TODA LA VIDA POR DELANTE

Cómo ligar con 50 años, según dos mujeres que saben lo que hay

Anna Agoren y Helen Underworld-Caldwell son dos solteras británicas que pasan de los 50. Pero eso no es impedimento para que quieran por fin conocer a su media naranja

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Eres soltera y tienes más de 50 años? ¿Aún buscas al amor de tu vida? Si es así, debes dejar de compadecerte; hay mucha gente como tú que seguramente esté esperando conocerte. Aunque son datos difíciles de cuantificar, según la última Encuesta Continua de Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay cerca de 2,7 millones de personas de mediana edad que viven solas, la mayoría hombres (el 59%).

Si llevas mucho tiempo sin estar con nadie, es probable que se te quiten las ganas de salir. O bien tampoco quieras, ya que vivimos en una sociedad que aborrece la soledad y que siempre ha de mantenerse ocupada, ya sea con trabajos o parejas. Sentir amor hacia otra persona no tiene por qué hacerte más feliz, y ya sabes que antes de querer a alguien debes respetarte y tener una relación sana contigo mismo.

Los hombres más jóvenes solo quieren sexo, y los más mayores, alguien que les cuide

Si tienes más de 50 años y todavía no has encontrado a tu media naranja o vienes de una relación que duró mucho tiempo pero que acabó no saliendo bien, no pierdas la esperanza. El diario británico 'The Daily Mail' ha hablado con dos mujeres que superan esta franja de edad y se han lanzado a la aventura de encontrar el amor.

"No soy nada superficial"

Anna Agoren tiene 58 años y vive en Colchester, en el condado de Essex. Es divorciada y trabaja como jefa de oficina en una empresa de construcción. "Tal vez esté buscando en los lugares equivocados. ¿Cómo podría alguien como yo encontrar a otra otra persona de mi edad? No salgo por la zona de los bares de moda desde hace mucho tiempo", reconoce. "Lo he intentado a través de las aplicaciones para ligar, pero en cuatro años solo he salido con dos hombres".

"Los hombres que conocí en estas aplicaciones como Tinder o Bumble eran atractivos", explica. "Pero también mentirosos, manipuladores o solo quieren acostarse contigo". Evidentemente, muchos se sirven de la falsa sensación de anonimato que les brinda la red para intentar conquistar a sus ligues. "Muchos dicen que conducen un BMW, pero luego se suben en un coche viejo y destartalado. Otro me dijo que era propietario de una casa que luego resultó ser una caravana".

Busco a alguien que quiera viajar, que me coja la mano, que le guste probar cosas nuevas y que se quede a mi lado

Agoren ha estado casada dos veces y tiene dos hijos. Ambas relaciones acabaron fatal. Vivió en Nueva York durante siete años, hasta que regresó a casa para estar con su familia. "Al principio fue muy difícil, ya que tenía pocos amigos en Colchester y tuve que dedicar un buen tiempo a buscar un hogar, un trabajo y un sitio en el que establecerme", confiesa. "Ahora, tengo mi propia casa pagada, conduzco un nuevo coche y tengo un trabajo excelente. Por eso, todo lo que necesito es un romance. Mi prototipo de hombre es Bruce Willis".

Para sentirse joven y radiante lo que hace es trabajar mucho, sonreír sin parar y cuidarse a sí misma. Pero, al no gustarle las discotecas, debe recurrir a otras actividades más sanas: el golf y el boxeo, que define como "fabuloso y divertido". ¿Qué es lo que realmente busca? Un hombre amable, educado, considerado y atractivo", asegura. "No soy una persona superficial, pero como soy independiente económicamente, me gustaría que él también lo fuera".

"Quiero alguien que sienta mucho entusiasmo por vivir, que quiera viajar, aunque solo sea durante un día, que me coja la mano, le guste probar cosas nuevas y, sobre todo, que esté a mi lado en el próximo capítulo de mi vida", enuncia con ternura Agoren. "Creo que me considero una persona buena y reflexiva. Me hace feliz ir con camiseta y vaqueros por casa, o con tacones altos y un vestido precioso. Creo en el amor y espero que algún día aparezca mi caballero andante".

"Solo quieren sexo"

Por otro lado, Helen Underworld-Caldwell tiene 51 años y vivie en Kingston Upon Thames, en Surrey. Es entrenadora personal de pilates y spinning, y según reconoce, está hecha "a la vieja usanza". Añora los viejos tiempos en los que no había aplicaciones de citas. "Debido a mi trabajo, siempre estoy en el gimnasio y conozco a muchos hombres. Lo que pasa es que están demasiado ocupados mirándose en el espejo", afirma.

"Busco a alguien que esté en forma y se enorgullezca de su apariencia, así que es preferible que sea un poco más joven", confiesa. También le dan bajones. "A veces me deprimo, ya que encontrar una cita con mi edad es como predicar en el desierto. Los hombres más jóvenes solo quieren sexo, y los más mayores, solo alguien que les cuide. Yo quiero una relación que me marque y sea duradera",

"Tan solo busco un hombre que esté interesado en mi y en todo lo que tengo que ofrecer", recalca Helen. "Muchos no son lo suficientemente vitales para mí. Simplemente no sé ya dónde encontrar a un hombre atractivo, soltero y económicamente estable que tenga que decir algo por sí mismo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios