Estás estornudando y tosiendo mal: así debes hacerlo
  1. Alma, Corazón, Vida
la prevención es importante

Estás estornudando y tosiendo mal: así debes hacerlo

Las gotitas que expulsamos pueden extenderse por la habitación en tan solo unos pocos segundos y permanecer hasta cerca de diez minutos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En las últimas semanas estamos viviendo una sobrecarga de noticias sobre el coronavirus (COVID-19), que cuentan cómo el virus se está propagando por el mundo y también inciden en que hay que conservar la calma pero siempre siguiendo las medidas de seguridad adecuadas. Según los expertos, más importante aún que las mascarillas es el hecho de lavarse las manos, que, ya de paso, también te contamos cómo se debe hacer adecuadamente.

Es probable que el coronavirus tenga mucho que ver con la histeria colectiva, pero probablemente no te haga mucha gracia estar al lado de alguien que tose sin parar, aunque sea porque no quieres pasar en cama la próxima semana con gripe estacional. Es por ello que las medidas de salud también incluyen proteger a los demás (y a ti) de todo contagio. Si eres un poco aprensivo y te gustaría decirle a tu compañero de trabajo que se ponga la mano cada vez que estornuda o si estás comenzando a sentirte un poco febril conforme lees este artículo, continúa.

No te cubras con la mano

Desde pequeños nos educan acerca de la importancia de cubrirnos la boca cada vez que tosemos y estornudamos y, sin embargo, un estudio realizado en 2010 por la Universidad de Otago en Wellington (Australia) ponía en duda el hecho de que esta práctica esté realmente interiorizada en la población. Lo más seguro es que, según tu nivel de educación, te cubras con la mano o directamente no hagas nada cada vez que llega un acceso, pero lo estás haciendo mal.

Cubre tu nariz y boca con el codo, es la parte del cuerpo que apenas entra en contacto con otros elementos externos y evitarás contagios

A partir de ahora ten esto en cuenta: el método más recomendado es cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo, que después deberás desechar inmediatamente tras su uso. Si no te sientes con fuerzas de desechar 'kleenex' continuamente, entonces la mejor alternativa es que te cubras la boca y la nariz con el codo. Esto se debe a que es la parte del cuerpo que apenas entra en contacto con otros elementos, a diferencia de las manos que son uno de los principales transmisores de gérmenes. Luego vas a tocar la barra del metro y la cara de tu pareja, así que intenta no estornudarte encima.

Las gotas de estornudo

Toser y estornudar incorrectamente aumentan la posibilidad de contagios de enfermedades que se trasmiten por vía aérea, como la gripe. Según informa 'Times of India', un estudio reciente descubrió que las gotitas que expulsamos al estornudar o toser (conocidas como gotas de Flügge) viajan hasta dos metros y, en algunas ocasiones, hasta ocho, dependiendo de la ventilación de un espacio en particular, pueden extenderse por la habitación en tan solo unos pocos segundos y permanecer hasta cerca de diez minutos.

Foto: Foto: iStock.

La investigación descubrió también que el virus de la gripe puede sobrevivir en algunas superficies hasta 24 horas, por tanto, es esencial cubrirte para detener la propagación de enfermedades.

La higiene

Incidimos por tanto, de nuevo, en la importancia de la higiene de manos para evitar contagios. El lavado con agua y con jabón es la opción más segura, y en caso de no poder, los geles desinfectantes y hidroalchólicos también son una opción, de todas formas, siempre es mejor utilizar un lavabo si tienes uno a mano. Y recuerda que es así como debes hacerlo, según una guía cortesía de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención:

  • Mójate las manos con agua limpia (parece una obviedad, y, quizá lo es).
  • Frota las manos para crear espuma. No te olvides de limpiar entre los dedos y las uñas, ya que las bacterias pueden esconderse entre las grietas.
  • Hazlo durante al menos 20 segundos.
  • Enjuágate.
  • Seca con una toalla limpia. Esto quiere decir que no ha sido usada más de tres veces. Probablemente no está tan limpia como te crees, las toallas suelen ser un caldo de cultivo de bacterias. Contienen muchos requisitos para que crezcan en ellas: PH neutro, agua, temperaturas cálidas... te puedes imaginar.

Recuerda que la prevención es fundamental, cuídate mucho.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ciencia Salud Vida saludable Enfermedades
El redactor recomienda