La nueva forma de ligar en Londres
  1. Alma, Corazón, Vida
EL "DAYGAME"

La nueva forma de ligar en Londres

Una subucultura masculina y heterosexual ha irrumpido con fuerza en Reino Unido. ¿Una manera lícita de conocer a alguien o un acoso tóxico casi propio de los 'incels'?

Foto: La nueva forma de ligar en Londres
La nueva forma de ligar en Londres

“Disculpa, tan solo quería decir 'Hola'”. ¿Qué harías si un hombre que no conoces de nada te asaltara de esta forma por la calle? Bien, puede que, como persona educada, le repliques el “hola” después de sentirte un tanto desconcertada por esta forma tan espontánea de generar conversación. Entonces, él inmediatamente te pondrá 'ojitos', te dirá algo gracioso y eso podrá desencadenar un encuentro breve y fugaz, una amistad incipiente o directamente te sentirás tan torpedeada que lo único que querrás será deshacerte de él de la manera más rápida e indolora posible.

En época de 'incels' y hombres heterosexuales resentidos por el auge de las teorías feministas, el resentimiento masculino crece. Y con él, las promesas de los gurús que proclaman técnicas infalibles para conseguir llamar la atención de las mujeres y que estas piquen. La nueva corriente que está extendiéndose por la red y abarrotando enlaces de YouTube con estos consejos se llama 'Daygame' que, como su nombre indica, se refiere al arte del flirteo diurno, sin copas de por medio ni música alta: a plena luz del día. Sus fundadores lo definen como “el arte de conocer y atraer a mujeres increíbles sin ir a discotecas”.

Muchos son jóvenes que quieren divertirse, también hay divorciados, incluso vírgenes que carecen de confianza en situaciones sociales

“El 'daygame' me ha permitido conseguir a las mujeres más bellas para que se enamoren de mí, aunque solo sea un chico promedio”. Tal es la descripción con la que nos encontramos nada más entrar en la página web del proyecto. “La razón por la que las mujeres ven comedias románticas y leen libros sobre amor es porque juega con su fantasía de cómo conocerán al hombre de sus sueños”, reza otra de las entradas de la web. Por un precio nada asequible (950 libras, es decir, unos 1.137 euros), el cliente paga por un programa completo de capacitación especializado, llamado en jerga inglesa 'bootcamp', con el objetivo de “descubrir cómo conocer, acercarse y atraer a mujeres hermosas en cualquier lugar y en cualquier momento”.

Al igual que el fenómeno de los 'incels', esta fórmula ha ido creciendo en el 'underground' cibernético, en foros privados en los que abunda la masculinidad tóxica, hasta poco a poco convertirse en una subcultura de gran importancia para los hombres heterosexuales del mundo anglosajón. Una de sus maestros o 'hitchs' (en relación a la icónica película de Will Smith) es Javes Tusk, quien a pesar de compartir apellido con el expresidente del Consejo Europeo, es toda una personalidad en el mundo de los 'daygamers', tanto es así que ha creado 'Project Tusk', un sitio web dedicado a explicar las técnicas.

Foto: "La revolución incel ha comenzado": el culto machista detrás del atentado de Toronto

“'Daygame' tan solo pretende enseñar a los hombres a tener más confianza y propiedad a la hora de hablar con el sexo opuesto sin necesidad de alcohol de por medio, ir a clubes o usar 'apps' de citas”, explica Tusk en una gran columna sobre el tema de la periodista Sara Macauley en 'Medium'. “Se trata de conocer a mujeres de una forma más honesta porque estás presentando de forma sobria y espontánea”. ¿Quién es su público objetivo? “Enseño a hombres de todas las edades, de los 18 a los 70 años”, asegura. “Muchos solo son chicos jóvenes que quieren divertirse, algunos también están divorciados, o son vírgenes que carecen de confianza y se sienten incómodos en las situaciones sociales”.

Lo que piensan ellas

¿Qué harías tú si una buena mañana un desconocido te abordara con una pregunta cuya respuesta no se puede evitar? Macauley ha hablado con varias mujeres para saber qué es lo que piensan. Por ejemplo, está Chloe, de 24 años, que admite que el acto “podría ser romántico”, pero la naturaleza del 'daygame' podría cuestionar “sus buenos motivos”. “¿Realmente pretenden encontrar el amor o tan solo lo hacen por un mero juego de poder?”, se pregunta. Hay otras que ya lo han experimentado. Es el caso de Faye, quien tiene 28 años y desde que se mudó a Londres ya ha sido interpelada varias veces por este tipo de hombres.

Esta incomodidad de reconocer que no quieres hablar con un hombre es algo que las mujeres conocemos muy bien

Para ella, la cuestión es que se efectúa cuando la mujer está sola y no tiene mucho margen de maniobra para escapar. “Personalmente, me sentiría mucho más segura si alguien se me acercara en un bar”, asegura a la periodista. “De ese modo, estaría con amigos y ellos podrían intervenir o entrar en la conversación si notan que me estoy sintiendo violentada. No es que sean descorteses o provocadores, al contrario, son demasiado correctos, lo que les hace aún más manipuladores, ya que te hacen sentir como una mala persona si los rechazas”. Tusk, por su parte, se defiende así: “Si la chica no siente interés, no hay que someterla a ningún tipo de presión. No hay por qué forzar nada ni ser grosero”.

“Hacer la violación legal”

¿Puede ser realmente una forma apropiada de conocer a alguien interesante o no es más que otra forma de acoso subliminal hacia el sexo femenino perpetrado por una masculinidad cada vez más tóxica y frágil cuyo discurso rezuma victimismo y misoginia? Uno de los detalles más preocupantes de esta nueva tendencia es su protagonismo en foros relacionados con Daryush Valizadeh, un 'influencer' del flirteo que se esconde bajo el alias de Roosh V.

Muy popular en Estados Unidos, este joven saltó a la opinión pública después de unas turbias declaraciones en su videoblog de YouTube. En él, ofrece su remedio para acabar con la violación: hacerla legal. Roosh V también afirma haber escrito una serie de libros titulados 'Bang' en los que enseña cómo acostarse con mujeres de diferentes partes del mundo, según informa el rotativo 'Mirror'. Para él, una “toma violenta de la mujer” no debería ser ilegal si se efectúa fuera del ojo público. Para no darle más voz, omitiremos el resto de sus declaraciones.

¿Ligue o dominación?

El resentimiento de muchos hombres, que siempre calcularon su felicidad o estatus social en base a cuántas mujeres accedían a sus deseos sexuales, impera en la sociedad del primer mundo y afecta a cientos de mujeres como forma de dominación y acoso. “Esta incomodidad de reconocer que no quieres hablar con un hombre es algo que las mujeres conocemos muy bien”, asegura Macaulay en su artículo. “Lo sentimos en el gimnasio, cuando los hombres se acercan a nosotras para explicarnos cuál es la mejor forma de levantar pesas, o en los clubes, cuando la mejor forma para que nos dejen en paz y respeten nuestro espacio es decir que tenemos novio. ¿Cómo diferenciar entre hombres bienintencionados y varones tóxicos? “Todos sentimos el deseo de huir de las 'apps' para ligar y revivir el noble y perdido arte de conocerse en la vida real", declara.

Foto: Incel, ultraderechista y paranoico: así era Tobias, el autor del atentado en Alemania

"Pero las maneras que usan los 'daygamers' no parece auténtica. Detener a las mujeres en la calle con un conjunto de preguntas y técnicas premeditadas parece otra forma en la que los hombres ejercen su poder sobre nosotras. Aunque pueda haberse originado bajo unos principios justos y legítimos de buscar una mejor interacción entre hombres y mujeres, algunos miembros de la comunidad lo han pervertido”, concluye la periodista. La conclusión bien podría ser que, como cualquier otra herramienta para conocer a personas, depende del uso que se le dé. Y al parecer, el que está generalizado no es el más adecuado.

Social Londres Will Smith Consejo Europeo Reino Unido Tinder Sexo Sin censura
El redactor recomienda