NUNCA ES TARDE

"Olvídate de tus colegas": los trucos para ligar cuando tienes 50 años

El amor aparece cuando menos te lo esperas. Eso sí, tienes que buscarlo. Tranquilo, no te agobies, aquí te damos una serie de consejos para vivir tus relaciones como nunca

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Encontrar el amor en la mediana edad es un asunto complicado. Si encima te acabas de separar, probablemente tu autoestima esté por los suelos. Pero no te preocupes, tan solo necesitas un poco de tiempo para recuperarte y pensar. No hay mal que cien años dure, y tenemos la suerte de vivir en una sociedad abierta en la que existen diferentes opciones para conocer gente nueva y volver a tomar las riendas de tu vida social.

Así, ahora existen numerosas aplicaciones de citas con las que puedes dar tus primeros pasos no solo para encontrar el amor, sino nuevas amistades que te hagan divertirte. Y quién sabe, a lo mejor surge algo más. Varias investigaciones han demostrado que a casi un millón de personas mayores de 50 años les gustaría ir a sitios de citas, pero no tienen ni idea de cómo funcionan. Por todo ello, aquí van una serie de recomendaciones que puede que no hagan que aparezca tu media naranja al instante, pero sí te ayudarán a pensar qué tipo de persona quieres a tu lado o lo que verdaderamente buscas.

Conócete a tí mismo

Lo que muchos expertos recomiendan a la hora de apostar por una relación es ahondar en tu interior. Un detalle muy básico pero que casi siempre pasamos de vista es descubrir nuestra propia identidad. ¿Cómo ha sido tu vida en todos estos años? ¿Qué cosas echas en falta y cuáles te gustaría dejar atrás? Seguramente no haya sido un camino de rosas, pero lo más importante para gustar a alguien es gustarte primero a ti mismo.

No temas a lo desconocido. Sal de tu zona de confort y da el paso, seguramente la persona que conozcas está pasando por lo mismo

¿Qué te hace sentirte bien? ¿Quién te hizo feliz? ¿Qué te hizo feliz de él o ella? Todas estas preguntas son importantes, de ahí que la mayoría de los psicológos recomienden tomarse un tiempo para pensar antes de embarcarse en otra relación. Una vez ya lo sepas y te conozcas mejor por dentro, lo único que debes hacer es ir a por ello, sin miedo y decidido. Recupera la confianza.

Olvídate de tus colegas

Llevan contigo toda la vida. Y sí, de acuerdo, no tienes por qué abandonarles o perder el contacto, pero las personas que han estado siempre con nosotros o demasiado tiempo terminan por influirnos y conocernos tanto que acaba siendo desagradable. Hace mucho tiempo que no vas a un sitio diferente con gente que no conoces. Siente el riesgo correr por tus venas como cuando eras joven.

No temas a lo desconocido. Sal de tu zona de confort, que no solamente se constituye por paredes físicas o comodidad, sino también por relaciones que se han alargado demasiado. No temas a la soledad; seguramente a la persona que conozcas esté pasando por lo mismo. Pronto os reiréis de lo absurdos e imbéciles que os sentíais antes de conoceros.

Ten confianza

Seguro que los últimos días libres que has tenido los has pasado del sofá a la cama y de la cama al sofá. Es algo normal, pero pasajero. No permitas que la dejadez, uno de los rasgos más comunes de este tipo de situaciones, se adueñe de ti. Por tu cabeza no paran de pasar comentarios negativos del tipo: "Aún no estoy listo". Pero tan solo es una barrera mental. Volver a tener citas hará que adquieras de nuevo la confianza de la que ahora careces. Y sí, te hará conseguir eso que impulsará tu búsqueda: sentirte más joven.

Aprende las nuevas reglas

Ya nada es igual que hace 50 años. Es inevitable. En tu juventud todo era distinto. Pero en vez de dejar que te coma la nostalgia y lloriquear, aprende las normas del juego de ahora. Esto normalmente pase por renovar tu perfil en las redes sociales. Y sí, normalmente aparecen cientos de personas en tu camino, con lo cual no te debes preocupar: te sorprenderás cuando estés chateando con más de cinco hombres o mujeres a la vez. También ten en cuenta que tendrás que lidiar con las nuevas modas. Eso conlleva aceptar proposiciones que en un principio te parecerán arriesgadas y un poco indecentes, pero... la vida es un camino de adaptación constante en el que nunca puedes quedarte atrás.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios