolos en una superficie limitada, que en unos casos será la retina, y en otros, el fotograma (o, en el moderno entorno digital, el CCD o charged-coupled device). Sin embargo, raramente (o nunca) tenemos en foco todo nuestro espectro visual. Si miramos nuestra mano, no distinguiremos los detalles de la pared o de la mesa que se encuentran detrás, y si miramos al infinito y colocamos otro elemento delante, a no ser que enfoquemos nuestra vista de nuevo en él, aparecerá desenfocado a nuestros ojos.

Es semejante a lo que ocurre con la apertura del diafragma en las cámaras: cuanto más cerrado se encuentre este, mayor será la profundidad de campo Gracias a los músculos de nuestro ojo, que se encargan de ajustar el cristalino, podemos enfocar a una distancia u otra, de igual manera que lo haría el foco de una cámara fotográfica. Sin embargo, los miopes tendrán problemas para hacer foco en los objetos más lejanos, y los que sufran presbicia (un problema causado por la disminución del poder de acomodación del ojo) o hipermetropía, en los más cercanos.

¿Por qué cuando miramos por un agujero tan pequeño todo aparece en foco? Porque en dicho caso, puesto que se trata de una abertura muy reducida, el ángulo conformado por los extremos del agujero con el punto enfocado será mucho más estrecho, y se eliminarán los rayos periféricos y oblicuos. Ello nos permitirá enfocar de manera artificial aquello que antes no podíamos de forma natural.

Composición en profundidad en 'Ciudadano Kane'.
Composición en profundidad en 'Ciudadano Kane'.

Es algo semejante a lo que ocurre con la apertura del diafragma en las cámaras. Cuanto más cerrado se encuentre este, mayor será la profundidad de campo (la distancia entre el primer y último punto aceptablemente nítidos), y viceversa. A comienzos de los años cuarenta, el director de fotografía Gregg Toland cambió la historia del cine al cerrar el diafragma y utilizar grandes angulares, lo que permitió las características composiciones en profundidad popularizadas por Orson Welles, como se puede apreciar en Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941). A su manera, la cámara de Toland también estaba viendo el mundo a través de un pequeño agujero.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios